Check the new version here

Popular channels

"Maradona tenía compañeros, Messi tiene estrellas a su lado"

"Maradona tenía compañeros, Messi tiene estrellas a su lado"

Fue central internacional, Ferrara atendió a AS antes de la final. Lució el brazalete en la Juventus, después de disfrutar de Maradona en el Nápoles.




P.- ¿Cómo lo hace un napolitano para triunfar en el norte de Italia?

R.- No creo que sea el único caso. Tuve la suerte de jugar en el equipo de mi ciudad por 10 años. Lo hice en el Nápoles de Maradona, con el que ganamos títulos importantes y mi primer partido fue contra la Juventus de Platini. Luego, en 1994, el Nápoles no me quiso renovar el contrato y decidí venir a Turín. Era la única sociedad que podía ofrecerme un nivel muy alto de juego y resultados.



P.- ¿Le costó aclimatarse?

R.- Aquella Juve llevaba nueve años que no había ganado el Scudetto. La gente presionaba mucho para que volviese a ser lo que fue. El primer año la ganamos, pero perdimos la Copa UEFA contra el Parma. Ahora, la Juventus, en este primer año de Allegri, ganó la Liga, la Coppa y opta a la Champions; sería un histórico triplete.

P.- ¿Usted tuvo una enfermedad desconocida siendo pequeño?

R.- Fue un problema que tienen los niños y les afecta a las rodillas en la época de crecimiento y de formación. Fue bastante duro, ya que dolía mucho. Estuve ingresado, anduve en silla de ruedas, pero aún no me dedicaba al fútbol y no era una enfermedad rara.

P.- ¿Cómo era la vida con Maradona?

R.- Éramos vecinos. Él vivía encima de mi piso.



P.- ¿Era buen compañero?

R.- No me escucharás hablar mal de Diego a ningún jugador que haya sido compañero suyo. En mi primera concentración como profesional decidí estar con él. Tenía 17 años y para mí, estar a su lado, era una emoción incontrolable. Sólo poder entrenar con él, verlo de cerca, poder cruzar unas palabras… Todo era muy bonito, aunque aparecieron los momentos duros. Para mí es un gran honor haber conocido al mejor futbolista de todos los tiempos.

P.- ¿Con qué se queda?

R.- Diego nos regaló grandes momentos al Nápoles y a la ciudad. Era un equipo que no era muy potente y de su juego se hizo grande. Nunca se habían conseguido títulos, y con él cambió la historia.



P.- ¿Se siguen viendo?

R.- Poco, pero la relación aún perdura. Es bonito sentirte cerca de él.

P.- ¿Sería imparcial en el debate Maradona-Messi?

R.- (Ríe) Adoro a Messi, pero más a Maradona. Leo está batiendo todos los récords posibles. Seguramente es un fenómeno, como otros. Cristiano, Zidane, Ronaldo… Todos esos son superdotados, pero Messi rompe todos los récords. La gran diferencia es que Maradona ganó en Italia, en el Nápoles, que no es el Barça. El nuestro era un equipo fuerte, pero el Messi tiene la fortuna de tener a su lado a Neymar, Iniesta, Suárez, Xavi, etc… A comparación, el nivel de los dos equipos es muy diferente; Maradona tuvo compañeros y Messi estrellas a su lado.



P.- ¿Y dónde puede estar a diferencia?

R.- Maradona ganó el Mundial y para mí Diego está por encima de Messi.

P.- ¿Cómo se para a Leo?

R.- Disparándole, sin más.

P.- ¡Torricelli dijo lo mismo!

R.- Pues ya somos dos para apretar el gatillo. Así seguro que lo paramos. Hablando en serio. De Messi puedes prepararte, conocerlo, saber cuáles son sus movimientos. Pero por mucho que tengas las jugada en la cabeza, acaba inventando algo que te lo tira todo por el suelo. No tienes nada que hacer. Sabes la fintas y los driblings habituales, pero no cuándo los va a ejecutar. Puedes defenderte de Messi de muchas maneras.

P.- ¿Cómo?

R.- En pareja.

P.- ¿Cómo con Paolo Montero?

R.- Exacto. La fórmula era clara: uno levantaba y el otro…

P.- ¿Y el otro?

R.- Dejaba el recado.

P.- ¿Ah?

R.- Se trabaja en equipo, estando el defensa muy encima del delantero y el otro compañero, al tanto de todo. Antes, sin tanta televisión grabando, los marcajes eran más sencillos para nosotros y duros para los delanteros.

P.- Escuche, pero si dos defensas se centran en Messi, te aparecen por detrás Suárez y Neymar…

R.- Es verdad. Son tres fenómenos, pero no puedes ganar el duelo de manera singular, aquí lo que manda es el equipo. Si los marcas individualmente, estás perdido. Son los tres mejores delanteros del mundo y si se escapa uno, las coberturas serán vitales. La Juve debe jugar como un equipo. Messi puede hacer saltar la banca en cualquier momento; no puede haber grietas atrás. Si el Barça se encuentra una Juve compacta, Buffon tendrá poco trabajo.

P.- ¿Es un alivio no haberse enfrentado a ellos?

R.- Mire, si nosotros nos hubiésemos encontrado a Messi y Neymar, habríamos quedado mal de no haber sido un gran bloque.

