Check the new version here

Popular channels

La fiesta fue del Real y el récord de Messi deberá esperar

La fiesta fue del Real y el récord de Messi deberá esperar






Liga española
En el Bernabéu, le ganó 3-1 a Barcelona, que había empezado arriba por el gol de Neymar. Cristiano Ronaldo, de penal, Pepe y Benzema lo dieron vuelta. La Pulga no gravitó y no pudo igualar a Telmo Zarra como máximo goleador en la historia del torneo.





A los 4 minutos
Neymar abrió el marcador a los cuatro minutos y lo celebró con su compañero Messi.

Messi se lamenta. Real Madrid festeja uno de sus goles en el clásico. (EFE)


Los records que Lionel Messi tenía antes de jugar por la novena fecha contra Real Madrid, en el Santiago Bernabéu, son los mismos. Es que el capitán de la selección no pudo superar a Telmo Zarra (251 tantos) como máximo anotador de la historia de la Liga española. Como para que la jornada del rosarino se tiña de decepción, encima, su Barcelona cayó claramente por 3 a 1 contra el eterno rival, que lo superó notoriamente en velocidad y vigor a la hora de jugar. Mientras que Neymar adelantó a los catalanes, Cristyiano Ronaldo –de penal- igualó y Pepe y Benzema marcaron los goles restantes.

La promesa de ver un partidazo en el Santiago Bernabéu comenzó a cumplirse rápidamente. Y a los tres minutos, el equipo catalán ya pisaba fuerte en Madrid. Salió rápido por derecha el equipo de Luis Enrique y Dani Alves cambió la pelota hacia la izquierda, donde recibió Neymar contra el área. El brasileño se hamacó, quedó de frente al arco y colocó un derechazo imposible para Iker Casillas, que se le metió rasante contra el poste izquierdo. Mientras Lionel Messi puede convertirse en el máximo artillero de la historia de la Liga, Neymar, con nueve gritos, es quien más anotó para los catalanes en el presente certamen.




El cachetazo despertó a Real Madrid, que como una tromba fue por el empate, a marcarle el primer gol en nueve fechas al arquero chileno Claudio Bravo. Esa furia tomó cuerpo en Cristiano Ronaldo, que luego de armar una buena juagda individual, vio como Benzema estrelló dos remates en los postes. Salió del asedio el visitante y casi aumenta su ventaja pero, en dos ocasiones, Casillas le negó a Messi alcanzar la marca de Telmo Zarra, de 251 goles en la Liga. Otra vez por derecha llegó Barcelona. En esta ocasión con Luis Suárez, que tras purgar la suspensión por morder a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil volvió a jugar minutos oficiales. El uruguayo habilitó por bajo al capitán de la selección argentina, pero el zurdazo de primera del rosario fue desviado por la rápida salida del arquero blanco. Antes, el Casillas había retenido otro zurdazo de Messi, amonestado ni bien comenzado el partido luego de pegar un par de patadas.

El partido parecía entrar en una meseta cuando, pasada la media hora, Marcelo desbordó por la izquierda y su centro rasante fue interceptado por la mano derecha e Piqué, que se había resbalado. El árbitro no dudó y sancionó el penal que le permitió a Cristiano Ronaldo empatar el partido al colocar la pelota contra la base del poste izquierdo y vulnerar la valla de los catalanes por primera vez en el torneo.


Y antes del final de los primeros 45, un cabezazo de James Rodríguez casi le da la ventaja al dueño de casa, que fue más claro en ataque el tiempo inicial.

Así como Barcelona pegó bien de inicio en el comienzo, Real Madrid gritó fuerte a los 5 minutos de la segunda etapa. El central Pepe, de cabeza, dio vuelta el partido para los locales al rematar -sorprendentemente- sin marcas cerca del área chica.




Reclamo
Cristiano reclama penalti tras caer en la lucha contra Piqué.


La intensidad y la velocidad de juego de lequipo de la capital española parecían superar a Barcelona. En esa sintonía, Luis Enrique mandó a la cancha a Rakitic y sacó a Xavi, en busca de mayor dinámica, pero con un Messi que no se enchufaba ni gravitaba no lograba inquietar a Casillas para llegar al empate. El mayor vigor de Real Madrid se vio con claridad cuando, a los 15, Benzemá puso el 3 a 1 tras una gran jugada colectiva de contraataque.


Con el triunfo, Real Madrid quedó a un punto de la cima que, por ahora sigue siendo del Bacelona de Messi, que ostenta 22 unidades. El domingo podrá ser alcanzado por Sevilla, si derrota a Villareal en Andalucía. De todos modos, en una Liga que ya hace tiempo que no se disputa de a más de dos equipos, la mejor imagen dejada por Real Madrid en el clásico, aún quedando mucha liga, da la idea de nivel superior de los de Carlo Ancelotti sobre los de Luis Enrique, que deberán aguardar para ver como su capitán se convierte en el goleadro histórico de la Liga española. Por ahora, la marca permanece en manos de Telmo Zarra.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New