Canales populares

Los Alemanes quieren a Alario

Los campeones del mundo se fijan en Alario, el joven delantero rojinegro pero en Colón quieren esperar.



El tanteo existió pero los dirigentes de Colón no lo tomaron con la firmeza del caso. No fue por falta de interés, sino porque entienden que al jugador hay que mantenerlo y esperarlo.

Al club llegó una propuesta del TSV 1860 Munich, equipo de la segunda división del fútbol alemán, por Lucas Alario. El tanteo se hizo por un préstamo, lo cual fue menos seductor todavía para la dirigencia sabalera.

El TSV 1860 Munich es un equipo de la segunda división alemana que, entre sus logros más trascendentes, tiene una Bundesliga de Primera en 1966 y siete copas estatales. Es un club que tiene 154 años y que juega de local en el Allianz Arena, con capacidad para 71.000 personas. Y hablando de centrodelanteros, tuvo en sus filas alguna vez a uno de los “9” más destacados de Alemania de los últimos tiempos: Rudi Voeller. En la última temporada, alcanzó el séptimo lugar en la tabla.

Lucas Alario es un jugador que tiene una enorme proyección y no sólo forma parte del esquema titular de Osella, sino que los dirigentes no quieren apurarse —más allá de las necesidades económicas— por el gran futuro que tiene este jugador, más allá de que no tiene muchos goles conquistados.

Alario no arrancará como titular porque está suspendido, pero nadie discute que sus condiciones lo llevarán, seguramente, a ser un hombre indiscutido en este equipo que dirige Osella, más allá de las incorporaciones de Telechea y Becerra para completar el sector ofensivo.

En el torneo pasado, Lucas fue muy solidario, se transformó en el primer “bastión” defensivo que tuvo el equipo, esperando y corriendo gente en la mitad de la cancha y aguantando muy bien la pelota en el sector ofensivo, a la espera de la llegada de sus compañeros. No hizo muchos goles, pero algunos de ellos fueron importantes, como el que conquistó en Rosario ante Newell’s.

Colón ha vendido jugadores, en los últimos siete meses, por cerca de 4 millones de dólares (Luque, Mugni, Graciani y Meli), a eso deben sumarse 10 millones de pesos que aportó un grupo empresario, en su momento, recibiendo como garantía el cincuenta por ciento del pase de dos jugadores (eligieron en esa ocasión a Luque y Graciani). Es decir que las canteras rojinegras permitieron que el club sume más de 50 millones de pesos, más allá de la posibilidad de otros jugadores que vienen siendo titulares y que tienen mucha proyección.

Colón mantiene el 50 por ciento de Meli y tiene a Lucas Alario, quien en la medida en que consiga eficacia a la hora de convertir en el arco de enfrente, podrá aumentar considerablemente su cotización. Y a esto aspira la dirigencia rojinegra. Por eso, la negativa a cederlo en este momento en el que se lo necesita en lo deportivo.



YAPA: Colón presento su nueva camiseta alternativa, conmemorativa a 50 años del nacimiento del "Cementerio de los Elefantes".





0No hay comentarios