Check the new version here

Popular channels

La decadencia del fútbol Italiano












El mal momento que vive el Calcio queda evidenciado cada vez que sus clubes juegan certámenes continentales. El reflejo de la Azurra y las cinco esperanzas italianas.









gran sacudón al Calcio fue durante la última jornada de Champions League. Primero, el martes 21; Roma, en ese entonces escolta del torneo local, recibía en el estadio Olímpico al Bayern Munich de Pep Guardiola. Sufrieron una paliza: 7-1. Pareció una película calcada al Alemania-Brasil del Mundial: a los 35 minutos del primer tiempo, el equipo alemán ganaba 5-0.

La segunda cachetada llegó el día siguiente. Juventus, claro dominador doméstico, tricampeón y actual puntero de la Serie A, visitaba en Atenas al Olympiakos, segundo en Grecia. Perdió 1-0.

Esos dos partidos le sacaron una foto lo que sucede en los últimos años: el fútbol italiano vive una decadencia que queda evidenciada cada vez que sus clubes juegan certámenes continentales. Ejemplos varios: la Vecchia Signora, en la edición 2013/2014 de la Champions League, fue eliminada en primera ronda; un club italiano no gana el torneo más importante de Europa desde 2010, cuando se lo llevó el Inter de José Mourinho; para encontrar a dos equipos en cuartos de final hay que remitirse a la temporada 2006/2007: Roma y Milan, quien terminó quedándose con el título; y la Europa League no tiene un finalista del Calcio desde el 98/99, cuando el Parma de Hernán Crespo y Juan Sebastián Verón ganaron la que en ese entonces era la Copa UEFA.

Por estos malos desempeños, Italia perdió una plaza en la elite de Europa: se la arrebató la Bundesliga. Desde 2012/2013, tres instituciones de su fútbol –en lugar de cuatro– se clasifican a la Champions League. En la actual, los representantes son Juventus, Roma y Napoli. El elenco de Gonzalo Higuaín tuvo que jugar la fase de clasificación: quedó fuera ante Athletic de Bilbao.

Una liga vacía de estrellas. El Calcio dejó atrás sus épocas de partidos eléctricos y equipos minados de estrellas. Hoy no están; o transitan el ocaso de sus carreras. La falta de figuras es clara. FIFA, con la nominación de 23 jugadores para el “Balón de Oro” –más allá de los factores externos que influyen en el armado de la nómina– no tuvo en cuenta al Calcio: el francés Paul Pogba es el único de los 23 que juega todos los fines de semana en Italia.

Mientras España llena sus marquesinas con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo; Inglaterra con Angel Di María y Mezut Ozil; Alemania con Arjen Robben y Frank Ribery; en Italia Buffon, Pirlo y Totti, jugadores que pisan –o pisaron– los 35 años, son los apellidos de renombre.

Otros, como Nemanja Vidic, Miroslav Klose, Luca Toni y Antonio Di Natale ya vivieron su mejor momento. Unos pocos, como Carlos Tevez, Mauricio Vidal y Juan Cuadrado están apenas debajo de la élite mundial. El problema está en los salarios: ningún jugador del Calcio está entre los diez mejores pagos del planeta.

















4Comments
      GIF
      New