La Champions desde un balcón

70 hinchas alemanes alquilaron un departamento con vista a la cancha para ver CSKA-Bayern, que se jugó a puertas cerradas.



Un grupo de 70 aficionados del Bayern Munich viajaron el martes a Moscú, Rusia, para el juego de su equipo ante el CSKA por la Champions League.

Antes de hacer el viaje, ya sabían que el partido se realizaría a puerta cerrada ya que el club ruso se encontraba suspendido por cánticos racistas de su afición. Esto no fue problema para los hinchas, alquilaron un departamento en un rascacielos cerca del estadio Olímpico Luzhniki Arena Khimki.

Desde lo alto del edificio pudieron apreciar sin problemas el partido en el que su equipo venció al CSKA 1-0.

Lo mejor de la historia es que el club alemán se enteró del hecho y reconoció el esfuerzo de estos fanáticos cubriendo los gastos del alquiler del departamento.