Check the new version here

Popular channels

Las Peores maldiciones del futbol Mundial

A lo largo de la historia del fútbol hay reiteradas historias sobre sucesos extraños, o situaciones que nunca tuvieron una explicación lógica. O bien en algunos casos extremos, acciones ligadas a "trabajos", "magia negra" o "maldiciones". Es simple, esto es creer o reventar.




Magia negra africana
Además de ser un ex arquero muy recordado en Camerún, Thomas N’Kono fue un practicante de la magia negra. Siendo ya preparador de porteros de la selección de su país, fue arrestado minutos antes del partido por las semifinales de la Copa Africana de Naciones 2002 ante Malí por practicar magia negra dentro del campo de juego, sólo para perjudicar a sus rivales. 

Esto fue observado por varios testigos y confirmado por las autoridades que dispusieron su detención.
Thomas N'Kono, el arquero que apeló a la magia negra para perjudicar a rivales.












Racing y sus gatos muertos
Cuenta la leyenda que un grupo de hinchas de Independiente de Avellaneda enterraron siete gatos muertos en el campo de Racing. Tras dicho acontecimiento, Racing se vino abajo y se acabaron todos los logros y hazañas.
Pasado el tiempo se desenterraron seis de los siete gatos, pero la maldición seguía. Por lo que el club optó por retirar y cambiar todo el césped, seguido de una misa y una serie de ritos que al parecer funcionaron: en 2001, Racing se coronó campeón después de más de 30 años.
El Cilindro de Avellaneda.
La 


maldición de Benfica
La maldición que persigue al Benfica se debe al ex entrenador Béla Guttman. Su salida del club se dio en muy malos términos, por lo que al momento de abandonar el club dijo: “Nunca, ni en cien años, el Benfica volverá a ganar un título en Europa”.
Tal parece que las palabras de Guttman surtieron efecto pues el cuadro portugués ha perdido todas las finales que ha disputado desde entonces.
Guttman se enojó y Benfica nunca más ganó un título.
La 
Selección de México y los malditos octavos de final
En los últimos años, México se ha consagrado como una de las selecciones más fuertes de la CONCACAF, sin embargo su historia en las Copa del Mundo no ha sido muy brillante.
La selección ‘Azteca’ no logra pasar de los octavos de final desde hace ya muchos años. Tal fue el caso de Brasil 2014 donde se quedaron muy cerca de calificar a cuartos de final, pero Robben y Holanda truncaron todas sus ilusiones. Anteriormente, Argentina fue el verdugo de los Aztecas en los dos mundiales previos: en Sudáfrica 2010, el equipo de Maradona triunfó 3 a 1, mientras que en Alemania 2006, la Albiceleste comenzó perdiendo pero logró empatar, y en tiempo suplementario lo ganó con un golazo de Maxi Rodríguez.
La 
maldición del Balón de Oro
Ningún jugador premiado con el Balón de Oro un año antes del Mundial ha logrado coronarse como campeón del mundo.
La lista es extensa, pero los casos más recordados son los siguientes:
1965 - Eusebio, la "pantera negra", histórico de Portugal sólo consiguió el tercer lugar en Inglaterra 1966.
1973 - Johan Cruyff, uno de los mejores futbolistas de la historia cayó junto con su "Naranja Mecánica" en la gran final de Alemania 1974 ante el equipo de casa.
1985 - Michael Platini no pudo conseguir el título con Francia en México 1986, tuvo que conformarse con el tercer puesto.
1993 - Roberto Baggio falló el penalti decisivo para su selección Italia, en la gran final de Estados Unidos 1994 ante Brasil.
1997 - Ronaldo no se pudo coronar con Brasil en Francia 1998, se impusieron los locales.
2005 - Francia fue verdugo de Ronaldinho, pues Brasil cayó en cuartos de final de Alemania 2006.
2009 - Aunque Lionel Messi ya derrochaba talento, en Sudáfrica 2010 apenas alcanzó los cuartos de final con Argentina.
El 
mejor de México nunca sale campeón
Ser el ‘superlíder’ en la liga mexicana no es motivo de gozo. A lo largo de la historia, muy pocos equipos que han sido los mejores durante la fase regular, han logrado ser campeones de dicho torneo.
Desde que se instauraron los torneos cortos en México en 1996, sólo tres equipos han podido vencer esta maldición y coronarse campeones a pesar de haber llegado a la liguilla como líderes generales.


