Check the new version here

Popular channels

Lodeiro se perfila a ser el mejor enganche de Argentina



Lodeiro es un enganche atípico: a la vez que puede meter un pase gol, tiene pique, pegada, retrocede bien y no para de correr nunca. Boca lo disfruta. Márcico. Zanabria y Ribolzi opinan sobre el uruguayo.

A los 13 años dejó su Paysandú para instalarse solo en Montevideo y jugar en Nacional. Ya tenía la convicción de que quería hacerlo ahí (es tan hincha como Osvaldo de Boca) y de 10. Más tarde conoció a Micaela, su compañera de toda la vida -cuentan que es factor muy importante para su tranquilidad permanente y su profesionalismo sin manchas-. Familiero, no hay mejor plan para él que quedarse en su casa viendo películas o series desde la computadora. O fútbol, su pasión que lo hacía seguir a Boca antes de siquiera soñar con la posibilidad de ponerse la camiseta. Fanático, también, del mate y del asado de tira cortado al estilo uruguayo. Si desde Barcelona o Real Madrid lo buscan y en España no existe ese corte específico o cierran las importaciones de yerba, no firma. Se trata de Nicolás Lodeiro, el jugador dieztinto.

Se entiende: alguien que apenas llegó pidió la camiseta de Riquelme (su peso estimado es de 276 toneladas) no podía ser muy normal. Su juego tampoco. Porque el zurdo es un reemplazante antinatural de Román. Enganche por concepción y no tanto por posición. "Nicolás me puede jugar de interno, de enlace y de extremo y en todos los lugares lo puede hacer bien", palabras más, palabras menos, es lo que repite Arruabarrena públicamente y también en voz baja, para los amigos. Puede cambiar el lugar, pero su función básica es inalterable: darle fluidez y juego al equipo. Ayer, jugando en el mediocampo junto a Gago y Erbes participó en los dos goles del equipo y se llevó la ovación de toda la Bombonera. En el primero, de Komar, ejecutando el tiro libre. En el de Osvaldo, abriéndole la pelota a Colazo para que tire el centro. No fue aislada su influencia en el resultado. En realidad, tuvo participación en seis de los últimos ocho goles de Boca.
"Está muy contento de estar en Boca y sorprendido con el grupo humano que se encontró", le soplaron a Olé. "Además, le genera una motivación extra devolverle al club toda la confianza que depósitaron en él. Fue muy grande el esfuerzo que hicieron", contaron. El primero que tiró el nombre del uruguayo de 25 años fue Pablo Budna, secretario técnico del club. "Fue parte de un proceso de ver y conocer a muchos jugadores", explicó. "Lo conozco desde el Sudamericano de Venezuela del 2009 y desde ahí lo fui siguiendo. Vi que podía ser una posibilidad que encajaba dentro de lo que estabamos buscando y, al tener tanto diálogo con Diego (Markic) y el Vasco, les dije y les gustó enseguida. Siempre fue la prioridad", reveló Budna. Ahora, todo Boca lo disfruta...
0
0
0
0
0No comments yet