Check the new version here

Popular channels

La maquina humoristica quiere volver a ganar

El desafío de River pasa por volver a ganar

Fútbol local
El equipo de Gallardo arrastra cuatro partidos sin triunfos y necesita recuperar la confianza tras la eliminación de la Copa Argentina.




Cuanto menos, el River sensación de Marcelo Gallardo se tomó un descanso: arrastra cuatro partidos sin ganar. El paso arrasador parece haberse detenido luego de la goleada 4 a 1 sobre Independiente, hace ya veinte días. Lo que le siguió a esa contundente victoria fueron tres empates 1 a 1 (ante Arsenal, Lanús y Boca), otro 0 a 0 con posterior caída por penales ante Central, por la Copa Argentina, y actuaciones más bien terrenales, ajenas a esas demostraciones de buen fútbol que dio en varias de las primeras siete fechas del torneo.

Es cierto que hay atenuantes, como que los partidos ante Arsenal y -especialmente- Boca se jugaron en canchas pesadas por las lluvias, lo que conspiró contra el fútbol de pelota contra el piso que pregona Gallardo. Pero la falta de triunfos generó cierta preocupación en el plantel y en la dirigencia, más allá de que sólo lo reconocen por lo bajo.

Y el partido que viene (mañana a las 21.30) es nada menos que en Rosario ante Newell’s, un rival que le ganó las últimas cinco veces que jugaron en el Coloso Marcelo Bielsa. Será uno de esos partidos en los que una victoria lo reafirmará acaso como el principal candidato al título. En cambio, una caída lo llenaría de interrogantes justo cuando se le viene otro choque clave: el jueves frente a Libertad, en Paraguay, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Tras la eliminación de la Copa Argentina, River necesita recuperar ese nivel de juego que un mes atrás pareció desmitificar la sensación de que en el fútbol argentino cualquiera le puede ganar a cualquiera. Por h o por b , en los últimos cuatro partidos River no logró imponer esa superioridad clara sobre sus rivales que le permitió ganar seis partidos seguidos en el torneo local entre la segunda y la séptima fecha. Aunque -también hay que señalarlo- contra Arsenal, Lanús y Boca pegó tiros en los palos y hasta erró un penal: el que Rodrigo Mora desvió en el Superclásico.

Tal como afirman sus jugadores, River depende de sí mismo tanto en el campeonato como en la Sudamericana. Pero le urge recuperar esa tranquilidad que sólo ofrecen los buenos resultados.
0
0
0
0
0No comments yet