Check the new version here

Popular channels

La paternidad sigue intacta y River sigue robando



Superclásico emotivo bajo el agua en el Monumental, que empató River en el final por Pezzella, a quien Gallardo había metido para ir al área. Magallán había puesto el 1-0 en el PT y lo del árbitro Vigliano fue determinante: marcó mal un penal que erró Mora y por una mano que no fue expulsó a Gago en el PT. Además, el juez se devoró un par de rojas.

Agua. Aguantarse para festejar. En una tarde en donde nunca paró de llover, ni River ni Boca supieron pilotear con piloto y repartieron puntos en los charcos del Monumental. Magallán puso arriba al Xeneize, Vigliano cobró un penal que no fue por el que expulsó a Gago, Mora lo erró y, en el segundo tiempo, Pezzella le dio el empate al Millo. Ninguno hizo pie.

Nunca paró de llover. Llovizna en la previa, chaparrones de a ratos, dos entradas de Vigliano para analizar la cancha y a jugar. ¿A quién le convenía ese campo de batalla? La respuesta es simple: la posesión a la que apuesta River no iba a poder ser. Y no pudo ser. La pelota se frenaba, no picaba como de costumbre y no la pudo mover contra el piso. Boca se plantó bien desde Orion hasta Chávez y en la tercera pelota parada tuvo premio: buen centro al corazón del área y Magallán vivió su sueño. Había dudas sobre cómo respondería el joven central que entró por las lesiones del cata Díaz y Forlín. Y él mismo se catapultó a la historia xeneize.

La otra gran jugada del primer tiempo fue con Vigliano de protagonista. Gago rechazó un remate de Sánchez con la cabeza, el árbitro vio equivocadamente mano y lo expulsó. No era penal, por ende tampoco roja. Pero la justicia es divina y Mora la tiró a la nubes que no dejaban de escupir agua. Un ratito antes, el palo sacó un cabezazo de Mercado y Orion empezó, de a poco, a convertirse en figura. Y en el apuntado por los hinchas en el Monumental. En el ST, Agustín cerró definitivamente su arco y otros, como Boyé y Teo, tuvieron la pólvora mojada. Claro. Hasta que apareció uno que se mueve bien en el agua, un Pezzella en el agua. Germán ganó de arriba, Orion falló por primera vez dejando un rebote corto y a cobrar.

Justo ahí bajó la intensidad de la lluvia y subió proporcionalmente la ilusión de los hinchas. A eso se subió Funes Mori, al que se le fue la pata y dejó la igualdad en cantidad de hombres: 10 vs. 10. Sobre el cierre, una para cada uno: los charcos frenaron la definición de Chávez y Boyé se quiso hacer el Zidane, pero ni cerca. River rescató un punto en el barro para seguir invicto arriba. Boca, aunque salió ileso, siente que perdió dos. Ninguno hizo pie y el 193° clásico del profesionalismo fue parda. Si quieren festejar, aguantarse.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New