Check the new version here

Popular channels

La Selección Colombia en la que solamente juega un colombian

La Selección Colombia en la que solamente juega un colombiano


La selección colombiana de críquet juega de amarillo y a su uniforme no le faltan detalles rojos y azules: los tres colores de la enseña patria
.


Aunque la tricolor colombiana no es la primera bandera de la mayoría de sus integrantes.

El críquet es considerado el segundo deporte más popular del mundo y se empezó a jugar en Colombia hace más de 100 años.

Pero aquí, como en muchos otros países de Sudamérica, es practicado fundamentalmente por pequeños grupos de expatriados.

Originalmente eran ingleses, cada vez hay más indios, no faltan algunos caribeños y de vez en cuando se asoma uno que otro australiano.

Pero este sábado el bogotano Jairo Venegas debutó en el partido inaugural de la Copa Amazonía, disputada por Colombia, Brasil y Perú en un club del norte de Bogotá durante el fin de semana.


Hasta ese momento, el representativo cafetero nunca había tenido en sus filas a un jugador nacido en territorio colombiano.

Pero uno de los principales objetivos del recién creado torneo, que quiere convertirse en un evento anual, es atraer a más jugadores locales.

Y Venegas ahora siente que el sueño de poder capitanear en el futuro a una selección integrada exclusivamente por jugadores de origen colombiano cada vez parece menos descabellado.

¿Deporte de elite?

"Yo creo que este es el momento de que el críquet empiece a crecer en Colombia", le dice a BBC Mundo Venegas, quien descubrió el deporte como estudiante del Colegio Británico de Bruselas, adonde fue a parar por el trabajo de su padre.

Y como contrapeso a la imagen elitista derivada de los vínculos históricos del deporte con los colegios y clubes ingleses de Bogotá, menciona la escuela de críquet creada por uno de sus compañeros de equipo para niños de escasos recursos de la ciudad de Cali.

La iniciativa es de Tony Williams, un nativo de Guyana que lleva más de 30 años viviendo en Cali, capital del Valle del Cauca, donde trabaja como mecánico.

"Todo comenzó con un sueño que tenía de tratar de cambiar a unos muchachos con algo que yo he practicado desde siempre", le cuenta a BBC Mundo.

"Y es increíble cómo esos niños se han apasionado por el deporte y además han cambiado positivamente".

"Porque el críquet es tan correcto que no hay espacio para hacer cosas indebidas: cambia su forma de hacer las cosas, la forma de verlas", agrega.

"Talento natural"

El talento natural de varios de esos muchachos podría ser instrumental para que Colombia pueda participar por primer vez en el campeonato sudamericano, cuya próxima edición se celebrará el próximo año en Santiago.

Efectivamente, uno de los requisitos de los sudamericanos es tener al menos tres jugadores locales de menos de 22 años.

Y por eso una de las prioridades de la recién creada Colombia Cricket Board también es trabajar cada vez con cada vez más jóvenes, como ya están haciendo Perú y Brasil, los otros dos invitados al torneo bogotano.
Apuesta por los jóvenes

La selección sub-13 de Perú, donde se juega críquet desde hace 150 años, ganó por ejemplo el campeonato sudamericano de la categoría el año pasado.

Y según Matthew Featherstone, el encargado de desarrollo de Cricket Brasil, ya son más de 500 los niños que practican críquet en el país bajo supervisión de la organización todos los fines de semana.

Ambas naciones están además afiliadas a la ICC (el Consejo Internacional del críquet, el máximo órgano rector del deporte), algo con lo que Colombia apenas está soñando.

El referente argentino

Y todas comparten el objetivo de llegar a tener eventualmente selecciones integradas casi exclusivamente por jugadores locales, como el gran referente regional: Argentina, sin duda la potencia del críquet sudamericano.

Para la Copa Amazonía, sin embargo, el equipo brasileño nada más trajo tres jugadores nacidos en el país y no hay ningún nacido en Perú en esta selección peruana.

Un poco porque a pesar del crecimiento del deporte en ambos países todavía está dominado por expatriados.

Pero también porque a jugar a Bogotá vinieron fundamentalmente aquellos que podían permitírselo: lo que tenían el tiempo y los recursos para pagarse alojamiento y pasajes.

Potencial

"La diferencia en que cuando jugamos torneos de la ICC esta cubre los gastos, entonces se nos hace más fácil llevar los jugadores jóvenes que estamos desarrollando", explica Harry Hildebrand, el presidente de Cricket Perú.

Pero eso pasa cada vez más seguido. Y tanto él como Featherstone coinciden en que el actual es, sin duda, el mejor momento en la historia del críquet suramericano.

"El principal reto es que la falta de conocimiento del deporte: prácticamente nadie lo conoce en Colombia", dice Andrew Wright, presidente de la asociación de críquet colombiana.

"Pero si lo damos a conocer mejor no veo por qué no habrían de involucrarse más colombianos".

Y de este fin de semana Venegas y el resto de los seleccionados colombianos se llevarán el recuerdo de dos victorias ante dos equipos de mayor tradición: ante Perú el sábado y Brasil al día siguiente.

Aunque una ajustada derrota con Brasil en la final les terminaría dando a estos últimos la primera Copa Amazonía de críquet de la historia.

Con suerte, la primera de muchas por disputarse.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New