Hacía un gol y moría una celebridad
Se dice que el jugador Aaron Ramsey del Arsenal, carga con la muerte de varios personajes famosos.
Cuando Ramsey marcó su primer tanto como profesional, se produjo la muerte de Osama Bin Laden. Al marcar su segundo gol, se anunció pocos días después la muerte del genio detrás de Apple, Steve Jobs. Después, cuando marco gol ante el Olympique de Marsella en la Champions League falleció el dictador Maumar Khadafi.
Esto ya no era una coincidencia, por lo que se le apodó el goleador ‘asesino’. Hasta el momento el galés sigue marcando y la lista de famosos que fallecen sigue creciendo. Entre los más destacados están Paul Walker, Whitney Houston y Robin Williams.
El goleador "asesino".
La 
maldición de Chascomús
En 1994, Quilmes recurrió a la magia para lograr el ascenso ante Gimnasia y Esgrima. Con la ayuda de una bruja de la ciudad de Chascomús de nombre Dora, realizaron un ritual que ayudaría al Cervecero a lograr el tan ansiado ascenso. Una vez terminado el ‘trabajo’, los dirigentes de Quilmes se negaron a pagarle, por lo que la bruja maldijo al equipo.
El equipo no ascendió y con el tiempo perdió varias oportunidades de llegar a Primera, siendo derrotado en sucesivas y consecutivas finales. Los directivos al darse cuenta de su error fueron a enmendarlo, para su desgracia la bruja ya había muerto, por lo que le llevaron una costosa corona de flores que dejaron en su tumba.
Sin embargo, esto no funcionó pues los ‘cerveceros’ no conseguían el tan anhelado pase a Primera.
En 2003, se dice que un hincha bautizó a su hija como Dora, con la esperanza de que dicho tributo favoreciera al equipo. Tal parece que esto surtió efecto pues un año después Quilmes consiguió el ascenso.


Prohibido tocar la orejona
Se dice que tocar la ‘Orejona’ previo a disputar la final de la Champions League te hará perder dicho encuentro.
Primero fue el Mónaco, en ese entonces Ludovic Giuly tocó la copa y cayeron goleados por el Porto de José Mourinho.
La siguiente víctima fue Genaro Gattuso, en esa ocasión el Milan goleaba al Liverpool 3-0 al descanso. Sin embargo, los ‘Reds’ lograron empatar y alzar el título luego de una fatídica tanda de penales.
Por último el Bayern sufrió la mala jugada de Anatoliy Timoshchuk. El ucraniano llegó a tener contacto con el trofeo mientras los equipos salían al terreno de juego. Al final del partido el Chelsea se había coronado campeón en la casa del conjunto alemán.
¡No la toques!




Aporte de @topofortin

La bandera maldita de Ferro



hace 30 años atrás, el 26 de febrero de 1984, Ferro Carril Oeste de General Pico jugaba su segundo cotejo como local en el Nacional ni más ni menos que ante el Club Atlético Boca Juniors.
Aquella tarde el partido terminó 0 a 0, dejando un sabor a triunfo en los locales que jamás se olvidarán del día en que el “xeneixe” pisó La Pampa.
Un dato extra es que Ferro finalizó aquel encuentro con un hombre menos debido a la expulsión de Jorge Ribolzi




 Un relato que se condimenta con el robo de una bandera y la maldición de un Dios expulsado que con una especie de mufa habría incidido directamente en la parte negra de la historia de Boca.

