Check the new version here

Popular channels

Laureano Ruiz - Genio del Futbol

"El Método Barsa lo inventé yo, Cruyff y Guardiola lo copiaron"










Esta es una nota de legados: el que deja Laureano Ruiz, anciano formador de jugadores de La Masía, y el de nuestro querido Topo López, recientemente fallecido y que dejó sin publicar este último reportaje a un mito.

Laureano Ruiz es un maestro genuino. Una institución en la formación de jugadores de España. Un mito. El hombre que construyó el método que revolucionó a las Inferiores del Barsa. El ideólogo de los conceptos futbolísticos que, allá por los años 70, lo convirtieron en un adelantado para su época. Tuvo la visión y la valentía para modificar la esencia del Barcelona desde su etapa más formativa. Camino a los 77 años, este sabio de Cantabria, España, aceptó compartir su secreto, las virtudes de su fórmula, las anécdotas de la creación de su método, en una imperdible charla futbolística con Olé.


-Laureano, se habló mucho al respecto. Pero, ¿qué es el Método Barsa?
-El Método Barsa supone aprender la técnica individual, los rondos (locos), el juego de posición y conservación, el cabezazo, los tiros, los movimientos tácticos, y todo repitiéndolo en los entrenamientos, mezclándolo con las correcciones constantemente: hacer, corregir, repetir; hacer, corregir, repetir… Las correcciones son fundamentales.

-¿Por qué se dice que es un idioma?
-El idioma Barsa supone la ejecución correcta de todo lo explicado, pero aprender este idioma tan diferente es laborioso y complicado. Los chicos tienen que aprender el por qué de las ideas y el estilo de juego que supone engañar siempre a los contrarios. El fútbol tiene una técnica muy compleja, como la natación, la gimnasia rítmica, el patinaje, por lo cual debe aprenderse muy pronto si se pretende ser profesional. Por ejemplo: los niños adquieren, en pocos meses, la capacidad de pronunciar correctamente idiomas distintos a los de su lengua materna, aunque desconozcan su gramática y sintaxis.

-A diferencia de los niños, ¿qué sucede con un adulto y el aprendizaje de ese idioma?
-En cambio, un adulto, habiéndolo estudiado profundamente, jamás logrará dicha perfección.

-Se escribió que usted fue el que plantó la semilla, Cruyff evolucionó la idea y Guardiola la perfeccionó. ¿Fue así el ciclo?
-Nada de semillas. Yo fui el que inventó el método. Cruyff y Guardiola lo copiaron, pero yo veo defectos que siempre existen en las imitaciones.

-¿Qué defectos vio?
-Cuatro rasgos. 1) Dominar, avasallar constantemente al adversario. En ocasiones, es mejor que el rival respire y se adelante, para agarrarlo de contraataque. 2) Con los ataques continuos del Barsa, existe el riesgo del contraataque rival ya que a la espalda de los centrales hay 40 metros libres, lo que supone que si no son velocísimos y superiores en el uno contra uno, las jugadas de gol del rival sean frecuentes. 3) El Barsa quiere penetrar siempre por el centro. Con el rival abierto, me parece correcto. Pero si los 11 rivales están metidos en la cueva, se debe intentar penetrar por las bandas. Y 4) También si el rival está en la cueva, los tiros lejanos pueden ser gol o hacer que el rival, temeroso, se adelante y aparezcan espacios libres. El Barsa no tira y quiere entrar con el balón hasta la cocina...

-Usted afirmó “Hace 40 años, Xavi, Iniesta y Messi no habrían jugado en la Primera del Barsa”. ¿Por qué está tan seguro?
-Sencillamente porque los técnicos del Barsa lo consideraban inviable. Cuando yo fichaba a un juvenil de pequeña estatura, venían a decirme: “Laureano, los equipos juveniles están para formar futbolistas para el primer equipo, y éstos jamás llegarán allí”. Yo les preguntaba “¿por qué?”. La respuesta era: “Porque en Primera División todos los futbolistas son altos y fuertes”. Por este motivo estos grandísimos futbolistas que le menciono no hubieran jugado entonces en la Primera del Barsa. Hace 11 años, David Silva se probó en el Real Madrid y fue rechazado. Sabiendo de su inmensa calidad, llamé a Ramón Martínez para saber qué había pasado.

-¿Qué respuesta le dieron?
-Me dijeron: “Juega muy bien, pero con esa talla nunca podrá jugar en el primer equipo”.

-¿Le costó defender a los petisos con talento?
-Cuando llegué al Barcelona fui al despacho de los técnicos y en la puerta había un cartel –que hice desaparecer-, que decía: “Si vienes a ofrecerme un juvenil que mide menos de 1.80 metro, date la vuelta”. Es un buen ejemplo...

-¿Y entonces cuál fue el rol de Cruyff en toda esta escuela?
-Cuando yo entreno a Cruyff en 1976 me encuentro, ante mi sorpresa, con que es un enamorado del fútbol inglés. Le digo que en dicho fútbol sólo hay pelea, lucha constante y un trabajo físico desorbitado. Todo lo contrario de su juego que resume habilidad, inteligencia y talento. Cuando diez años después Johan vuelve al Barsa, quiere futbolistas de talento, calidad y clase, sin importarle la escasa estatura y el poco peso. Y como entrena a la Primera, hace que todos los equipos actúen con el mismo estilo de juego.

