Check the new version here

Popular channels

Luis Suarez lleva una semana corriendo

Pesse a las dificultades impuestas por la FIFA, el crack está actuando con la máxima profesionalidad aunque tenga que ejercitarse alejado de sus compañeros



La pretemporada ya está en marcha para Luis Suárez. El fichaje estrella del Barça está cumpliendo con el máximo rigor la sanción impuesta por la FIFA, pero no ha querido descuidar su preparación. La sanción de cuatro meses le impide pisar instalaciones deportivas profesionales o tener contacto con sus compañeros. Solo le deja entrenarse por su cuenta, con un preparador que no sea del club o de su selección, y lo está haciendo desde esta semana.

Suárez está corriendo y cumpliendo con un detallado plan físico bajo la premisa de la máxima discreción. Los abogados le han recomendado que siga sin mostrarse en lugares públicos y se entrena de forma oculta. El temor a que la FIFA malinterpretara cualquier imagen o fotografía del futbolista entrenando se mantiene y para evitar problemas ha decidido, de acuerdo con sus asesores y el Barça, ejercitarse alejado de los focos. Luis se alejó el fin de semana pasada de Castelldefels, el domicilio de sus suegros, para instalarse en un lugar cercano, pero en el que ya no sufriera el acoso de los medios y los hinchas que se congregaban a diario a las puertas de la casa.

El jugador se decantó por la tranquilidad para, sobre todo, empezar a trabajar. Su último partido fue el 24 de junio ante Italia en el Mundial y ya quería ejercitarse después de haber pasado unos días de descanso en Uruguay y solucionar todos los trámites burocráticos relacionados con su fichaje en Barcelona. Con el contrato ya firmado y la estrategia jurídica trazada, Luis podría aislarse y vestirse nuevamente de corto para entrenar.

El uruguayo tenía en principio permiso para permanecer de vacaciones hasta el domingo. El crack entraba en el mismo grupo de Claudio Bravo y su incorporación estaba fijada para el 28 de julio. Un plazo que decidió recortar una semana para estar cuanto antes en condiciones óptimas. Suárez ya sabía que no podría viajar con el resto de compañeros al stage de Birmingham. La FIFA se mostró en todo momento inflexible y no hizo excepciones en su sanción. Desde el momento que su portavoz anunció que Luis no podría ser presentado oficialmente con el Barça, como el club confiaba, todos supieron que tampoco habría condescendencia en cuanto a la posibilidad de entrenarse con el equipo. Por tanto, al futbolista no le quedaba otro remedio que buscar una alternativa.

El jugador decidió entonces seguir un plan físico específico, guiado por un preparador personal, para contar con un buen tono rápidamente. El Barça debe quedar al margen de esta puesta apunto ya que la FIFA así lo exige en su sanción. Suárez no puede vincularse de ninguna manera con el club blaugrana ni que sea con uno de los miembros de su staff deportivo. El jugador ha tenido que organizar el trabajo por su cuenta y seguirá sus propias pautas hasta que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) tome una determinación. Las previsiones apuntan al 12 de agosto como la fecha en que el TAS puede hacer pública una decisión que pasaría por una rebaja de la sanción y, como mínimo, le permitiría entrar de nuevo en instalaciones deportivas profesionales y así podría entrenarse con el conjunto blaugrana de una manera normal.

Otra cosa sería disputar partidos oficiales, algo que probablemente se alargará más, aunque existe la esperanza que los cuatro meses queden recortados. La intención de Suárez es contar con una buen fondo físico para el momento en que el TAS dé luz verde y se ponga a las órdenes de Luis Enrique.
0No comments yet