Check the new version here

Popular channels

Luis Enrique y los dilemas en torno a Leo Messi







Luis Enrique no tiene una tarea sencilla. Nada más y nada menos el asturiano es el encargado de reconstruir el proyecto en Can Barça; es decir, Josep María Bartomeu y compañía le han contratado para que sea un punto de inflexión entre el glorioso ‘Pep Team’ y el siguiente gran equipo que haga disfrutar al ‘soci’ durante unos años. Misión prácticamente imposible.

Luis Enrique tiene dos grandes retos para tener alguna opción a construir un nuevo Barça y ambos giran alrededor de Leo Messi: primero, recuperar la mejor versión del delantero para el exigente fútbol europeo y, segundo, integrar a tres gallos en un mismo vestuario: el propio Messi, Neymar Jr. que tras una temporada rindiendo honores al argentino ya exige protagonismo y el último en llegar, Luis Suárez, que cuando se una al grupo tras la suspensión no estará por la labor de asumir una función comparsa y menos amparado en el traspaso que el FC Barcelona convino con el Liverpool para hacerse con sus servicios.

Leo Messi: recuperar al mejor jugador de las últimas décadas
Luis Enrique es consciente de que la vida sería un campo de flores si Leo Messi fuese el de hacer tres temporadas, pero no lo es. Desde hace dos años que la caída del rendimiento del argentino es notoria y preocupante porque no se sabe cómo ayudarle a recuperar elementos de su juego que le hacían imparable. Leo Messi ha perdido rapidez y regate; en consecuencia su juego no es tan desequilibrante. El equipo ha padecido esta nueva versión light de Messi, especialmente en el último curso en el que no apareció nadie para cubrir las espaldas al argentino cuando éste no respondía. El olfato de gol lo había mantenido intacto pero todo apunta a que pude ser la siguiente parámetro que disminuya en la contribución de Messi al FC Barcelona. Luis Enrique tiene la misión de recuperar al gran Messi para su proyecto o de encontrar otra forma para que su talento vuelva a ser rentable para el equipo.

Lucha de egos: Leo Messi, Neymar y Luis Suárez
Como decía a Luis Enrique le espera un año difícil. Del asturiano se destaca su fuerte personalidad y temperamento, pero con las superestrellas hay actitudes que no funcionan y el técnico lo sabe bien tras su paso por Italia y sus problemas con la estrella de la Roma Francesco Totti. Luis Enrique deberá encontrar la forma de que convivan sus tres principales estrellas ahora que Xavi Hernández definitivamente ha bajado del pedestal y que a Andrés Iniesta no le falta mucho. Neymar llegó a Barcelona adorando a Messi y así se pasó un año. Para muchos Gerardo Martino desperdició el talentos del brasileño; a Neymar se le percibió atado, demasiado pendiente del ‘messisistema’. Este año a Neymar no le podrán contener. El brasileño está en Europa para comerse el Mundo y no para participar del endiosamiento de otro que precisamente ofrece claros síntomas de agotamiento. Y si Neymar va a reclamar una cuota de protagonismo importante, Luis Suárez ni va a preguntar por ella. El nueve uruguayo en cuanto tenga ocasión cogerá lo que él crea que le pertenece y listos; si los demás tienen un problema ya se las arreglarán.

Luis Enrique tiene trabajo acumulado sobre la mesa de su despacho. El año que se perdió con Gerardo Martino tiene consecuencias importantes y al asturiano le va a tocar lidiar con cuestiones inflamables. De todas maneras, si alguien reúne las habilidades para salir victorioso de este escenario es Luis Enrique. Su presencia ya es diferente a la del resto y además no tiene ataduras con el vestuario a pesar de que haya estado ligado al club durante muchos años. Si Luis Enrique es fiel a la imagen que se tiene de él y que se ha ganado a pulso con su trabajo durante una carrera de jugador brillante y una prometedora como técnico, ganará por goleada.
0
0
0
0No comments yet