Check the new version here

Popular channels

Los superclasicos que dejaron su huella para siempre

Un recorrido por los partidos más emocionantes de este duelo único en el mundo. Las goleadas más importantes, consagraciones, clasificaciones y encuentros emotivos entre los dos equipos más grandes de la Argentina.



River 3 - Boca 1 (19 de noviembre de 1933)
Sin otro objetivo que impedir la consagración de su clásico rival, el Millonario recibió al Xeneize en el Monumental. Se impuso con dos tantos de Bernabé Ferreyra y uno de Manuel Ferreira. Finalmente logró su cometido: el título se lo quedó San Lorenzo.

River 5 - Boca 1 (19 de octubre de 1941)
En aquel entonces, cuando La Máquina daba sus primeros pasos, el Millonario consiguió una de las mayores diferencias en la era profesional. José Manuel Moreno, Angel Labruna, Adolfo Pedernera y Aristóbulo Deambrossi (2) anotaron los goles del local, que ese año gritó campeón.

Boca 1 - River 0 (9 de diciembre de 1962)
Se enfrentaron en La Bombonera, por la penúltima fecha del torneo, cuando ambos equipos se disputaban el título. El local se puso en ventaja a través de Paulo Valentim, pero a cinco minutos del final el árbitro Carlos Noi Foino marcó penal para el Millonario. Delem ejecutó la pena máxima y Roma, claramente adelantado, detuvo el remate. Finalmente, Boca se adjudicó el certamen en la siguiente jornada (la última).

River 2 - Boca 2 (14 de diciembre de 1969)
Ambos equipos llegaron al final del campeonato con chances quedarse con el título, pero el Xeneize llevaba dos puntos de ventaja. Igualaron en el Monumental y, por lo tanto, Boca se adjudicó con el campeonato. Aquel día, los cancheros del Millonario abrieron las regaderas para intentar evitar lo inevitable: la vuelta olímpica del clásico rival en su propia casa.



River 5 - Boca 4 (15 de octubre de 1972)
Fue un encuentro electrizante el que se jugó en la cancha de Vélez. El Millonario se había puesto en ventaja 2-0, pero el Xeneize reaccionó y se adelanto 4-2. Luego, el local volvió a empardar el juego y en la última jugada del partido Carlos Morete selló la victoria. Nunca se convirtieron tantos goles en un superclásico como aquel día.

Boca 5 - River 2 (3 de febrero de 1974)
Más allá de la goleada, lo destacado de este partido fue la actuación de Carlos María García Cambón, quien le anotó cuatro tantos al Millonario en su debut con la camiseta azul y oro. Nunca nadie había marcado esa cantidad de goles en un superclásico, y nunca nadie logró igualar su marca.

Boca 1 - River 0 (22 de diciembre de 1976)
Fue la única vez que ambos equipos se cruzaron en la final de un torneo oficial. Se jugó en la cancha de Racing, y el Xeneize se quedó con el Nacional gracias a una picardía de Rubén Suñé, quien marcó un gol de tiro libre mientras Fillol acomodaba la barrera.

Boca 1 - River 2 (9 de noviembre de 1977)
El Millonario llegaba a La Bombonera como puntero para disputar la penúltima fecha. El Xeneize se puso en ventaja apenas empezado el partido, pero el visitante lo empató con un penal convertido por Passarella y lo terminó ganando en el último minuto de juego, con un tanto de Pedro González. El conjunto dirigido por Angel Labruna levantó el trofeo en la siguiente jornada.



Boca 3 - River 0 (10 de abril de 1981)
Fue un partido repleto de figuras e hizo su presentación en los superclásicos nada menos que Diego Maradona. El Diez contribuyó a la victoria con un golazo, dejando desparramados a Fillol y Tarantini antes de empujar la pelota a la red. Los otros dos gritos fueron de Brindisi.

Boca 0 - River 2 (6 de abril de 1986)
Ya consagrado como campeón, el Millonario dio la vuelta olímpica en La Bombonera antes de empezar el encuentro. Luego, en los noventa minutos, el equipo dirigido por el Bambino Veira volvió a festejar: Norberto Alonso fue la gran figura y convirtió los dos goles con una pelota color naranja que tuvo corta vida en el fútbol local.

