Check the new version here

Popular channels

"La evolución es muy positiva"

Tras la operación en la cadera, Juan Gutiérrez trabaja con todo para volver a las canchas con Obras. Mano a mano con Olé, el pivote habla del proceso de recuperación, la manera de afrontarlo y el duro golpe que sintió tras perderse el Mundial con la Selección



Obras Basket realizó este jueves su media day rumbo a la temporada 2014/2015. Entre sesiones de fotos y videos que duraron cerca de dos horas se vivió un clima muy divertido y distendido en el que una sonrisa brilló como ninguna otra. Sí, la de Juan Gutiérrez (30 años), quien disfrutó de cada segundo de la jornada. No es para menos. Después de la operación en la cadera a mediados de julio, que lo dejó sin Mundial y lo tendrá afuera hasta comienzos del 2015, para Pipa fue un mimo y una sorpresa estar en las actividades con el equipo pese a que su fichaje fue suspendido (negociarán un nuevo vínculo cuando esté recuperado).

La primera pregunta lógica en la charla con Olé, claro, apunta a saber cómo está. "Muy bien. La verdad es que la evolución es muy positiva. Obviamente que tiene días y días, como siempre pasa con una lesión de larga duración. Hay días que duele y otros que no, los estados anímicos cambian, pero me tranquiliza mucho la opinión de los médicos. Tanto el cirujano como el kinesiólogo que están a cargo de la recuperación me dicen que hay avances y son muy optimista. Estoy contento y eso lo uso como nafta para ir mejorando y entrenar duro", cuenta el Pipa.

-¿Cómo es el proceso de recuperación?

-El trabajo es muy duro, porque soy jugador de básquet y es muy difícil entrenar sin jugar. Pero bueno, hay que hacerlo. Esta es la parte difícil y aburrida del básquet. Es muy exigente, son seis días a la semana de trabajo muy duro, tres días de pesas y kinesiología y otros tres días de pesas y pileta. Por suerte estoy trabajando con José Ossemani, uno de los mejores kinesiólogos del país, y sé que estoy en buenas manos. También tengo que agradecerle al club que me ayuda mucho para la recuperación.

-Debe ser difícil avanzar y no ponerse plazos para regresar. ¿Cómo hacés para que no te coma la ansiedad?

-No me dieron una fecha concreta, sí un espectro muy amplio que me hace ser menos ansioso. Obviamente que la ansiedad es muy difícil de manejar y las ganas de volver a jugar son muchas. Me dijeron que desde el día de la cirugía tenía entre cinco y siete meses para volver. En básquet, es muchísimo. Trato de no ponerme ningún objetivo, simplemente mejorar día a día, recuperarme lo mejor posible y no volver antes para recaer todo el tiempo. Además, quiero sumar para este equipo.

-Hace unos meses decías que, antes que volver a jugar, se te hacía más importante poder vivir sin los dolores que tenías. ¿A veces el futuro se corre del básquet y se piensa más en el día a día?

-Sí, por supuesto. De hecho en esta fase de la recuperación estoy tratando de volver a ser una persona normal. Ya llegará el tiempo de volver a correr, estar en una cancha y ser un atleta.

-O sea que estás tratando de dejar de parecer un viejo...

-Exactamente (risas). Estoy adaptando el cuerpo. Me dicen que no me preocupe, que voy bien, pero a nosotros se nos hace muy difícil. A casi dos meses de la cirugía todavía no empecé a correr. Pero estoy en los plazos correctos. De hecho, José me dijo el otro día "vas demasiado bien, no me gusta porque te vas a embalar". No me lo tendría que haber dicho, jaja. Pero estoy contento.

-¿De dónde te agarrás para llevar este proceso?

-Me agarro todos los días de las cosas que extraño no siendo parte. Esto de estar acá con la camiseta puesta, charlando con mis compañeros es un mimo. Después, bueno, cuando estoy en la pileta y me empiezan a pesar las piernas y a quedarme sin aire, me acuerdo de todos esos días de sufrimiento. Entrenar, tener una pelota en la mano, tirar al aro... Todas esas cosas me sirven para llevarlo de lo mejor posible.

-¿Cuán difícil fue ver el Mundial desde afuera?

-La verdad, muy difícil. Con los dolores que tenía veía un panorama negro, pero cuando me dijeron que la cirugía era la única manera de seguir empecé a preparar la cabeza y decir "después de 10 años no voy a estar con la Selección". Eso fue un golpe. Un par de veces fui al hotel a ver a los chicos y tratar de compartir algo con ellos y también era difícil. Y después verlo por la tele fue muy duro, porque es un Mundial y todos soñamos con jugar. Si bien yo había jugado uno (Turquía 2010), cuando disfrutás de algo querés que se repita. Fue difícil además porque los resultados no acompañaron y una quería estar ahí, tratando de sumar, de apoyar, de bancar a los compañeros.

-Me imagino que fue complicado no imaginarse lo que hubieses hecho de haber estado en España...

-Es inevitable decir "yo hubiera hecho esto o aquello". Todos somos técnicos y jugadores. Obviamente que no hay ningún reproche para los que fueron. Pero habérmelo perdido fue un golpe muy duro.

-¿Hiciste un análisis de lo que viste?

-Fue un torneo increíblemente duro y exigente. El nivel del básquet mundial sube y con un equipo con tantas bajas, más jugadores jóvenes que están haciendo su primera experiencia, obviamente que todo se hizo más difícil. Después, en un día puede pasar de todo. Tocó Brasil y quizás si teníamos al Scola de los 37 puntos del 2010 le ganábamos. El marcador no reflejó la realidad de los dos equipos, pero es lo que terminó pasando y para ellos fue liberador.

-Con todo este panorama, ¿qué pedís para los próximos meses?

-Que esto siga mejorando. Los dolores ya se están yendo y eso me cambia el panorama. De hecho, escuché a los doctores diciendo "vamos a ver cómo estás en las próximas semanas para ya empezar a correr". Cuando jugás, odiás correr. Cuando venía el preparador físico y me mandaba a la cinta, lo quería matar. Ahora me dicen "andá a la cinta" y estoy encantado, dámela. Son los momentos de la vida. Cuando te encontrás con este tipo de cosas, le das aprecio a otras que antes no valorabas. Trato de relativizar todo lo que me pasa y disfrutar este proceso de ir sintiéndome mejor y volver a jugar.
0
0
0
0No comments yet