Check the new version here

Popular channels

La AFA no sabe cómo desactivar su Frankenstein





El Torneo de 30 equipos es una realidad desde que la aprobación de los reglamentos de los actuales certámenes, una decisión que afectó no sólo al presente sino también al futuro del fútbol argentino.

Sin embargo, la dirigencia casi en su totalidad han alzado la voz para criticar el nuevo modelo que tendrán los certámenes a partir de febrero de 2015. Sin embargo, ¿dónde estaban todas esas objeciones cuando se aprobó este formato con Julio Grondona todavía en vida y principal impulsor de estos cambios?

Las razones económicas y un aumento significativo en el canon del Fútbol para Todos fue el principal -y casi único- argumento que obnubiló a todos los integrantes del Comité Ejecutivo de AFA para levantar la mano y darle un nuevo -y enésimo- vía libre a Don Julio para hacer y deshacer a gusto y piaccere.

Ahora, con el grondonismo en el poder, pero sin Grondona como figura emblemática, la mayoría de los dirigentes de peso se levantan y vislumbran al nuevo formato de torneo como una aberración que pone en jaque al fútbol argentino.

El principal argumento para esta crítica sigue siendo económica: el tan mentado aumento significativo en los ingresos de la televisación del fútbol por parte del Estado están en stand by y el anunciado Prode bancado que iba a salvar las arcas del fútbol argentino como un proyecto fantasma.

Ahora los dirigentes se preguntan ¿Cambiamos? ¿Y para qué? En el medio de este escenario dantesco, el presidente de la transición, Luis Segura, intenta hacer equilibrio entre la presión de los grondonistas por llevar adelante este 'Frankenstein' y la fuerza que hacen los 'pesos pesados' para desactivarlo antes de empezar.

En primer lugar quedaron dos opciones para 2015 luego de la reunión de Comité Ejecutivo de ayer en el edificio de Viamonte 1366. La primera es respetar la idea original y jugar 30 fechas de febrero a diciembre en un formato de todos contra todos en 29 jornadas y una de clásicos. Con esta opción se realizarían 15 fechas con un receso para la Copa América de Chile y luego continuarlo hasta fin de año.

La otra opción es disputar un torneo de transición (otro más...) hasta junio de 2015, con 15 fechas con los 30 equipos divididos en dos zonas y un playoff para definir el campeón. El principal objetivo de los dirigentes es adaptar el calendario a Europa, para tener una temporada 2015/16 de junio a diciembre y que el mercado de pases coincida con el del Viejo Continente.

Ahora el gran interrogante que circula en los pasillos de AFA es definir cómo se vuelve a un formato "lógico" sin que sea traumático. El ideal es llegar a la temporada 2016/17 con 20 o 22 equipos.

Para que se logre esta opción (o parche) la propuesta inicial es que al final del primer semestre de 2015 se produzcan seis descensos y dos ascensos. Esta posibilidad no se dice muy fuerte porque en AFA se viven tiempos políticos agitados por al carrera presidencial hacia 2015.

Como la reforma del 'Frankenstein' afecta a todos, desactivar su funcionamiento implica un movimiento arquimédico para que las modificaciones en Primera afecten de la "forma más armoniosa posible", y en efecto cascada, hacia las categorías del ascenso.

Asimismo, aquellos equipos del Nacional B que hoy ven lejos la chance de llegar al certamen de los 30 clubes, pese al 'remate de 10 ascensos', están preocupados por la posibilidad de que no haya ascensos hasta junio de 2016.

Es torneo engendro ya tiene fecha de nacimiento para el año próximo, pero todos quieren darle retoques de último momento y maquillaje para que no parezca ni suene tan feo. Qué fácil hubiera sido decir en su momento decirle "Don Julio, esto es una locura", pero en ese momento parece que todos eran mudos o se habían quedado sin voz...
0
0
0
0No comments yet