Check the new version here

Popular channels

Los 10 defectos que tiene que solucionar Ancelotti

El Betis dejó a la vida un Real Madrid que todavía
está en construcción

El equipo estuvo poco coordinado en defensa A Özil no se le ve cómodo y CR7 jugó mucho de
espaldas a portería



l estreno del Real Madrid dejó muchas dudas y
una certeza: Ancelotti tiene mucho trabajo por
delante. El equipo tiene que adaptarse a lo que
quiere el italiano, pero el técnico también. Carlo
dejó buenas intenciones, juntando a seis jugones
en el once, pero el mensaje generó confusión. El Madrid se recreó en exceso y sufrió de lo lindo en
defensa. Sólo una genialidad de Isco le sacó del
apuro. Ancelotti redujo el problema al aspecto defensivo,
pero lo cierto es que el Madrid flojeó también en
ataque. Es cierto que el virus FIFA condiciona,
pero sólo en el aspecto físico. Y ante el Betis se
vieron varias lagunas tácticas. · 1: No hubo sincronización entre los laterales Jugar con dos laterales ofensivos conlleva riesgos.
Si no se sincronizan, tienes un problema. A
Carvajal y a Marcelo les gusta atacar, pero sufren
defendiendo. Así se vio ante el Betis, que lo
explotó a la perfección. El brasileño es intocable
porque su aportación ofensiva compensa su debilidad atrás -ante el Betis participó en los dos
goles-. Si Carlo quiere equilibrio, Carvajal debe
aceptar que el jefe es Marcelo. Por eso Arbeloa es
tan importante, porque interpreta muy bien su
papel. · 2: Modric y Khedira presionan, Pepe y Ramos reculan En defensa hubo dudas. Las líneas no estuvieron
juntas. En ocasiones, Khedira y Modric
presionaban y los centrales reculaban. El Madrid
se rompió mucho y por ahí el Betis hizo bastante
daño. La calidad de Pepe y Ramos les permitió
maquillar el desorden que hubo. Pero el Madrid jugó con fuego. Posiblemente por notar cierta
inseguridad en la destrucción, los centrales se
refugiaron demasiado atrás para intentar
desactivar los jugadas de ataque del Betis. En el
segundo tiempo se mejoró este aspecto. · 3: Ataque muy previsible y poco variado El Madrid se enredó mucho en su juego de
ataque. Demasiado toque en corto, demasiados
pases para alcanzar el área rival. No sólo perdió
balones por abusar de la posesión, sino que
permitió que el Betis siempre estuviese colocado
para defender. Se echaron en falta pases en largo para sorprender al Betis y no fue por falta de
desmarques de Benzema y Cristiano. Modric hizo
un gran partido, pero lo jugó todo en corto.
Demasiada gente cerca del balón y pocos en
movimiento. · 4: El Madrid sigue sufriendo en acciones a balón parado El equipo sigue haciendo demasiadas
concesiones a la hora de defender las jugadas a
balón parado. Despistes que ya la temporada
pasada le costaron caro. El Betis creó peligro en
todos los saques de esquina que lanzó. El Madrid
tuvo muchos probemas para defenderlos y sufrió en casi todos ellos. En ocasiones por mala
colocación, en otras por despistes y en otras por
falta de comunicación, lo cierto es que el peligro
era contínuo. También es cierto que el Madrid
pierde altura sin Arbeloa, Xabi o Coentrao. · 5: La izquierda muy poblada, la derecha desierta Demasiada izquierdadependencia en el Madrid. El
equipo abusa en exceso de jugar por este lado. El
problema es que por ahí rondan Marcelo, Isco y
Cristiano. La izquierda está muy poblada y hay
tendencia a girar todo el juego en la misma
dirección. En la derecha está Özil, pero siempre con la intención de salir de ahí para buscar el
centro. Sin Di María, el Real Madrid pierde
presencia por la banda derecha. No hay nadie que
lleve peligro y eso es un respiro para los rivales. · 6: Mucha posesión, pero a ritmo muy lento El equipo ralentizó mucho su juego.
Prácticamente en todas las jugadas ofensivas
intervenían todos los jugadores de ataque.
Demasiados pases que hicieron que el Madrid se
atascara mucho en la elaboración de las jugadas.
Cada ataque se convertía en un ejercicio de precisión. Con tanto pase, multiplicó además las
opciones de que el Betis robase el balón. Lo hizo
y en posiciones de mucho peligro. El Madrid
perdió 86 balones, una cifra demasiado elevada
para un equipo de tanta calidad. Posesión mal
entendida. · 7: Poca intensidad a la hora de recuperar el balón El Madrid también pecó de falta de intensidad
defensiva. Aquí el hecho de que muchos
madridistas viniesen de jugar con sus selecciones
puede ser una excusa, pero lo cierto es que el
Madrid presionó poco, y en ocasiones mal, al
Betis. Sobre todo en el primer tiempo el conjunto de Ancelotti sufrió mucho para recuperar el balón
en posiciones adelantadas. En el segundo tiempo
mordió más y consiguió que el rival no saliese
con tanta facilidad. Sólo ahí consiguió adueñarse
del partido. · 8: Carlo no consigue que Özil se sienta cómodo El alemán está desconectado, y eso es un
problema para el Madrid, que necesita a uno de
sus jugadores más desequilibrantes. La necesidad
de hacer hueco a Isco le ha desplazado a la
derecha y le ha restado protagonismo. Se ha
alejado de la zona de influencia, del lugar donde es letal, y le está costando tener presencia en los
partidos. · 9: Cristiano Ronaldo, de espaldas a la portería Ancelotti quiere acercar a Cristiano a la portería.
Ha adelantado su posición y ahora mismo se
puede decir que juega de delantero. Ha dejado de
ser extremo para moverse en las posiciones más
adelantadas del ataque. Pero quitarle 30 metros a
Cristiano es como quitárselos a Bolt: no aprovechas su potencia. Se ve a un CR7 estático,
recibiendo de espaldas y con mucha gente
alrededor. Así le cuesta más que si llega en
velocidad de crucero. También pierde posiciones
de disparo, su gran arma. Carlo quiere exprimir su
repertorio rematador acercándolo al área, pero el experimento aún no funciona. · 10: Muchos desmarques en horizontal La poca fluidez en el juego hizo que el Madrid
cayese en muchos situaciones de fuera de juego.
Cristiano y Karim quedaban aprisionados entre la
defensa del Betis y buscaban desmarques
horizontales fáciles de anular.

0
0
0
0No comments yet