La vuelta de Eduardo Schwank al circuito

LA VUELTA DE EDUARDO SCHWANK AL CIRCUITO



El tenista de Roldán, quien integró en innumerables ocasiones el equipo argentino de Copa Davis, volverá a la acción para recobrar el terreno perdido tras recuperarse de múltiples fracturas.


Siente que aún tiene deudas por saldar en el circuito de la ATP, y por eso regresa a la actividad, empezando desde bien abajo para recuperar la confianza, el terreno perdido y las ilusiones de meterse en el top 100 como principal objetivo.
Hablamos de Eduardo Schwank, quien sabe que el proceso será lento, que tras una operación en su muñeca hace dos años tuvo un problema atrás del otro, y recién ahora está en condiciones de retornar con normalidad al mundo del tenis. El Gordo quiso volver luego de su primera cirugía pero se dislocaba el codo, por lo que volvió a operarse y su rehabilitación demandó más tiempo del esperado, pero él nunca se rindió y aquí está de nuevo listo para salir al court.

Su idea es sumar rodaje y puntos de a poco, para la temporada que viene encontrarse nuevamente disputando los grandes certámenes, ya sea los Masters 1000 o los Grand Slams. Y su primer obstáculo será la primera ronda del Future de Villa María, donde debutará ante su coterráneo Tomás Reche.
Hasta que no se sienta entero físicamente para afrontar esa clase de partidos, Eduardo no jugará en dobles, su especialidad. Por lo que pensar en él para alguna serie de Copa Davis no sería lo indicado, pero sin lugar a dudas puede ser una importante ficha en 2016.
Schwank tiene 29 años, y da la sensación de que las ganas están, que todavía no pasó el tren y que se puede subir nuevamente al mundo de los viajes y la raqueta, para reencontrar ése rendimiento que lo puso entre los mejores. El Gordo está de regreso, y eso ya es suficiente para celebrar.