Check the new version here

Popular channels

La historia de un represor que se escondió en la AFA

Se trata de Alberto Candioti. Fue asesor de Julio Grondona durante diez años. Un acusado por el crimen de Laura Carlotto lo señaló como su superior.




Durante una década, el capitán Alberto Candioti fue asesor de Julio Grondona en la Asociación del Fútbol Argentino. Estuvo en ese lugar hasta hace cinco años, cuando decidió que lo suyo ya no sería el fútbol sino el turf, su otra pasión. Dejó la pelota por los caballos. Uno y otro lugar, según cada momento, le permitieron al ex dirigente de Colón de Santa Fe reciclarse para intentar ocultar su pasado como integrante del Batallón de Inteligencia 601. Hasta que todo quedó expuesto.

El 23 de mayo de 2013, después de pasar prófugo 463 días, Candioti quedó detenido en Montevideo, acusado de haber participado en crímenes de lesa humanidad durante la dictadura militar. Mientras se sigue tramitando un pedido de extradición de la justicia argentina, el mes pasado, durante el juicio que se lleva adelante por el centro clandestino La Cacha, uno de los represores señalados por el asesinato de Laura Carlotto, lo mencionó como uno de sus superiores.

En su blog nicolovaisa.blogspot.com, el periodista santafesino Nicolás Lovaisa publicó la declaración de Roberto Armando Balmaceda, un represor que integró la Central de Reunión de Información del Destacamento de Inteligencia 101. “En la terminología castrense –dijo Balmaceda– está lo que denominamos jerarquías. Quiero mostrarles que yo estaba abajo de todos los oficiales que ya estaban en el Destacamento cuando yo fui. Estaba el capitán (Carlos María) Romero Pavón, el capitán (Jorge Héctor) Pasquale y un capitán Candioti, que no está en este momento acá.” Balmaceda es el primer imputado por delitos de lesa humanidad que lo menciona como su superior.

En Santa Fe se lo investiga por la desaparición del conscripto Roberto Daniel Suárez. Después de pasar más de un año prófugo, lo atraparon en Uruguay.
“La acusación demuestra que Candioti no fue uno más, no era un eslabón menor en la represión ilegal, sino todo lo contrario”, explica Lovaisa a El Gráfico Diario. Candioti, según la investigación judicial, actuó como Jefe de la Sección Comando y Servicios del Destacamento 101 entre el 9 de enero de 1978 y el 7 de abril de 1979. Laura, hija de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, fue secuestrada en noviembre de 1977. Permaneció detenida en La Cacha hasta que el 26 de junio de 1978 dio a luz a Guido, su hijo, en cautiverio. Recién el mes pasado, después de 36 años de búsqueda, Estela encontró a su nieto.

Candioti tiene 69 años y es abogado. Participó de la vida política de Colón desde 1977: fue vicepresidente del club durante el mandato de José Néstor Vignatti, a quien enfrentó como candidato a presidente del club santafesino en las elecciones del 16 de junio de 2002. Esa vez perdió por una gran diferencia de votos. Sin embargo, se mantuvo como asesor adscripto a la presidencia de la AFA, donde llegó a defender a Grondona en una causa por presunta violación a la Ley Penal Tributaria y administración fraudulenta, una denuncia que había iniciado el entonces diputado Mario Das Neves. Una vez que dejó el fútbol se convirtió en asesor letrado de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT), la cual patrocina la camiseta de Colón en la espalda. “Siempre se jactó de su relación con Grondona”, asegura Lovaisa, quien apunta que, durante el menemismo, Candioti consiguió un cargo en el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) que mantuvo hasta mediados de la década del 2000.

El 11 de febrero de 2012, Candioti se mostró en el Hipódromo de San Isidro durante el Gran Premio Miguel Alfredo Martínez de Hoz. Fue la última vez que se lo vio en público. Un mes después, el 6 de marzo, el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 3 de la ciudad de La Plata, por entonces todavía a cargo del juez Arnaldo Corazza, ordenó su captura internacional. Además de La Cacha, por el lugar que ocupó, a Candioti se lo investiga por su responsabilidad en otros dos centros clandestinos: Pozo de Banfield y la Brigada de Investigaciones San Justo. En Santa Fe se lo investiga por la desaparición del conscripto Roberto Daniel Suárez. Después de pasar más de un año prófugo, lo atraparon en Uruguay. La justicia de ese país ya ordenó su extradición, pero la medida fue apelada por la defensa del represor. Candioti sigue detenido en el Hospital Militar de Montevideo. Pero su pasado ve la luz cada vez un poco más.

River y un homenaje especial: plaqueta y camiseta para Ignacio Guido

Ignacio Guido Montoya Carlotto, nieto de Estela de Carlotto, recibirá esta tarde una plaqueta conmemorativa y una camiseta con la inscripción 114, en referencia al número de nieto encontrado por Abuelas de Plaza de Mayo cuando se logró restituir su identidad.

La plaqueta será entregada por el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, en el campo de juego antes del partido que el equipo de Marcelo Gallardo juegue ante Tigre. Ignacio Guido es hincha de River. Apenas se conoció que era el nieto de Estela, el club celebró el encuentro.

Con la plaqueta y la camiseta con el número y su nombre, además se realizará una campaña de difusión por todos los nietos que aún quedan por encontrar. Una bandera dará una vuelta olímpica con la leyenda “No te quedes con la duda sobre tu identidad”.
0
0
0
0No comments yet