Check the new version here

Popular channels

Maidana ya siente el respaldo argentino en Las Vegas

La pelea frente a Mayweahter resignificó el escenario: el MGM Grand mucho se pareció, por momentos, a cualquier estadio del fútbol argentino. O al Luna Park en sus mejores noches, claro.


Maidana, ante Mayweather, con el respaldo de los hinchas argentinos.


Bastante antes de que el Grand Garden Arena ofreciera cada uno de sus rincones repletos, Las Vegas ya estaba vestida de dos colores nuevos: el celeste y el blanco de la bandera argentina. Como en las preciosas noches en las que Ringo Bonavena se paseaba jactacioso por el Madison Square Garden de Nueva York; o como en días no tan lejanos Maravillas Martínez se hizo celebridad bajo este mismo cielo que cobija tantos hoteles, casinos y munditos imaginarios.

Sorprende, pero sucede: la expectativa se presenta de nuevo. La pelea de Maidana contra Mayweather es motivo de inmensas atracciones. Muchos viajaron desde la tierra de Monzón y de Maradona. Otros se acercaron desde localidades cercanas a las que vinieron a buscar expectativas no resueltas. También están los curiosos que se enteraron a último momento. Pero la sensación de cada uno de ellos es la misma: creen que Maidana ganará.

"Una piña le va a entrar", repiten -en confianza y con confianza- muchos de los que caminan por el inmenso lobby del MGM Grand. Ninguno de ellos cree en las apuestas que dicen que Maidana en nada se parece a un favorito.

Son 18.000 los espectadores que esperan con asombro y entusiasmo por la gran pelea. Antes también aplauden a otros argentinos (en su tercera pelea como profesional, Fabián Maidana venció en Jared Teer; y Damián Sosa cayó por puntos), mientras tratan de que la ansiedad ante la gran cita no los devore. Gritan como si estuvieran en el Monumental, en la Bombonera o en el Ducó. Se refieren a Maidana. Y lo hacen bandera: las canciones también cuentan a la Argentina, esa que se hace himno en la voz de Jorge Rojas.

En el medio de todas esas escenas se escucha al Chaqueño Palavecino. Canta lo que todos impulsan: "Dale, dale, Chino". De repente, por un rato, por ese precioso instante, Las Vegas parece territorio argentino.
0No comments yet