Check the new version here

Popular channels

La Libertadores se palpita desde Israel





Ellos tienen su religión




En plena guerra en Medio Oriente, una peña cuerva alienta desde Israel. “Esto nos hace olvidar un poco de lo que pasa”.

Es obsesión. Un cáliz que hace años andan buscando en Boedo, y que podría ser hallado en 180 minutos. Es un sueño, un anhelo. San Lorenzo desea la Libertadores, tan esquiva. Es sentimiento, verdadero e inexplicable según el jingle futbolero que se estrenó para esta Copa, es compartido por millones de hinchas repartidos por el planeta. Y todos siguen las instancias definitorias del torneo, sin importar horarios ni contextos sociales. “Acá nos levantamos a las cuatro o cinco de la mañana para ver los partidos”, le cuenta a Olé Jonathan, de la peña azulgrana de Israel, latitudes en las que la guerra entre locales y palestinos volvió a azuzar el fuego en la Franja de Gaza, generando miles de víctimas.

Estamos preocupados por la situación, pero la alegría de haber pasado a la final nos hace olvidar por un momento de lo que pasa”, comparte su pensamiento el fana del CASLA, que se encuentra en la Argentina, ya preparado para visitar el Nuevo Gasómetro el 13 de agosto. “Ahora, otros cuatro o cinco integrantes más están por viajar al país para presenciar el partido de vuelta”, cuenta Jony, mientras hace cola frente a la sede de Avenida de Mayo para encontrarse con Lammens, quien accedió a recibirlos para conocer en detalle la historia de Pislaba, que desglosando la sigla significa Peña de Israel de San Lorenzo de Almagro Beto Acosta, en referencia al ex delantero, quien además apadrina al grupo de cuervos que tiene más de cien miembros activos y unos cuantos más que participan esporádicamente de los encuentros cuatrimestrales.

Somos de reunirnos todos. Hacemos asados, juntamos a las familias y hablamos de San Lorenzo”, cuenta otro de los cuervos que alientan desde Kfar Sava, donde la peña tiene su sede santa. Y no son los únicos: hasta Francisco, desde el Vaticano, sigue el día a día del CASLA...

Ellos lo saben. Por eso, quisieron compartir con el Sumo Pontífice, el cuervo más famoso del mundo, el sentimiento azulgrana. “En la última visita del Papa a Israel le acercamos al embajador del Vaticano una camiseta de la peña, una carta y un video nuestro para que se los dé a Francisco, a quien se lo entregaron en mano. Y unos días después, nos envió sus agradecimientos”, celebra Jonathan, orgulloso de haber heredado de su padre el amor por el Ciclón. Ahora, el objetivo es claro, vivir de cerca la final y una eventual consagración, para la que ya elevaron una promesa en conjunto: “Si ganamos la Libertadores nos vamos todos en caravana hasta Marruecos para el Mundial de Clubes. Esta vez no se nos puede escapar”. ¡Amén!







0
0
0
0No comments yet