River 3 - Boca 2 (22 de noviembre de 1987)
El Millonario sufrió hasta último momento pero finalmente se quedó con la victoria. Palma había errado un penal y el Xeneize se había aventajado 2-0, pero el local reaccionó a tiempo, lo empató y luego revirtió la historia con un tanto del propio Palma. En el último minuto de juego, el arbitró otorgó la pena máxima para el visitante, pero Jorge Comas desvió su disparo por arriba del travesaño.

Boca 4 - River 3 (27 de febrero de 1991)
Después de estar 2-0 y 3-1 abajo en el marcador, el Xeneize dio vuelta el encuentro con goles de Blas Giunta, Victor Marchesini y Diego Latorre (2). El último tanto de Gambetita fue con una tijera espectacular que provocó el delirio de La Bombonera. Luego, el conjunto entonces dirigido por el Maestro Tabárez cosechó un sospechoso empate sin goles ante Oriente Petrolero, lo que provocó la eliminación del Millonario de la Copa Libertadores.



Boca 0 - River 3 (11 de diciembre de 1994)
Con Américo Gallego como director técnico, el Millonario llegó a La Bombonera como puntero, invicto y máximo candidato el título. Los de Núñez se impusieron con goles de Enzo Francescoli, Marcelo Gallardo y Ariel Ortega. En la última fecha, River empató con Vélez y dio la vuelta en su estadio.

Boca 4 - River 1 (14 de julio de 1996)
Con un gol de Basualdo y tres de Caniggia, uno de ellos tras un penal errado por Maradona, el equipo que conducía Bilardo aplastó al Millonario en La Bombonera, aunque sobre el final del torneo decayó en su rendimiento y dejó escapar un título que tenía entre las manos.

Boca 3 - River 2 (29 de septiembre de 1996)
Boca continuaba confirmando su paternidad sobre River y lo hacía de maneras insólitas. En este caso, el héroe fue Hugo Romeo Guerra, quien hizo festejar al Xeneize con un nucazo en tiempo adicionado. El uruguayo tocó el cielo con las manos y tuvo su momento de gloria, aunque rápidamente se fue del conjunto de la Ribera.

River 3 - Boca 3 (23 de marzo de 1997)
El Xeneize goleaba 3-0 y se lucía en el Monumental, pero los jugadores del Millonario se despertaron y consiguieron la igualdad con tantos de Sergio Berti, Facundo Villalba y Celso Ayala. El local casi consigue la victoria en el tiempo de descuento. De todas maneras, el resultado se festejó como un triunfo por cómo se había dado el partido.



Boca 3 - River 0 (24 de mayo de 2000)
El Xeneize había perdido 2-1 en el Monumental y debía dar vuelta la historia en La Bombonera para clasificarse a las semifinales de la Libertadores. Los dirigidos por Carlos Bianchi marcaron la diferencia en el complemento con goles de Marcelo Delgado, Juan Román Riquelme (aquel día le hizo un delicioso caño a Yepes) y Martín Palermo. El último tanto quedará para siempre en la historia: Palermo, quien regresaba luego de una dura lesión, engañó a toda la defensa rival con una serie de movimientos rústicos y colocó el balón junto al palo.

Boca 0 - River 3 (10 de marzo de 2002)
En una tarde de lluvia, el Millonario se floreó y cortó una sequía de ocho años sin victorias en La Bombonera. Esteban Cambiasso, Eduardo Coudet y Ricardo Rojas marcaron los goles. Como frutilla del postre, el tanto del defensor, sobre el final del encuentro, fue con una exquisita definición de vaselina que quedó en el recuerdo de todos los riverplatenses.

River 2 (4) - Boca 1 (5) (17 de junio de 2004)
Ambos equipos se disputaban un lugar en la final de la Libertadores. El Xeneize había ganado 1-0 en La Bombonera y, en la vuelta, River se impuso en el Monumental en un final no apto para cardíacos. En la definición por penales, Abbondanzieri atajó el tiro de Maxi López y luego Javier Villarreal sentenció la serie. El estadio enmudeció por completo y sólo se escucharon los festejos de los jugadores, ya que por motivos de seguridad se había prohibido el ingreso de las hinchadas visitantes en los dos encuentros.


 
0
0
0
0
0No comments yet