A todo esto, los pampeanos prepararon un festejo único con fuegos artificiales, aviones a chorro pintando peditos de colores en el cielo y paracaidistas que desde el cielo saltaban a la verde grama del estadio. El partido fue un embolante 0 a 0 y Boca se llevó un punto y una bandera que



Alberto Arias vive en La Pampa. En 1984 siguió la campaña de Ferro para la Radio LU37 de General Pico. Hoy recuerda: “Había una gran expectativa. ¡Te imaginás! Ferro jugaba nada más ni nada menos que ante Boca. Si vinieron Víctor Hugo, Niembro… ¡hasta Ante Garmaz viajó a verlo! El lío empezó cuando faltaba un rato para el arranque del partido y llegó la hinchada de Boca. Ahí se armó un gran revuelo. Entraron a los empujones y se cruzaron con los hinchas locales. Hubo encontronazos y corridas, y los de Boca les sacaron una bandera a los de Ferro. Era verde, con letras en blanco, y decía: ”Ferro, Dios y tu hinchada están aquí”. Si bien los de Boca se quedaron con la bandera, el incidente no pasó a mayores y pudo jugarse”.
El partido terminó 0-0. Los de Boca lamentaron el punto perdido y los locales lo festejaron como un triunfo. La figura fue el arquero de Pico, Oscar López, que, oh casualidad, había jugado en Boca. Pero ahí no termina la historia… Recién empieza…
“Como los de Boca se llevaron la bandera —sigue Arias—, los dirigentes intentaron contactarse con gente del club para recuperarla. Pero no hubo respuesta. Y se empezó a correr el rumor de que los hinchas locales le habían hecho un maleficio a la bandera, una especie de gualicho o un pase magnético, como se le dice. Y la leyenda creció cuando Boca empezó con una terrible racha”.
Gualicho mediante o no, lo cierto es que luego del incidente de la bandera, Boca sólo ganó dos partidos (contra Talleres 2-0 y el de vuelta ante el propio Ferro). Después quedó eliminado del Nacional y estuvo nueve fechas sin ganar (siendo una de las peores rachas de su historia, superada sólo por una de 1957, cuando fueron diez los partidos sin triunfos). Al “zurdo” López lo echaron y, luego del interinato Ernesto Grillo — Alberto González, asumió Dino Sani. Pero la mano no cambió. Fue tan pero tan triste la seguidilla que hasta Fernando Morena, el goleador uruguayo que con bombos y platillos había llegado para reemplazar a Gareca, terminó metiendo un solo gol y hasta erró un penal ante un jugador de campo; fue el 22 de abril del 84, Boca enfrentaba a Platense, el partido estaba 2-2 (Morena ya había hecho uno de penal) y, sobre la hora, a Boca le dieron otro tiro desde los doce pasos. La pelota la volvió a agarrar Morena, claro, pero enfrente ya no estaba Puentedura, el arquero del “calamar” había salido por lesión y, como a ese cuadro se le habían agotado los cambios, se calzó el buzo y los guantes el defensor Pablino López Turitich. Morena eligió la derecha, el defensor también. “Son tristezas que te tocan vivir. En esa época de Boca era imposible hacer una mejor campaña”, recerdó Morena. Y por si esto fuera poco, tiempo después, la Dirección General de Justicia decretaría la intervención de la entidad.
Raúl Bertone, del diario La Reforma de Pico, cuenta: “Acá la historia de la bandera es famosa. Dicen que sí, que estaba engualichada y hasta se habla de que, enterados de esto, los dirigentes de Boca mandaron a La Pampa a un directivo para devolverla y terminar con la maldición. No sé si la devolvieron, acá la bandera no se vio nunca más. Eso sí, al partido siguiente la hinchada de Ferro ya había hecho una nueva bandera. Pero sin gualichos, jeje”.
0
0
0
13
0No comments yet