P.- ¿Qué significó para usted Zidane?

R.- Después de Maradona fue el más talentoso que vi en un terreno de juego. Tenía una belleza en sus movimientos, con la sencillez y la harmonía que tocaba la pelota. Zizou, con lo alto que es, hacía las cosas muy bonitas desde el punto de vista técnico. Era una maravilla.

P.- ¿Lo ve como entrenador del Madrid?

R.- Hace mucho que no lo veo y sólo lo conocí como compañero. Era tímido. Sé que estuvo en el filial del Madrid. Para ser entrenador debes tener mucha experiencia. Con Ancelotti fuera, el Madrid necesita un entrenador más hecho que él, más habituado a ese tipo de aventuras.

P.- ¿Usted dirigió la Juventus?

R.- Igual me precipité cuando me llamaron, no me lo pensé dos veces, pero no tenía experiencia y eso se paga. No lo dudé. Ahora, si se lo ofrecen a Zidane, seguramente aceptará como lo hice yo.

P.- ¿Cómo ve el duelo Xavi-Pirlo?

R.- ¿Xavi juega?

P.- No lo sabemos.

R.- Son dos grandes jugadores. Tiene más opciones Xavi que Pirlo. La despedida de Xavi fue precisosa, maravillosa. Se emocionó y pienso que esas son las cosas más bonitas que te puede ofrecer el fútbol: la emoción de los jugadores.



P.- ¿Y Pirlo?

R.- En Italia nunca tuvimos un medio como él. Por todo. Por mentalidad, por juego, etc… Nosotros habíamos hecho fútbol con la pelota, pero Pirlo es el fútbol en toda su expresión, está en una categoría superior.

P.- Perdió cinco balones clave contra el Madrid.

R.- En esta temporada, el modo de jugar, varió respecto a las anteriores. Ahora juegan con defensa de tres centrales y eso permite a Pirlo tener que esforzarse menos físicamente. Su recorrido es inferior, y de eso se beneficia el equipo.

P.- ¿Intuye algún invento para la final?

R.- Bueno, espera. Es posible que Allegri se decida por Marchisio jugando por delante de la defensa, con Pogba como interior.

P.- ¿Qué le parece el francés?

R.- Es muy joven, pero tiene la cabeza de un veterano. Es muy fuerte. Estamos hablando de un campeón y de un futuro fenómeno, pero debe tener continuidad en el camino que lleva ahora. En tres años hizo grandes cosas.

P.- ¿Le pueden descentrar las ofertas?

R.- Eso es normal, entra dentro del fútbol. Depende de cada jugador. Si tiene la cabeza en el sitio, eso no debe molestarle, por mucho que se diga.

P.- ¿A usted le descentraba?

R.- No. También me colocaron en muchos equipos, pero iba a la mía. Pude cambiar y pensar si acertaste no moviéndote, pero es algo habitual en los grandes jugadores.

P.- ¿La Juventus lo puede vender?

R.- Conociendo a la sociedad, si llega una oferta importante…

P.- ¿Qué se siente cuando levantas una Champions?

R.- Una gran satisfacción, aunque ganar el Scudetto, también es importante. Si te equivocas en algún partido, siempre puedes estar a tiempo. Cuando jugaba yo, la Copa de Europa, era a sólo un partido y si cometías errores, te ibas a tu casa, no había margen de error. Ahora es muy difícil llegar a la final, pero influyen muchas cosas.

P.- ¿Por?

R.- El calendario está muy cargado y te puede pasar lo mismo que al Bayern. Voló durante la temporada y en el momento clave se le lesionaron Ribéry, Robben, Alava, Javi Martínez, etc… El Barça, con todos esos, los podría haber eliminado, pero sin su presencia, igual le resultó más sencillo.

P.- ¿Vio la semifinal entre Barça y Bayern?

R.- Sí. Estuve en el Camp Nou con mi hijo. Ese Barça nos emocionó. Fue maravilloso, un espectáculo grandioso. Para ganar la Copa has de tener momentos de fortuna y que tu equipo esté físicamente perfecto.

P.- ¿Jugó contra el Barça?

R.- Si, en 2003. Los eliminamos, pero no fue sencillo.

P.- ¿Qué le parece Luis Enrique?

R.- Mire, en Italia es muy complicado traer la mentalidad de otro fútbol y más en el primer año. Quiso traer es identidad propia. Es muy buena, pero aquí se gana con el estilo italiano. Nosotros jugamos como los italianos. Le diré una cosa sobre la final.

P.- Adelante.

R.- Todos los equipos, todos, sufren jugando ante un equipo italiano. Todos. Lo sufrió el Barcelona contra el Inter, por ejemplo. El Barça es muy fuerte y favorito, pero la Juve es compacta y es complicado jugarle.

P.- ¿Qué le parece el trabajo de Allegri?

R.- Muy bueno.

P.- Tuvo problemas cuando llegó.

R.- Pero el material para cocinar que tiene es muy bueno. Llegó y no le fue sencillo, pero se encontró un trabajo hecho importante, el de Conte. Pero Allegri no se complicó la vida y supo darle continuidad a lo que encontró.


0
0
0
0No comments yet