About Taringa!

Popular channels

La Nueva maquina no se cansa de ganar

el mas grande lleva 29 partidos sin perder




Otra vez nos tocó ver un primer tiempo de River maniatado por el rival. Mérito de Estudiantes pero también responsabilidades propias. Algunos jugadores desmemoriados que perdieron el libreto del equipo, una defensa que estuvo bien hasta que llegó el error de Funes Mori. Y el defensor que pasó a sentirse inseguro, que perdió muchas jugadas mano a mano, que dejó de estar firme. Y una lesión nos permitió acomodar la defensa: la salida de Vangioni hizo que el ingreso de Alvarez Balanta lo dejara al 'Melli' marcando el lateral izquierdo, donde sufrió menos.

Otro entretiempo donde los hinchas pensábamos que el partido venía complicado, y nuevamente el equipo que nos contesta a los pocos minutos. Intenta llegar mucho, pero aún cuando llega poco logra tener contundencia. Eso es muy valioso para los partidos de dientes apretados y con rivales de fricción como Estudiantes. El local sólo pudo disfrutar de la ventaja por siete minutos. Se suponía que con el gol de Mora todo volvía a empezar, pero no. Estudiantes se desarmó, se descolocó, recibió más que un gol: sintió que con River no se puede. Y el segundo gol fue cuestión de minutos, algo de fortuna, pero qué jugadita que hizo Teo...

El local –sobre todo en la etapa complementaria- propuso un juego acorde con su historia: de fricción, de pelotazos, de confusión. Pero River supo dárselo vuelta con autoridad y dentro de su libreto: jugando la pelota limpia, hacia delante, intentando jugar claro y buscando más, siempre, aún ganando. La mejor manera de defender una victoria es ir por más, no refugiarse atrás.

Barovero alternó dudas con respuestas firmes, como el cabezazo de los últimos minutos que controló sin problemas. Gran partido de Sánchez, que la tribuna se lo reconoce, y de Rojas, que en silencio está brindándose muchísimo por el equipo.

Parece increíble que algunos hinchas de otros clubes hablen de ayuda a River de parte de los árbitros cuando el equipo tantos partidos invicto, pero además, cuando nos expulsaron a Sánchez en dos jugadas al menos dudosas. Pudo haber sido penal o no, pero lo que claramente no hubo fue simulación del jugador de River, se vio el contacto. Abal aplicó más la ley de la compensación por el penal de Barovero a Martínez que no cobró. El árbitro dirigió a tarjetazos todo el segundo tiempo.

Gallardo es un técnico que ganando busca poner aire fresco en el ataque. Ese sello es riverplatense, y si no pudo hacer el segundo cambio, fue por la expulsión de Sánchez.

River gana porque juega bien. Tiene buenos jugadores, pero no olvidemos que hace 4 meses, al comenzar esta temporada, se decía que con tantas idas –Lanzini, Carbonero -¿se acuerdan de Carbonero?-, la lesión de Cave... Acá hay mérito de los jugadores pero también del técnico. Gallardo está haciendo jugar a todos, no importa quién entra, sabe lo que debe hacer en la cancha, y eso tiene un valor inmenso, porque así puede promover jugadores de inferiores. Y no lo hace en partidos irrelevantes, ya tuvo chance de poner a Driussi y Gio Simeone en los partidos anteriores de la Copa Sudamericana.

A seguir disfrutando, sin agrandarse, sin festejar antes de tiempo. Pero con el pecho lleno y la sonrisa eterna por ser hinchas del más grande.




0No comments yet
      GIF