Check the new version here

Popular channels

La gente va a decir 'por fin renunció este negro de mierda'

El técnico le brindó sus primeras palabras a Crónica.com.ar, tras su alejamiento del cargo como entrenador de Independiente. Y fue muy sincero. "Lamentablemente no juego, sino el domingo le metía una patada a Bou”, agregó.



No va más. Se terminó. La caída en el clásico de Avellaneda resultó el detonante para que Jorge Almirón, tras más de 10 meses en el cargo, deje de ser el entrenador de Independiente. Por eso, durante la mañana de este lunes, estuvo reunido con los dirigentes del Rojo y, en una decisión que fue consensuada por ambas partes, resolvieron poner punto final al ciclo. Tenía contrato hasta diciembre de este año.

El club “aclaró” por Twitter que el DT “presentó su renuncia”, desestimando las versiones que indican que se trataba de una decisión de la dirigencia del club, liderada por el presidente Hugo Moyano.

Se acordaron los temas económicos y se le pagará hasta el último día de trabajo. Al poco tiempo de conocerse el futuro de Almirón, Crónica.com.ar se comunicó con el propio técnico y tuvo las primeras palabras exclusivas tras el alejamiento del técnico. “Renuncié por los jugadores, ya que ellos están muy presionados y no están tranquilos por mi culpa. La gente ya no me quiere por más que gane el equipo. Y sabía que, si no me iba, los iban a putear a todos el sábado. Entonces, prefería alejarme para que el entrenador que venga tenga tiempo para trabajar", se sinceró ante este medio.

Pese a que el torneo de 30 equipos parecía una buena oportunidad para los procesos a largo plazo, Almirón se convirtió en una nueva víctima en el presente campeonato.

Quería seguir

Venía de capa caída y necesitaba un buen resultado en el clásico para continuar como entrenador. No fue así y este lunes la Comisión Directiva decidió ponerle un punto final.
“Yo estoy bien para seguir, pero no juego, lamentablemente, sino el domingo le metía una patada a Bou”, siguió comentando, en alusión a sus deseos de pelear en Independiente.

Lo trataron bien

“Los directivos se portaron bien. La gente va a decir ‘por fin se fue este negro de mierda’", finalizó Almirón en diálogo con este medio.

El Rojo acumula 8 partidos sin ganar (seis empates, incluido el de la Copa Argentina, y dos derrotas) en el campeonato y está a 12 puntos de los líderes. El equipo nunca jugó de acuerdo con las expectativas que se generaron con los refuerzos.
0No comments yet
      GIF
      New