Canales populares

Los 10 estadios de las finales más épicas de un mundial


Google Maps te ofrece un recorrido virtual por los estadios donde se vivieron las finales más dramáticas en la historia de los mundiales de fútbol.

Tras la segunda guerra mundial, Alemania cayó en una de las depresiones económicas más grandes de la historia. El país vivía en tristeza hasta que sucedió el Milagro de Berna en un estadio de Suiza, una historia de superación que corona un recorrido virtual de Google Maps por los 10 estadios que albergaron las finales más épicas de un Mundial de Fútbol.

A poco de iniciar el Mundial de Rusia 2018, que verá el regreso de la selección peruana a la fiesta del fútbol más grande del mundo, Google Maps lanzó el especial "Where Champions Are Made" (Donde se hacen los campeones), un recorrido que muestra los escenarios "donde los equipos han luchado por la victoria en finales dramáticas".



link: https://www.youtube.com/watch?v=shNFTiK-qlE

Estas finales dramáticas tienen varios factores: un partido impredecible donde ambas escuadras llegaron al límite de sus fuerzas teniendo que definir el encuentro, a veces, con un gol agónico. Así es la historia del llamado Milagro de Berna, que ayudó a enrumbar el también conocido milagro económico alemán.

Sucedió en la final del Mundial de Suiza 1954. La selección Alemania Federal se midió ante el favorito Hungría. Las 60 mil personas que llegaron al Wankdorfstadion de Berna soportaron una intensa lluvia esperando ver triunfar a los húngaros, que llegaron junto a Brasil y Uruguay como candidatos a campeonar y que le dio a Alemania su única derrota del torneo (venció por 8 a 3); mientras que Alemania regresaba a un mundial después de la Segunda Guerra Mundial.

Los alemanes eran visto como un equipo que se iba a quedar en el camino en primera ronda. Casi todos sus triunfos fueron una sorpresa. Así, cuando en la final Hungría se adelantó por dos goles en solo minutos todo se veía encaminado de la mano de Ferenc Puskás. Pero todo cambió en solo 10 minutos, Alemania lograba el empate ya en el minuto 18.

El arquero Toni Turek fue el héroe del equipo desde el minuto 19 en adelante. Hizo frustrar hasta la cojera a Puskás (producto de sus intentos de gol y una lesión producto de un choque contra un alemán). Faltan seis minutos para que el árbitro decrete el final, cuando Helmut Rahn "El jefe" puso el inesperado 3 a 2 de un disparo soberbio que consolidó el resultado final luego que el árbitro invalidó un gol a Puskás tres minutos después. Fue un milagro.

El impacto de la gloria futbolística por ser campeón mundial nueve años después de la Segunda Guerra Mundial fue enorme. La sociedad alemana en medio de la depresión posguerra se levantó gracias a una selección de jugadores aficionados (la Bundesliga no era profesional) de la mano del capitán Fritz Walter, considerado héroe nacional. Así empezó el también llamado milagro económico alemán que los enrumbó al 'primer mundo'.



Estadio Luzhniki (Moscú, Rusia). Es el estadio más gande de los 12 que albergarán el Mundial de Rusia 2018. Será el escenario de la final que se jugará en próximo 15 de julio


Estadio de Wembley (Inglaterra), Es en lugar de referencia donde se celebran los principales partidos de fútbol de Inglaterra. Fue el escenario de la final de Inglaterra 1966 en la que la selección local venció por 4 a 2 a Alemania Federal el 30 de julio de aquel año con un hat-trick de Geoff Hurst


Maracaná (Río de Janeiro, Brasil). El hogar del fútbol brasileño. Fue el local de las ceremonias de apertura y clausura de las olimpiadas de 2016 y escenarios de las finales de los mundiales de Brasil 1950, cuando Uruguay se coronó campeón venciendo a Brasil por 2 a 1 en una fecha conocida como el 'Maracanazo'; y del mundial de 2014, cuando Mario Gotze anotó en el minuto 113 dando el triunfo a Alemania por 1 a 0 sobre Argentina


Estadio Azteca (Ciudad de México, México). Construido en 1966, es uno de los estadios más grandes del mundo y casa del Club América. Fue sede de las finales de 1970, cuando Brasil se convirtió en tricampeón al derrotar a Italia por 4 a 1 de la mano de Pelé; y cuando Maradona alcanzó la gloria al liderar la Argentina que derrotó a Alemania por 3 a 2


Estadio Soccer City (Johannesburgo, Sudáfrica). Aunque ahora alberga grandes conciertos y eventos estatales, fue la sede de la final del mundial 2010, cuando Iniesta puso un gol casi agónico en el minuto 116 para gritar que España es campeón mundial tras superar a Países Bajos por 1 a 0.


Rose Bowl Stadium. (Pasadena, California EE.UU.). El hogar de un juego anula de campeonato de fútbol americano universitario fue el escenario de la final de 1994. En aquella final, Brasil e Italia empataron a cero llegando así a la primera final de mundial decidido por penales. Finalmente, el fallo de Roberto Baggio puso a la Canarinha como tetracampeón al superar por 3 a 2 en el tiro desde los 12 pasos.


Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina). El estadio sede del club River Plate fue el estrado que puso a la Argentina como campeón mundial por primera vez en su historia en 1970. Aquella vez ganaron por 3 a 1 Países Bajos cuando el partido quedó empatado a un gol en el tiempo reglamentario. Mario Kempes abrió el camino al triunfo en el minuto 105 y Ricardo Bertoni lo selló en el 115.


Estadio Centenario (Montevideo, Uruguay). El primer estadio que vio la final de una copa mundial. En 1930 vio a su seleccionado de casa derrotar por 4 a 2 a Argentina, siendo así Uruguay el primer campeón del mundo y el primero en lograrlo ganando todos sus partidos


Stadio Nazionale PNF (Roma, Italia). Un estadio legendario que prestó sus canchas para tres de los 17 partidos del mundial de 1934, incluido la final en la que Italia derrotó 2 a 1 a Checoslovaquia con un gol en el minuto 95. Fue la primera final ganada en tiempo suplementario. Cabe recordar que Italia también organizó el mundial de 1990, pero aquella final que vio a Alemania triunfar se jugó en el Estadio Olímpico de Roma


El Wankdorfstadion o Stade de Suisse (Berna, Suiza). Aunque ahora es sede de grandes conciertos, fue la sede de la final del mundial de 1954, partido conocido como El Milagro de Berna, en la que Alemania Occidental venció 3 a 2 luego que en la primera fase perdió un partido y pasó segunda en su grupo al ser vencido precisamente por Hungría. Sucedió nueve años después del final de la Segunda Guerra Mundial y provocó la primera gran alegría en Alemania al ser por primera vez campeona del mundo, que ayudó así a impulsar el también llamado milagro económico alemán
3Comentarios