Check the new version here

Popular channels

La Lepra perdió en medio de un caos

El partido estuvo detenido 20 minutos culpa de un grupo de barras. Luego apareció una bandera en el medio de la popular que decía: "Hacelo por esta hinchada".






Independiente Rivadavia perdía 2 a 1 con Santamarina de Tandil y a los 35 minutos del segundo tiempo el partido tuvo que ser detenido por invasión de los hinchas.

Dos inadaptados se metieron al campo de juego e increparon al arquero Josué Ayala mientras se desarrollaba el juego. El árbitro Bocca se enteró de la situación cuando patearon al arco de la Lepra y Ayala tenía dos personas a su costado, más los agentes de seguridad privada del club corriendo a los violetos.

El partido estuvo parado unos 20 minutos porque en la popular no se calmaron los ánimos. Por el contrario se alteraron aún más cuando desde atrás de la tribuna sur empezó un show de fuegos artificiales, que increíblemente fueron arrojados desde adentro del club.

En el centro de la popular apareció una bandera qe decía: "Hacelo por esta hinchada". Mientras tanto los cantos eran contra los jugadores.

El campo de juego se pobló de efectivos policiales y después de 20 minutos pudo continuar.

Ni bien sonó el silbato del árbitro renacieron los focos de conflictos. Apenas comenzó a salir la gente de la popular se empezaron a escuchar disparos de balas de gomas. Con el correr de los minutos en los alrededores del Parque General San Martín solamente se oían disparos. Lamentablemente el Parque fue una zona de batalla.

EL PARTIDO

Independiente volvió a perder y Garnero sumó su tercer derrota en cuatro partidos como DT. En lo que parecía un partido relativamente accesible, la Lepra perdió 2 a 1 con Santamarina y prácticamente sepultó sus chances de llegar a Primera.

Las fechas y las oportunidades cada vez son menos. Era una final que debía ganar. Como tiene que ser en casa hasta el final. Pero los jugadores no demostraron en el primer tiempo lo que pedía la gente. No estuvieron a la altura.

Al 4-4-2 que propuso Daniel Garnero desde el inicio le faltó una alineación y balanceo, como se usa en mecánica. El equipo no sabía dónde estaba parado y mucho menos a qué jugaba. Pérez y Cardozo fueron los volantes por las bandas y ninguno sintió el puesto. El “Negro” marcó mal y las pocas veces que agarró la pelota estuvo lejos de sus delanteros.

Podestá, con sus subidas, su corazón y sus centros perfectos a “Palote”, fue el más destacado. Un escalón más abajo estuvo Rearte que desde el centro de la cancha intentó repartir la pelota y profundizar pero le faltaron cómplices.

Santamarina avisó por primera vez a los 29 minutos con un remate en el travesaño y a los 33' metió el golpe fuerte. Una jugada bien hilvanada terminó con un centro rasante de Vilchez y la aparición de Strada en el segundo palo para poner el 1 a 0 a favor de la visita.

Recién ahí fue cuando la Lepra se Rearte encaró por el medio y remate al arco, un desvió casi colmplica al arquero, pero la pelota se fue al corner. De ese tiro de esquina, Podestá agarró el rebote y tiro un centro perfecto para González Vega que cabeceó bien pero el arquero Olivero estuvo mejor. Independiente se fue al descanso en desventaja y Garnero tenía que cambiarle la cara radicalmente al equipo para revertir el resultado.

El DT metió mano en el entretiempo. Sacó a un inexistente Cardozo y puso a Leandro Velázquez. La variante tuvo rédito inmediatamente porque a los 2 minutos del complemento el “Bebu” puso el empate para el Azul.

El gol tempranero cambió el ánimo de los jugadores y la Lepra mejoró. Sin jugar bien, se las rebuscó para atacar más y tomar el protagonismo que debe tener como local.

Hasta que a los 20 cayó un baldazo de agua fría en el Gargantini. Mariano González remató esquinado y rasante al prime palo y Ayala no pudo contener el disparo. Fue una jugada confusa, ni el árbitro señalaba que había sido gol, ni los propios jugadores de Santamarina festejaban. La gran cantidad de serpentinas y papelitos no dejaban ver la pelota que estaba dentro del arco.

Después quedó tiempo para que los violentos aparezcan y jueguen “su partido”. A los 35 miunutos dos personas invadieron el campo de juego e increparon al arquero Ayala. El juego se detuvo por 20 minutos hasta que volvió la calma y se reanudó.

En este último tramo, la Lepra tuvo una chance clara para empatarlo con un cabezazo de “Palote” pero el arquero se lució y la sacó al corner.

Una nueva derrota del Azul que sigue afuera de la zona de clasificación y prácticamente si chances de ascender a falta de 5 fechas.

Síntesis

Independiente Rivadavia: Josué Ayala; Cristian Podestá, Walter García, Ariel Agüero y Lucas Parisi; Carlos Rearte, Federico Guerra y Diego Cardozo; Ezequiel Pérez; Arnaldo Castorino y Diego González Vega. DT: Daniel Garnero.

Santamarina: Emiliano Olivero; Federico Martorell, Jossimar Mosquera, Emiliano Capella y Martín Zbrun; Mariano González, Federico Scoppa, Alfredo Ramírez y Román Strada; Pablo Vílchez y Miguel Alba. DT: Duilio Bottella.

Goles: PT: 33' Román Strada (S). ST: 2' Leandro Velázquez (IR), 20' Mariano González (S).

Cambios: ST al inicio: Velázquez por Cardozo (IR), 16' Hernán Gautier por Castorino (IR), 29 Leandro Benítez por Alba (S) y Alfio Lorenzo por Rearte (IR).

Estadio: Bautista Gargantini.

Árbitro: Bruno Bocca.
0
0
0
0
0No comments yet