Las viudas de Riquelme

Boca extraña a Riquelme: en su debut en la Copa Argentina fue eliminado por Huracán

El equipo de Bianchi, que terminó con diez por una roja a Grana, cayó 2 a 0 ante el "Globo", con goles de Abila y Mancinelli. Orion e Insúa se lesionaron



Después de la salida de Juan Román Riquelme a Argentinos, Boca tuvo su primer compromiso oficial. Con la intención de adquirir el boleto hacia los octavos de final de la Copa Argentina, el conjunto de Carlos Bianchi se enfrentó a Huracán, un equipo que se quedó en la puerta del ascenso, luego de la derrota sufrida ante Independiente en el desempate.

Naturalmente, la prueba no permitía errores, dado que el "Xeneize" debía demostrar que no depende de la presencia de su máximo ídolo. Por lo tanto, el "Virrey" dispuso del mejor material que tenía a su disposición, con los regreso de Agustín Orion y Fernando Gago, junto con las incorporaciones de Gonzalo Castellani, Federico Carrizo y Jonathan Calleri.

A los cuatro minutos de iniciado el pleito, el trabajo del entrenador se vio reflejado en una pelota parada. El ex Rosario Central sorprendió a la defensa "quemera" y amenazó al arco defendido por Marcos Díaz. El aviso representó la agresiva actitud del combinado boquense.

Sobre la media hora, un pase de Carrizo a Gago, le permitió al hombre de la Selección intentar de larga distancia. El remate se fue ancho por unos centímetros, y la mirada del arquero del "Globo" ejemplificó la fortuna que tuvo el elenco de Parque Patricios. Boca era superior, pero no lo podía reflejar en el marcador.

El equipo de Bianchi, que terminó con diez por una roja a Grana, cayó 2 a 0 ante el "Globo", con goles de Abila y Mancinelli. Orion e Insúa se lesionaron.

Después de la salida de Juan Román Riquelme a Argentinos, Boca tuvo su primer compromiso oficial. Con la intención de adquirir el boleto hacia los octavos de final de la Copa Argentina, el conjunto de Carlos Bianchi se enfrentó a Huracán, un equipo que se quedó en la puerta del ascenso, luego de la derrota sufrida ante Independiente en el desempate.

Naturalmente, la prueba no permitía errores, dado que el "Xeneize" debía demostrar que no depende de la presencia de su máximo ídolo. Por lo tanto, el "Virrey" dispuso del mejor material que tenía a su disposición, con los regreso de Agustín Orion y Fernando Gago, junto con las incorporaciones de Gonzalo Castellani, Federico Carrizo y Jonathan Calleri.

A los cuatro minutos de iniciado el pleito, el trabajo del entrenador se vio reflejado en una pelota parada. El ex Rosario Central sorprendió a la defensa "quemera" y amenazó al arco defendido por Marcos Díaz. El aviso representó la agresiva actitud del combinado boquense.

Sobre la media hora, un pase de Carrizo a Gago, le permitió al hombre de la Selección intentar de larga distancia. El remate se fue ancho por unos centímetros, y la mirada del arquero del "Globo" ejemplificó la fortuna que tuvo el elenco de Parque Patricios. Boca era superior, pero no lo podía reflejar en el marcador.

La preocupación en Bianchi llegó cuando Emanuel Insúa abandonó el campo por una lesión y tuvo que ser reemplazado por Leandro Marín. Con la baja del lateral surgieron las falencias defensivas, y en el despertar del complemento Ramón Abila rompió con todos los pronósticos al anotar el 1 a 0. Los de Frank Kudelka daban el golpe en tierras cuyanas y se entusiasmaban con avanzar a la siguiente fase del certamen.

El golpe recibido fue tan notorio que el "Xeneize" se quedó sin reacción. La pésima manera de tomar las marcas en el balón detenido, llevó a que Huracán estire la diferencia. El centro de Patricio Toranzo hacia la cabeza de Federico Mancinelli fue suficiente para que el defensor deje de rodillas a Orion y celebre el 2 a 0.

Además de la humillación por haber sufrido una derrota ante un adversario que se desempeña en otra categoría, Agustín Orion planteó otro problema para el equipo: por una molestia en su codo pidió que Emanuel Trípodi ocupe su lugar. La incógnita se resolverá a lo largo de la semana, dado que el arquero podría ausentarse en el primer encuentro del campeonato.

Finalmente, con la resignación propia del mal desempeño realizado en el segundo capítulo, Hernán Grana se fue expulsado por una violenta patada que reflejó su impotencia. Fue debut y despedida para una entidad que dejó ir a su máximo ídolo y hoy paga las consecuencias. En cambio, los de Parque Patricios se acreditaron los 440.000 pesos que otorga el certamen y ahora deberán esperar a su próximo rival, que saldrá del choque que animarán Banfield y Quilmes.