Check the new version here

Popular channels

La generación Munir en el Barcelona ('95 class)

El Barcelona está ilusionado ahora con la ‘Generación Munir’



Son cinco de los nacidos en 1995 que más destacan: Bagnack, Samper, Grimaldo, Munir y Sandro. Los técnicos creen que está cerca de la que formaron Messi, Cesc y Piqué.


Sergi Samper, Alejandro Grimaldo, Sandro Ramírez, Munir El Haddadi y Frank Bagnack son algunos de los futbolistas de la esperanzadora generación del 1995 que tan ilusionados tiene a los hinchas del Barça. Mediáticamente, los citados anteriormente, pueden ser los más conocidos para la mayoría de los aficionados, más después de la decisión de Luis Enrique de citarlos para la pasada pretemporada.

El semillero de La Masía sigue dando sus frutos. Después de la Quinta del Mini (nacidos en 1975) con Iván de la Peña a la cabeza, apareció la de 1987, aquella que juntó en un terreno de juego a Gerard Piqué, Cesc Fàbregas, Leo Messi o Víctor Vázquez. Según algunos técnicos del fútbol base del Barça, con la actual, “estamos ante la mejor generación de futbolistas desde hace años, posiblemente desde aquella que lo conquistó todo y que demostró que la figura de Messi sería universal”.

Los chicos lo tienen todo. Desde la potencia defensiva de Bagnack, hasta el equilibrio de Sergi Samper, otro de esos 4 modernos que fabrica la industria azulgrana. Grimaldo, valenciano de nacimiento, corre y se escurre como una anguila por la izquierda. Pelea con acierto, tras haber superado una grave lesión de rodilla y viene a ser uno de esos laterales inquietos que tanto están creciendo en las inferiores del Valencia en los últimos años. Perfil similar al de Jordi Alba, si sigue su progresión no será menos que Juan Bernat (Bayern) y deberá competir con Gayà (Valencia) en el lateral zurdo de la Selección.

Los puntas. De Munir y Sandro se está diciendo todo estos días. Que si son delanteros atrevidos y frescos o que si se atreven con descaro a buscar la portería rival con la garra que les pide Luis Enrique.

Pero hay más cracks, aunque no de ese mismo año. De una generación posterior destaca el catalán Adama Traoré, un extremo con potencia de Miura o Halilovic, un croata llegado este verano a Barcelona y que apunta a exquisito.

La generación del 1995 también cuenta con Maxi Rolón, delantero rosarino, ex de Newell’s (como Messi) aunque diestro, y Dongou, ese tanque camerunés que llegó de la mano de Etoo, que tuvo su momento con Martino y que ahora deberá saber esperar.
0No comments yet