Check the new version here

Popular channels

Luque-Loco

Hace 15 años Martín Palermo vivía su noche más fatídica con la camiseta de la Selección en el mismo estadio en el que Boca se mide con Capiatá. Los tres penales fallados fueron récord en el encuentro ante Colombia por la Copa América 1999 .

Es ese arco y el otro. Hace 15 años. No hay plaqueta que recuerde ese día. El del récord malo de Martín Palermo, en un Argentina-Colombia de la Copa América 99. Tres veces se paró frente a la pelota y tres veces falló. Es posible imaginarlo ahí, una y otra vez, y otra, en Luque, en el estadio en el que hoy jugará Boca.

Venía de dos goles a Ecuador, en el debut, y lo habían ovacionado más que a nadie en la salida de la Selección. Parecía el inicio de un amor en celeste y blanco. Fue a los 5 minutos que el paraguayo Aquino cobró el primero, por mano de su marcador. Calero iba a ser su víctima. Pero Palermo falló, como venía de fallar en el torneo local. El tiro fue al travesaño.

Su optimismo hizo que nadie dudara de que iba a ir por el segundo, a los 31’ ST, por otra mano de quien lo perseguía. Con las manos en la cintura, se preparó. Bielsa gritaba desde el banco, lo llamaba a Roberto Ayala y le decía que fuera él. Pero ni el Ratón ni el Loco DT pudieron. Fue de nuevo Palermo y esta vez lo tiró muy alto. Y hubo un tercero, a los 45. “Ni que fuera a ser récord del mundo”, dice Macaya, cuando ve tanto obstinamiento por patear de nuevo, y el remate no va ni arriba ni al travesaño, demasiado manso, a la izquierda, al cuerpo del arquero.

Los que gritaban eran colombianos y paraguayos. “Paleeermo, Paleeermo”, se burlaban, hirientes. Los argentinos se miraban, se preguntaban por qué. El tiempo permitió comprender que esa combinación entre inconsciencia, locura, valentía y optimismo era parte de su secreto. De todo lo que vendría después...



Se viene los hinchas de RIBER


0
0
0
0
0No comments yet