About Taringa!

Popular channels

"La Libertadores es lo mínimo que se merece este club"






"La Libertadores es lo mínimo que se merece un club como San Lorenzo"




Feliz por una vuelta que “ni en los sueños hubiese imaginado”, el Pitu destaca la grandeza cuerva. Y cuenta que en Italia regaló “un montón de camisetas” azulgranas.







Diez años y pico. Dentro de un par de meses redondeará los once desde aquel 30 de septiembre en el que pisó la hierba de la cancha de San Lorenzo por primera vez. En el intervalo hubo dos ciclos enteros en Boedo, una venta al FC Moscú, otra al Catania y un fugaz tránsito por Estudiantes, precisamente el equipo al cual enfrentó al CASLA aquella noche de primavera. Pasó mucho, mucho tiempo desde su primera vez en Primera, pero él la recuerda bárbaro. “Me tocó debutar ante Estudiantes”, le cuenta Pablo Barrientos a Olé ahí, sobre la grama del estadio que lo dio a luz futbolísticamente en un triunfo azulgrana 1-0 con gol del Coco Capria, en el que a él le tocó relevar a un símbolo cuervo a los 41’ del segundo tiempo. “Estuve pensando en mi primer partido en la práctica del otro día, después de jugar con el Bolívar... Aquella vez, recuerdo que Gorosito me hizo entrar por el Beto Acosta, con todo lo que él significa”, reacomoda los recuerdos. Y, cuando el tetris mental encaja perfecto, remata: “Ahora, en mi vuelta, me tocó entrar por otro ídolo, como lo es el Pipi. Increíble”.

Ni él lo cree, es cierto. Hace apenas setenta días estaba sentado de madrugada en su casa italiana, sintonizando con una antena especial que había mandado a comprar a Estados Unidos, viendo por TV cómo San Lorenzo empataba ante el Cruzeiro y ponía en mute al Mineirao, a excepción de un puñado de cuervos que celebraba la clasificación a semifinales de la Libertadores en tierras brasileñas. “Acá se ve mucho más lindo. Tiene otra adrenalina, y otra definición, jaja. Aparte, mi sueño siempre fue lograr algo con el club, y ahora estamos por un buen camino...”, se esperanza el Pitu, que volvió a Boedo para jugar la Copa. E intentar ganarla, claro.

-Fue un regreso soñado: no cualquiera vuelve al club con un 5-0.

-Sí. La verdad es que, si me daban a elegir, creo que ni en los sueños hubiese imaginado una cosa así. Se dio con todo. Ojo, siempre mi prioridad es el club, el equipo, que ganó y se lució. Siempre digo que me siento como si no me hubiese ido nunca.

-¿Extrañabas mucho el día a día en el club? -Siempre que podía venía y pasaba por la pensión a saludar, o iba a la cancha. Pero sí, obviamente fue una sensación especial el volver a entrar al Gasómetro, y con el marco que había. Fue emocionante.

-¿Daba nostalgia vivirlo desde afuera? -Sí, daba nostalgia. Te soy sincero, en un momento, cuando por ahí no me dejaron volver al club, cuando me tocó pasar a Estudiantes, en 2011, ahí ya no podía ver los partidos de San Lorenzo porque me sentía mal, un poco triste... Pero sabía que por ahí la pagaba el club y la culpa, en realidad, era de la gente que lo dirigía. Por eso, cuando salió esta propuesta para volver, ni lo dudé.

-En aquél momento a San Lorenzo no le iba bien: de hecho, un año después peleó el descenso. ¿Como hincha imaginabas este presente? -Mirá, en aquel Clausura fui a la cancha contra Tigre, cuando perdimos. Luego, vine contra San Martín, cuando el equipo arrancó perdiendo, estábamos bajoneados, y después lo dio vuelta, lo ganó y zafó en la Promoción. Pero todos sabemos que San Lorenzo no debía ocupar ese lugar.

-Haber vuelto para jugar la Copa, en una realidad tan distinta, entonces, debe movilizarte.

-Sí, porque, por una cosa u otra, al equipo no se le dio este título que tanto necesita. Es un grande, y lo mínimo que tiene que tener un club como San Lorenzo es la Libertadores, por todo lo que representa. No sólo acá: este club es conocido en todos lados.

-¿En el exterior te preguntaron por el club? -Obviamente con lo del Papa hubo un boom, pero San Lorenzo siempre fue reconocido. Incluso, he regalado unas cuantas camisetas de San Lorenzo, todas a italianos. Me pidieron unas cuantas, ja.

-Golearon de local. ¿Está definida la serie o sigue abierta pese al 5-0? -En la ida hicimos todo bien. El equipo tiene hambre, y además logramos cumplir de la mejor manera lo que nos pidió Bauza. Pero falta definirlo. No me quiero imaginar mucho, ojalá lo hagamos en La Paz.

-Precisamente el otro día, en la segunda pelota que tocaste, tiraste un taco para limpiar el juego. ¿Muestras de que volviste con confianza? -Sí, se dio, pero son cosas del partido. Pero es normal que no esté al mismo ritmo que mis compañeros... Acá lo importante es sumar. Hay un gran nivel de jugadores. Si me toca estar, mejor.

-¿Qué te pidió Bauza? -El otro día reemplacé al Pipi, y me pidió que haga la misma función de Romagnoli. Sé que no descubro nada, pero es un técnico del que podés aprender mucho. Hay que escucharlo .






Si te interesan mis aportes, seguime

Gracias por pasar

Saludos
0No comments yet
      GIF