-¿Qué es Messi? ¿Cuánto trajo de la Argentina y cuánto le enseñaron en el Barcelona? Si es que a los genios se les puede enseñar algo, claro...
-Messi es un fuera de serie, al nivel de Pelé, Di Stéfano, Puskas, Cruyff, Maradona… y como es joven, puede superarlos. Dentro de sus cualidades innatas mucho ha aprendido en el Barcelona. Recuerdo que a los 16 años hizo unas declaraciones al Mundo Deportivo en las que decía: “Aquí no se corre, se hace todo con el balón”. En realidad, se corre con el balón.

-Hay un mito: futbolista se nace. Sin embargo, en el Barcelona sostienen que “futbolistas, se hacen”.
-El futbolista “se hace”. Esta idea la llevé al Barsa y el lío que se armó.

-¿Por qué?
-Ellos creían que futbolista se nace. Casi toda la gente del fútbol sigue hoy pensando lo mismo. Mire, he preguntado a futbolistas: ¿cuántas horas en tu niñez, cada día, dedicabas al fútbol? Las respuestas de los antiguos iban de 6 a 8 y los actuales nunca menos de 4. Y Maradona y Messi me dieron la misma respuesta: “¿Cuántas horas? ¡¡Todas!!”. Creer que el futbolista nace enseñado es un gran error, ni siquiera ocurre con los grandes ases.

-Díganos un buen ejemplo, entonces.
-Cruyff es un buen ejemplo; los que lo vieron jugar con aquella pasmosa facilidad para hacer fácil lo más difícil, pensaron que había nacido jugador. No lo crean, Johan tuvo la suerte de nacer junto al campo del Ajax y que su madre fuera empleada del club. Si hubiera nacido en un hogar eminentemente musical, con unos padres profesionales y enamorados de este arte, Cruyff, dada su gran inteligencia natural, hubiera sido un gran músico, pero no futbolista.

-El Fútbol Base comenzó en 1950. ¿Y antes? ¿Dónde se formaban los jugadores en Europa?
-Efectivamente, nos formábamos en la calle.

-En Argentina lo llaman “el loco”, mientras que en España lo inventaron como “rondo”. ¿Por qué es tan importante? ¿Para qué sirve?
-El rondo lo inventé en 1957. El motivo fue enseñar a desmarcarse a mis jugadores. Esta acción era y es un grave defecto. Y hoy son pocos los jugadores, incluso internacionales, que saben hacerlo. El rondo es muy importante porque todas las acciones del fútbol –excepto el tiro a gol-, están en él: marcaje, desmarcaje, anticipación, controles invisibles, gambetas, pases, etc.

-Si en el Método Barsa, el equipo se defiende atacando, presionando... En ese rubro de asfixiar al rival, el Cholo Simeone es uno de los mejores exponentes.
-Simeone utiliza el pressing, y muy bien por cierto. Pero mientras yo lo hago en el campo adversario, él lo hace en las cercanías de su área.

-¿Me permite disentir?
-Sí, pero es lo que pienso: presiona cerca de su área.

-¿A partir de qué edad y cómo se comienza a trabajar la táctica con los chicos?
-Los niños deben comenzar a jugar a los 8-9 años, pero el trabajo debe ser únicamente técnico. La táctica es muy complicada, por lo que hay que esperar. A los 11 años es cuando se debe iniciar su enseñanza, pero de forma gradual y creciente. Lo mismo que un niño de escuela primaria no recibe las mismas enseñanzas que un universitario, ¿me entiende?

-La frase “si quieres aprender inglés, ¿corres o hablas inglés?”, ¿por qué la dijo?
-Porque si los niños del Fútbol Base entrenan únicamente la carrera continua, ¿cuándo aprenderán a jugar?

-¿Sirven los pases hacia atrás en el juego de posesión?
-Si de una entrega hacia atrás, nace otra en profundidad, perfecto. Pero...

-¿Pero?
-Esos pases reiterativos, en horizontal o hacia atrás, me parecen un “cáncer” para el fútbol.

-Usted llevó el 3-4-3 al Barcelona. ¿Le costó que los jugadores lo entendieran? Para su época era un sistema innovador, casi una extrañeza...
-A mí me agrada llamarlo el 3-4-3 “fantasía”. Para que se hagan una idea de las dificultades que tuve, sólo decirle que al poco de llegar, en una charla teórica con los tres equipos juveniles, los capitanes me pidieron hablar conmigo delante de todos los compañeros. Dijeron: “Nos han entrenado grandes técnicos –Kubala, Segarra, Flotast- y jamás nos han dicho nada parecido. No entendemos nada de nada”.

-Y una vez dominado el juego, ¿qué se hace?
-Hay que inculcar un componente psicológico.

-¿Qué opina del trabajo de formación que se hace en Argentina?
-No conozco bien el trabajo de cantera actual. Pero cuando en Europa predominaba el físico, en Argentina reinaba el balón, la técnica. Luego aquí se impuso la calidad y allá imperó la fuerza.

-¿Conoce a Griffa?
-En un amistoso Racing-Atlético me dio tal rodillazo en la columna que aún me duele. También sé que se ha convertido en un valioso técnico de jóvenes. ¡Claro que sé quién es Griffa!









0
0
0
0No comments yet