Check the new version here

Popular channels

Le Pisculearon el Ortigoza

Gallardo sabía que River tenía la obligación de aparecer tras los partidos de verano y por eso su felicidad tras lograr la Recopa: "Seguimos con este espíritu de juego, de sacrificio, de no creérsela y a uno lo llena de orgullo", dijo el Muñeco.



Pese a haber logrado la Sudamericana hace muy poco, River ya tenía la obligación de volver a demostrar. El verano no fue muy bueno para el equipo de Marcelo Gallardo, y por eso tanto el Muñeco como sus muchachos sintieron esa presión de lograr la Recopa para arrancar lo que viene, que será mucho, con la mejor energía. "Había que resurgir después de lo que había sido el verano. Supimos jugar como tal, como una final. Cómo no voy a confiar. Teníamos que tratar de volver a creer en lo que nosotros sabíamos. El funcionamiento me gustó y volvió. La primer arma es jugar en equipo, jugar cuando tenemos la pelota y cuando no. Eso el grupo lo entiende muy bien. De alguna manera siempre está esperando los momentos, cómo y dónde se debe jugar. Seguimos con este espíritu de juego, de sacrificio, de no creérsela y a uno lo llena de orgullo", sacó pecho el DT de River tras el título.

"Cuando nuestro equipo juega como equipo es difícil encontrar una figura. Hay que destacar a todos. Los que jugaron y los que no. Y eso muestra la unidad. Un espíritu tremendo", repitió el Muñeco. Eso sí, sabe que le queda poco tiempo para celebrar esta Recopa. Porque se viene el inicio del torneo y de la Copa y ahora, nuevamente, tiene que ponerse manos a la obra. "No hay tiempo para festejar. Se disfruta poquito y ya hay que poner la cabeza en lo que viene. Ahora vamos para el club, descansamos, y a seguir. Los jugadores tendrán su momento de festejo pero mañana ya pensamos en el domingo. Hay viaje a Junín y a Bolivia. Lo lindo que tiene el fútbol es lograr algo, pero no podemos festejarla porque hay que pensar lo que viene", afirmó el entrenador.
0
0
0
0
0No comments yet