About Taringa!

Popular channels

Los genios incomprendidos

El escándalo es inherente a sus explosivas personalidades.

Son admirados tanto por su talento como por sus desventuras dentro y fuera del terreno de juego.

Wayne Rooney
El goleador británico se ha encargado de pulir y refrendar su cuestionada imagen de chico malo.

En la era de las redes sociales, Rooney ha sabido sacarle provecho a ésta herramienta para poner a temblar al mundo virtual.

Entre sus muchas linduras en la red, podemos recordar cuando llamó a Pepe “idiota” luego de que le propinará tremendo pisotón a Lionel Messi, o cuando se enfrascó en una disputa con un seguidor vía twitter, luego de que este se burlará del “sobrepeso” de Rooney, quien tras retarlo a golpes, le advirtió : “te pondré a dormir en menos de diez segundos niñita. Te espero”.

Mario Balotelli
Del nene podríamos hablar semanas enteras. Basta recordar algunas de sus excentricidades dentro y fuera del terreno de juego. Siendo parte de lnter de Milán, Balotelli no tuvo reparo en enfundarse en la playera del Milán, asérrimo rival neroazurri.

Otra de las más recordadas, fue en un amistoso entre Italia e Islas Faroe, cuando el italiano, al ver que no era tomado en cuenta por Cesare Prandelli, decidió divertirse en el banquillo de suplentes jugando con su Ipad.

Gennaro Gattuso
El volante de contención italiano vivió momentos tan dulces como bochornos en el interior capitalino.

Después de un sinnúmero de recordadas locuras, Rino firmó su salida del cuadro lombardo cuando al finalizar un partido ante el Tottenham por la Champions League, encaró a quien se le pusiera enfrente, siendo el auxiliar técnico Joe Jordan el peor parado, luego de Gattuso lo tomara salvajemente del cuello.

Zlatan Ibrahimovic
Éste crack sueco es capaz de marcar el gol más fantástico de la historia como de agredir físicamente a sus compañeros de equipo.

Tanto en la selección como a nivel de clubes, Ibrahimovic protagonizó tremendo escándalo al demostrar sus dotes de Taekwondoin y recetar certeras patadas a sus coequiperos. Zlatan ha pasado de comprar una exótica Isla entera a declararse la guerra a Pep Guardiola y Lionel Messi luego del tormentoso paso de Ibra por tierras catalanas.

Cristiano Ronaldo
Desde su temprana irrupción como crack en el futbol europeo, CR7 adoptó la imagen de “rico, guapo y buen jugador”.

Su paso goleador por Inglaterra y España ha estado acompañado de la polémica y la excentricidad en todo momento.

Después de chocar su lujoso automóvil en las inmediaciones del centro de Manchester, Cristiano se hizo de su propia versión del batimóvil, sí, emuló al mismo Bruno Díaz, luego de costear un coche Ferrari negro de 350.000 euros (5.965.225 millones de pesos mexicanos).

Carlos Tévez
Luego de erigirse como el máximo ídolo, en su momento, de Boca Juniors, Tévez comenzó su aventura por el futbol mundial.

Luego de salir por la puerta de atrás del Manchester United por problemas personales con Sir Alex Ferguson, Tévez recaló en el otro equipo de la ciudad, el City.

Las cosas no mejoraron en lo absoluto, puesto que el argentino le propinó sendos dolores de cabeza a la entidad inglesa. En una ocasión, durante un encuentro ante el Bayern Múnich por la Champions League, Roberto Mancini, estratega del City, le ordenó calentar para tratar de revertir el marcador adverso, Tévez hizo caso omiso a las indicaciones y se negó a entrar de cambio.

Ronaldinho
La fiesta y los excesos nos privaron de ser testigos del mejor futbolista de todos los tiempos.

Luego de volver al futbol brasileño tras su desventura europea en los últimos años, Dinho volvió a las andadas y justo antes del arranque del Brasileirao llegó en completo estado de ebriedad al entrenamiento del Flamengo.

Causó molestia en sus compañeros, pero a nadie le sorprendió su comportamiento, pues el amazónico fue, literalmente, echado de Barcelona y Milán, por sus constantes y insultantes salidas nocturnas.

Antonio Cassano
Su pasado lo ha perseguido durante toda su carrera, como el mismo relató en su autobiografía Lo digo todo.
Cassano creció en uno de los barrios más violentos de Bari, situación que forjó y marcó su destino y carácter de por vida. El bambino admitió que se fue de parranda con dos prostitutas previo a un duelo crucial en la Serie A frente a la Juventus.

Éste mismo año, durante la concentración italiana en la Euro de 2012, el polémico atacante admitió que esperaba que dentro del vestidor azurri no hubiera ningún homosexual.

9Comments