Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?





Martino, sin faltarle el respeto al rival, dijo la Selección "jugó con seriedad más allá de que son dos equipos desiguales en categoría". Su objetivo es "desarrollar y consolidar una idea". Y volvió a abrirle la puerta a Tevez.

"Hicimos lo que teníamos que hacer, no merece un análisis mucho más distinto. Hay una gran diferentes entre una y otra selección. Jugamos con seriedad, en ningún momento lo hicimos de manera peyorativa con respecto al rival. En definitiva, es casi como un entrenamiento Está a las claras las diferencias en cuanto las individualidades de cada equipo". Gerardo Martino fue claro y correspondiente con lo que piensa. Sabe que Argentina y Hong Kong están a años luz y, por eso, destacó "la seriedad y el compromiso" que se tomó para disputar el encuentro, que finalizó 7-0.

En la previa, el Tata ya había dicho que "los amistosos que sirven son contra los mejores2, pero desdtacó al importancia de juntar al grupo. "Hicimos lo que correspondía hacer. Jugamos dos selecciones desiguales en la categoría", repitió. "Hemos tenido dos entrenamientos y dos partidos para seguir desarrollando una idea. Independientemente de La valorización de los rivales, tenemos una idea para llevar a adelante, la cual está empezando. Todo el tiempo que podamos estar juntos siempre será bienvenido. Es ganarle tiempo al tiempo e intentar desarrollar mejor la idea de cara a lo que viene y sobre todo a lo del año que viene. Las giras de noviembre y de marzo también nos permitirán seguir conociéndonos", agregó el entrenador, con la mira puesta en la Copa América 2015.

Martino, además, volvió a contestar preguntas sobre Tevez. "La gente te puede sugerir la presencia de algún jugador, sobre todo este caso", soltó. Y repitió sentirse cómodo en el banco de la Selección: "Toda la gente con la que trabajo, y que no conocía, me hace sentir como uno más. La misma sensación tengo con los futbolistas. Es cierto que con algunos compartí cosas importantes. Hay otros con los cuales tenía buena relación. Desde el primer momento tengo la sensación de estar en un lugar que no era desconocido ni ajeno".

Para completar, se refirió al episodio del hincha, que entró y le pidió la firma a Messi y leo se la estampó en pleno partido. "Estuvo muy ocurrente, son cosas que suceden, las expresiones naturales del público cuando tienen la oportunidad de ver futbolistas como los que tiene Argentina. Las expresiones espontáneas como esa no hacen nada malo", cerró.