Check the new version here

Popular channels

La salida de Riquelme condenó a Bianchi

Jorge Amor Ameal, ex presidente de Boca Juniors y opositor a la actual conducción encabezada por Daniel Angelici, que tiene a Mauricio Macri tras las sombras, lanzó una fuerte declaración el día que terminó con la decisión dirigencial de echar a Carlos Bianchi.



"Carlos pidió a (Darío) Cvitanich y le trajeron a (Andrés) Chávez, pidió (Gonzalo) Bergessio o (Ignacio) Scocco y trajeron a (Jonathan) Calleri, pidió que se quede Román (Riquelme) e hicieron que se fuera. No es casualidad que 6 de los 7 jugadores que trajo Boca los representa (Hugo) Hidalgo, quien es socio de Mauricio Macri y tiene negocios con Angelici", lanzó empezando a instalar una polémica que ganó espacio entre los hinchas, siempre defensores del Virrey, agradecidos por todo lo que les entregó como DT.

Los números de Carlos Bianchi en su 3° ciclo como DT de Boca: 26 victorias, 22 empates y 26 derrotas; 79 goles a favor y 88 en contra.
Y algo de cierto tienen sus palabras. Hace años que quienes manejan el club buscaban sacar a Juan Román Riquelme de la institución. Habían "logrado" que se retirara tras aquella final de Libertadores perdida ante Corinthians con Julio Falcioni a cargo del equipo, pero poco le duró la determinación al enganche. Cuando por pedido de la tribuna el actual presidente debió echar al Emperador para contratar a Bianchi, el diez decidió volver tras sus pasos y dedicarse nuevamente a la práctica profesional.

En este tiempo juntos no obtuvieron títulos, Juan Román estuvo en cancha a razón de la mitad de los partidos y en junio pasado, cuando se terminó su contrato, tras una extensa negociación en la cual ninguna de las dos partes cedió lo suficiente, pegó el portazo. De un día para el otro firmó con Argentinos Juniors aún teniendo que mudarse a la B Nacional, en una decisión que dejó tambaleando al director técnico. Aún maltrecho, era el histórico 10 quien podía lograr un buen funcionamiento así sea de a ratos.


Su partida dejó un hueco difícil de reparar. El entrenador entendió que debía reforzar la plantilla con nombres de peso para suplir su baja, y los pidió. Pero pese a la millonada gastada Boca únicamente trajo promesas, no realidades. Hombres de poca experiencia y trayectoria únicamente en equipos de menor valía. Pese a públicamente decir que estaba conforme con las incorporaciones, dentro de sí Bianchi entendió que la comisión directiva le había soltado la mano.

Lo querían afuera y ésta era la manera políticamente correcta de hacerlo. Lo dejaron atado a su suerte, que a diferencia de ciclos anteriores esta vez le falló. Quedó eliminado con Huracán en la Copa Argentina, perdió más de lo que ganó en las primeras fechas del torneo de Transición y hoy, criticado hasta por parte de la hinchada, ni sus declaraciones a los medios contando las ganas de seguir o la fortaleza para afrontar el difícil momento le torcieron el brazo a Daniel Angelici que decidió echarlo como si fuera uno más.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New