About Taringa!

Popular channels

La mistica River platense se impuso, Higuain el mejor

La Selección goleó a Venezuela de la mano de Higuain




A priori se hablaba de un partido duro, ponderando la gran evolución del seleccionado venezolano, que había sido el único que había logrado superar al equipo dirigido por Alejandro Sabella en estas Eliminatorias. Sin embargo, la historia fue otra, y Argentina fue demoledora e impuso su juego durante todo el partido, sin dejar que la "Vinotinto" hiciera nada de lo que se propuso o imaginó. Fue un contundente 3 a 0, con un Lionel Messi mostrando su mejor versión, un juego muy aceitado y una performance que invita a soñar.

El primer tiempo de la Selección fue una orquesta, donde Messi fue el director ejecutando todas las maniobras a la perfección. Su sostén fueron Fernando Gago, muy preciso para romper líneas con pases punzantes, y Walter Montillo, quien tuvo un comienzo tibio sobre el sector izquierdo del ataque y luego se fue asociando con el circuito ofensivo siendo fundamental para el andamiaje del conjunto nacional.

Argentina dominaba el partido a su gusto, ante una Venezuela inofensiva que sólo buscaba la mejor forma de acomodarse defensivamente dentro del campo de juego. Messi avisó dos veces con su clásica jugada de arrastrar las marcas hacia el medio y sacar un fuerte remate cruzado, lo que descolocó a la defensa rival, que comenzó a desacoplarse ante la amenaza del delantero de Barcelona y dejar espacios que fueron aprovechados por Marcos Rojo, Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín. Todos llegaron a situación de gol, pero no pudieron conectar para convertir.

A los 28 minutos se haría justicia en el marcador: Mascherano, Montillo y Messi rompieron la defensa con una estupenda triangulación que culminó con Higuaín mano a mano con el arquero Daniel Hernández, a quien ejecutó con un frío disparo a ras del piso al primer palo, que terminó durmiendo en las redes.

La actitud de la Selección no cambió a pesar de haber logrado abrir el marcador y la de Venezuela tampoco, cerrándose en su arisco sistema sin intentar nada diferente. Para amedrentar a los argentinos comenzaron a jugar de manera brusca, aunque lo único que pudieron ganarse fueron dos amarillas: una para Alexander González por una violenta falta a Montillo y otra para Franklin Lucena por un topetazo a Messi.

Cuando finalizaba el primer tiempo, Gabriel Cichero se puso nervioso ante la amenaza de la "Pulga" adentro del área e intentó rechazar un bombeado centro con una grosera mano: penal y gol del delantero de Barcelona, que estuvo acompañado durante la ejecución por los flashes de todas las cámaras fotográficas que había en el estadio y que parecían formar una constelación de estrellas.

La defensa de Argentina fue perfecta y no mostró fisuras. Alguna pelota jugada de forma temerosa por Mascherano en mitad de chancha que fue rápidamente desactivada y no mucho más, con Rojo como punto alto pasando bien al ataque y muy rápido para ahogar a quien estaba por su zona. Sergio Romero sólo tocó la pelota en dos oportunidades, cuando sus compañeros se la tocaron para atrás para que aunque sea participe un poco.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, aunque la Selección entró más relajada sabiendo que la diferencia futbolística era muy amplia y el resultado no estaba en riesgo. El encuentro formalmente terminó a los 13 minutos cuando Messi colocó un formidable pase en profundidad hacia Higuaín, quien tiró una diagonal para romper con la defensa y definir con un toque al primer palo: 3 a 0 y partido liquidado.

Venezuela estuvo cerca de descontar en dos oportunidades gracias a la movilidad de Rómulo Otero, quien ingresó para reforzar el ataque y aprovechó un par de desatenciones de la defensa para quedar de cara al gol. Sin embargo, en la primera oportunidad tiró la pelota por sobre el travesaño y la segunda la tapó Romero.

Argentina volvió a mostrar su mejor imagen, como en las últimas actuaciones. Sabella da las indicaciones, el plantel ejecuta sin fisuras y el modelo se profundiza. Ahora se viene Bolivia en La Paz, lo que trae pesadillas después del 6 a 1 sufrido en la última visita. Sin embargo, por juego y contundencia, no se piensa en eso y ya se fantasea con un Mundial que aparece a la vuelta de la esquina.



0No comments yet