About Taringa!

Popular channels

"Maradona es de Boca, porque gallina no es"

"Maradona es de Boca, porque Gallina no es..."




Ese es el hit de Diego que lo vincula con el club de sus amores. Llegó en el 81, tuvo tres ciclos. Acá, diez hitos de la relación.

Maradona y Boca. Amor eterno, ídolo de ídolos, pese a que no ganó títulos internacionales. Hitos del 10 con la azul y oro, como jugador y como hincha, toda la vida. Tuvo hitos, de principio a fin, con imágenes para la historia.


Llegó en el 81, revolucionando el fútbol local. Lo quería River, eligió Boca, que pagó además de cerderle seis jugadores a Argentinos.


Debutó con goles de penal en una Bombonera que explotó, con Talleres de Córdoba. Y cerró el campeonato metiéndola contra Racing, también desde los 12 pasos, en un estadio que explotaba. Venía de desperdiciar penales y "Dios me condedió esto". Dio la vuelta ese mismo año, peleando mano a mano con el Ferro de Griguol. Y tuvo goles épicos, como los que le metió a Fillol.


"Lo quería el Barcelona, lo quería River Plei, Maradona es de Boca, porque Gallina no es", fue el hit de aquellos tiempos, cuando el 10 eligió la azul y oro. "Maradóoooo, Maradóoooo", también se canta.


A River lo tuvo de hijo, con goles haciendo arrastrar por el piso a Fillol y además de tiro libre. Uno mejor que el otro, en el Monumental y en la Bombonera.
Cada vez que no jugaba y tenía tiempo, se lo veía en uno de los palcos de la Bombonera gritando como un hincha más. Con sus hijas, con Claudia, con Coppola...


Volvió en el 95, con Marzolini, y estuvo cerca de ser campeón pero no se le dio, tras un radi genial de Vélez una caída clave vs. Racing. Inolvidable su nuevo debut en octubre, cuando sus hijas lo recibieron dentro de la cancha en un partido en el que se cruzó feo con Toresani: "Te espero en La Habana y Segurola".


Ya en sus nuevos ciclos, en el final de su carrera, también se recuerdan sus excentricidades: los mechones, polémicas por las rayitas blancas de la camiseta, llegando a una práctica en un Scania, otra vez con una Ferrari.

Inolvidable el festejo con piquito a Caniggia, top en su carrera: 14/7/96, tres goles del Pájaro y festejo alocado.


Su último partido fue contra River (25/10/97), en el Monumental: no volvió a jugar el segundo tiempo y entró el pibe Riquelme... Imagen de despedida: gesto de fuck you a la gente de River.

Fana de Boca, siempre aspiró a dirigir al club de sus amores pero no se le dio. Desde afuera, fue crítico de varios técnico y a Ischia hasta lo llegó a llamar "bife de chorizo". En 2005, festejó como local el Rey de Copas en San Pablo, al ganarle al local por la Recopa, con Basile de DT.
0No comments yet
      GIF