Check the new version here

Popular channels

Mario Götze no es un pecho frio.



Con tan solo 22 años, el alemán suma 10 títulos y fue el héroe en la obtención de la Copa del Mundo para Alemania.



Nacido en la ciudad sureña de Memmingen, Mario Götze se mudó a Dortmund a los 6 años y comenzó a jugar para el equipo Revolutionär tres años después. Fue ascendiendo en las inferiores del Borussia Dortmund y también fue consiguiendo títulos y récords en las inferiores de la Selección alemana, llevando a su país a ganar la Copa de Europa Sub-17 de local en 2009 y brillando, con tres goles, en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA de Nigeria en ese mismo año, aunque los teutones caerían en octavos de final.

Explotó en la temporada 2010/11, marcando su primer gol en la Bundesliga en una victoria por 1-3 ante Stuttgart y anotando dos goles en su debut europeo en una victoria por 3-4 ante Karpaty Lviv en Ucrania.

El joven prodigio alemán jugó su primer partido con la selección alemana el 17 de noviembre de 2010, convirtiéndose, con 18 años y 5 meses, en el más joven jugador en debutar con la Mannschaft desde Uwe Seeler, que lo hizo en octubre de 1954 con 17 años y 11 meses.

Bajo el mando de Jürgen Klopp, el “chico de oro”, como lo apodan en Alemania, fue creciendo desde los técnico y desde lo táctico, fue la gran figura del Dortmund en la conquista del bicampeonato alemán de la temporada 2010/11 y aún más en la 2011/12, cuando además ganó la Copa de Alemania. En la Champions League de 2013 lo llevó hasta la final, que por una lesión no la pudo jugar.

Bayern Munich se quedó con aquella Copa, y Pep Guardiola, el futuro DT de aquel equipo, lo primero que pidió fue al chico de 20 años: “Él mismo (Götze) me dijo que Pep lo llamó y lo convenció para jugar al tiqui taca. Quiere jugar con un entrenador de tanto renombre. Ante eso, no puedo hacer nada. Podría intentar hacerme unos centímetros más pequeño, cortarme el pelo y decirle que vamos a jugar tiqui taca pero eso no serviría de nada”, con esa broma Klopp anunció la salida de su gran estrella.

Se hablaba en el país teutón que el chico iba a ser el nuevo Messi de Pep, pero el mismo catalán se encargó de definir esa máxima: “Messi es de otro nivel. Es el mejor futbolista de la historia”. Tras esas palabras, Pep moldeó poco a poco a Götze, lo fue llevando paso a paso, entendiendo que todavía es un chico y no lo utilizó en los partidos más decisivos como titular, como contra Real Madrid en Champions League, por ejemplo. Sin embargo fue convirtiéndose cada vez más importante en el club bávaro donde consiguió en su primera temporada la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, la Bundesliga y la Copa de Alemania.





Hoy Mario Götze, quien comenzó como titular el Mundial pero después perdió el puesto con un experimentado como Miroslav Klose, fue el encargado de darle la victoria y la Copa del Mundo a Alemania ante Argentina, con un verdadero golazo casi sobre el final del alargue.

Con tan solo 22 años, el héroe teutón suma 10 títulos, entre los cuales está el que muchos genios del fútbol siempre buscaron y nunca encontraron. Definitivamente es “el chico de oro” alemán.















0
0
0
0
0No comments yet