Check the new version here

Popular channels

La palabra de Vélez



Un Vélez deslucido cayó derrotado y dejó el invicto en La Bombonera al caer derrotado con claridad ante Boca por 3 a 1 en la quinta fecha del Transición. Casi sin buscarlo, se puso en ventaja al final del primer tiempo, con un golazo de Coco Correa; pero en el segundo no pudo hacer pie y los de Arruabarrena lo dieron vuelta con goles del Cata Díaz, Meli y Chávez. El Fortín dejó además la punta del torneo.



Te duele como una cachetazo. Como uno de esos con el revés a mano abierta que te dan de lleno en el rostro. Más precisamente, en la Boca. Que te dejan ardido, desestabilizado, aturdido. Pero que te plantean dos caminos posibles: ver la mano repetirse y caer o aceptar el gol y ponerse de pie para seguir peleando. Porque es duro un amargo cuando venís probando el dulce.

Mucho de lo que generó este curiosamente "renovado" Boca de efecto en Vélez, tiene esa carga. Porque lejos de ser uno de esos tropiezos de los cuales pareciera que levantarse va a ser tarea difícil ha sido sin dudas, una señal de advertencia a despabilarse, a despertarse, a reaccionar. De ninguna manera para bajarte al llano, porque si hay algo que tiene indiscutible este team que conformó el Turu Flores, es la humildad, el saber de su potencial. Pero también es claro que sabe lo que puede sufrir si se presenta en cancha como esta tarde ante el Xeneise.

Un Vélez que desde el arranque se mostró inquieto, incómodo e impaciente. No es para menos. A los dos minutos el árbitro Loustau bajó línea de lo que podía ser el juego cobrando un pase a su arquero de un Domínguez que fue a dividir una pelota perdida con Calleri y el balón salió disparado al límite del área grande que fue tomado por Sosa. Un Boca que ya desde el vamos mostró que quería demostrar que todo había cambiado con la dimisión de su ex entrenador. Por eso, se le puso siempre cuesta arriba el encuentro al Fortín. Sin la pelota, sin poder ocupar posición en el terreno rival y lejos del arco de Orión.

Todo se conjugaba en el intento repetido de Lucas Pratto por querer dominar la pelota, y en las veces que lo conseguía, tratar de escapar a una marca siempre dura, efectiva y pegajosa del Cata Díaz. Con un equipo inconexo, ante uno que presionó bien, era casi imposible generar. Pero el fútbol tiene cosas que soreprenden. Cuando ya se bajaba la persiana del primer tiempo, Vélez encontró la ventaja. Correa cambió un zurdazo por un golazo y en eso de agigantar las definiciones, el equipo de Turu se encontraba con una ventaja que le caía como anillo al dedo y que debía cuidar con fútbol.

Pero el complemento fue esquivo, porque Vélez también así lo quiso. Boca salió con todo a comer cada sector y se encontró con una ráfaga de dos goles para dar vuelta el resultado ante la duda en el fondo velezano que trataba de aguantar los embates de un equipo que iba por una idea clara: ganar el partido. El Cata Díaz primero, César Meli después. El partido se ponía patas para arriba y Vélez que seguía también sin poder hacer pie. Las diferencias de un equipo que de mostrar este nivel unas fechas antes hubiese mantenido a su entrenador; como también un Vélez que de haber jugado como en esta tarde le hubiese costado estar en lo más alto.

El gol de Chávez decora el resultado de un karma repetido. Los números fríos hacen hablar a la Bombonera cada vez que Vélez la visita. Más allá de cualquier intento, de cualquier calculo.

La historia recién comienza y más allá de dejar el invicto, la cima y la imagen en la tarde de la ribera; la historia sigue viva. No hay momento para lamentarse ni mucho menos. Es momento de seguir, de ponerse de pie. De recobrar los valores que te hacen volar alto.


“Nos ganaron bien, sentimos el desgaste del jueves”



Tras la caída ante el Xeneize, el Turu encaró rápidamente los micrófonos y dejó fluir sus opiniones sobre el partido. ''Boca fue un justo ganador, nos superaron en actitud y ganaron por su ímpetu, pero creo que a Vélez le faltaron piernas y sufrimos el desgaste del jueves ante Lanús''. Sobre la tarde de Loustau dijo que ''las dudosas las cobró toda para ellos'' y que deben descansar bien para ya pensar en Newell´s.

-¿Pensás que faltó mayor profundidad? El equipo casi no llegó al arco rival...
-No, no llegó pero bueno, como dije antes a uno de tus colegas, creo que al equipo le faltó un poco de piernas y entonces se hace más difícil. Es verdad que no tuvimos chances de gol y cuando lo logramos, no lo pudimos sostener. Boca nos ganó bien.

-¿Pensaste que la ventaja que habían obtenido la podían defender en otro sector del campo de juego?
-Sí, obvio que sí. Hablamos para poder defender el gol que nos había puesto arriba del marcador, pero sabíamos que el equipo no estaba fresco.

