Check the new version here

Popular channels

los mexicanos jugaran los octavos de la libertadores



San Luis y Chivas se bajaron de la Copa, pero la Conmebol ratificó que se juega a un solo partido.
Nacional de Uruguay y San Pablo de Brasil, asesorados por las autoridades sanitarias de sus países, habían decidido no viajar a México para enfrentar a San Luis y Chivas. Entonces, la Conmebol tomó una decisión fuerte: los dos cruces de octavos de final de la Copa Libertadores a un solo partido, en Montevideo y San Pablo. Hasta Nicolás Leoz, capo del fútbol sudamericano, aclaró: "Si hay empate, definen por penales".

En México, con mucha sensibilidad social por lo que se considera discriminación internacional por la gripe porcina que causó 42 muertos, no lo toleraron. El presidente de la Federación, Justino Compeán, hizo el anuncio, con el acuerdo de Chivas y San Luis. "San Pablo y Nacional no quieren venir a México. No hay Fair Play, por lo tanto nos retiramos de la competencia. (...) Pediremos compensación económica y deportiva". Y explicó que el reglamento de la Copa establece que no se puede definir el cruce a un solo partido.

El dirigente habló ante varios medios de prensa. Sin embargo, Leoz no se dio por aludido porque, según dijo, "si no avisan por escrito, no podemos actuar" y ratificó los partidos, para el 20 de mayo.

¿Entonces? La posición mexicana es firme, mientras la Conmebol volvió a patear la pelota, como lo hizo durante toda la semana desde que postergó los partidos. Hay dinero en juego. La televisión pierde facturación publicitaria, mientras los locales tienen un ingreso fijo: 140.000 dólares, que aporta la Conmebol con los fondos de la TV. Ya desde Nacional avisaron que igual quieren cobrar. Además, está prevista una multa por inasistencia, de 100.000 verdes.

La única resolución posible en lo deportivo sería el pase directo de San Pablo y Nacional a cuartos de final. Aunque Leoz ni quiso confirmarlo porque espera que los aztecas se presenten, pese a que Compeán fue claro y contundente.

Este fin de semana se anunció que vuelve el público en la Liga mexicana, pero con restricciones: sólo hasta el 35%, y en algunos estadios sólo para abonados que vayan con barbijo. Y esta medida fue rechazada en Atlas-Pachuca (en Guadalajara, donde es local Chivas).

La reacción fuerte fue del presidente de San Luis, Eduardo del Villar, quien acusó de "racistas" a los clubes sudamericanos.

"La posición de Nacional, como la de San Pablo, no es caprichosa, sino de prevención de sus intereses deportivos y de su obligación de preservar la salud del plantel", explicó Ricardo Alarcón, presidente del Bolso.

¿Volverán los aztecas a la Copa Libertadores?
fuente: http://notifutbolya.blogspot.com/
0
0
0
0
0No comments yet