-¿Las modificaciones fueron por el agotamiento de algunos jugadores?
-Uno va viendo cómo va el partido y de ahí los cambios. Lo único que te puedo decir es que Boca ganó bien, estaban más frescos y nosotros sin dudas sentimos el desgaste del jueves.

-¿Cómo lo viste al árbitro Loustau?
-Las dudosas las cobró todas para Boca, cada falta que era para Vélez la cobraba para ellos; aunque no perdimos por eso sino porque al equipo lo vi pesado, quería pero no podía. Ayer no pudimos trabajar, porque la mitad del equipo estaba todavía con las piernas cansadas por el enfrentamiento del jueves frente a Lanús.

-¿Boca fue muy superior?
-No vi un Boca brillante, pero nos superó en la actitud. Boca fue un justo ganador por su ímpetu: fue y quiso siempre. En lo futbolístico fue bastante parejo, pero ellos buscaron siempre y encontraron el gol. No sé si porque se había ido Bianchi, pero cuando se va un técnico uno renueva energías, esperanzas.

-Haber conseguido 12 puntos sobre 15 los sigue dejando en carrera en un torneo que recién arranca.
-Sí, pero me voy dolido por la derrota. Uno quiere ganar siempre, pero a veces no se puede. Hay un rival que juega. Hay que descansar y ya pensar en Newell’s.

“Perdimos por errores nuestros”



Lo afirmó Sebastián Sosa ante la prensa. El golero uruguayo dijo que no vio un gran cambio en Boca sino que sus goles llegaron por errores de Vélez. ''A partir del 1-1 quedamos golpeados y el equipo tuvo un bajón'', remarcó. También dijo que no le echa la culpa al poco descanso entre el jueves y hoy. ''No nos vamos preocupados porque incluso ganando siempre dijimos que debíamos mejorar. Hay que seguir adelante''.

-Seba, ¿sintieron el cansancio?
-No creo que haya pasado por el cansancio sino por desatenciones nuestras. Primero con una pelota parada y a partir de ahí el equipo tuvo un bajón; el gol tempranero en el segundo tiempo nos golpeó a todos y luego el segundo y el tercero de contragolpe. Una lástima que no hayamos podido revertirlo.

-¿Se van preocupados?
-No, preocupados no. Incluso en las victorias siempre dijimos que había cosas por corregir. Hoy, por más que sufrimos una derrota, siempre tenemos cosas para mejorar; seguimos arriba prendidos y falta mucho todavía.

-¿Te sorprendió el cambio que mostró Boca de una fecha otra?
-No, no vi ningún cambio. Como dije antes, los goles fueron más que por virtudes de ellos, errores nuestros. El primer gol, que es donde cambia el rumbo del partido, es de pelota parada y hacía mucho que no nos convertían por esa vía. Hay que seguir adelante, eran puntos a priori ''perdibles'' pero seguimos contentos y entusiasmados por una buena racha de partidos ganados.

“Nos vamos muy dolidos”



Otra vez un zapatazo de Jorge Correa nos hacía ilusionar. Pero en el complemento, todo atisbo de esperanza se derrumbó muy rápido. Algo así sintió Coco dialogando ante la prensa, al decir que ''Boca hizo un buen partido, nosotros estuvimos imprecisos y con el 2-1, cada contragolpe de ellos se nos hizo difícil''. Y agregó que hay que mantener la confianza en alto por la racha positiva que arrastraba el equipo.

-Coco, ¿con qué sensaciones dejás el estadio?
-La verdad que nos vamos mal, muy tristes. Empezamos teniendo la pelota el primer tiempo, nos fuimos ganando pero en el segundo nos convirtieron dos goles muy rápido de pelota parada. Luego lo fuimos a buscar y quedamos expuestos.

-¿Coincidís con el Turu que el cansancio físico del jueves les pasó factura?
-Sí, puede ser. Yo no jugué el jueves pero sé que mis compañeros dejaron todo hoy. Nos vamos muy tristes.

-Igual siguen prendidos arriba, 12 puntos obtenidos sobre 15 no está nada mal...
-Creo que arrancamos muy bien, estábamos muy contentos por cómo se iban dando las cosas. Ahora se viene Newell´s, hay que ganarles de local, sería muy bueno para continuar arriba.

-¿Te sorprendió el cambio que tuvo Boca respecto a los últimos partidos?
-Boca tenía que salir a ganar, no venían bien. Así todo hicieron un buen partido. Sorprendió un poco, corrieron mucho en mitad de cancha, tuvieron mucha presión. Después del 2-1, estuvimos imprecisos y en los contragolpes de Boca se nos hacía difícil.

-Una pena que por el golazo que hiciste no te vayas feliz...
-Me voy mal, no importa si lo hacía yo u otro, de haber ganado sí me hubiera ido muy contento.

0
0
0
0
0No comments yet