Check the new version here

Popular channels

Mascherano: “Ahora no nos podemos equivocar”

El emblema de la Selección analiza. La presión del título, el nivel del conjunto de Martino, Venezuela y el objetivo de ser “un equipo práctico e impredecible”.






La claridad conceptual de Javier Mascherano es idéntica a su nitidez para moverse en la cancha. Nadie mejor que él puede explicar cómo llega Argentina a este nuevo momento de series mano a mano en una competencia trascendente, con un escenario con menos dificultades de las imaginadas, ideal para cortar la sequía de 23 años sin títulos.


No duda el máximo referente espiritual de la Selección: “El fútbol no entiende de merecimientos. Es una cuestión de ir alimentando las opciones día a día. Hemos hecho una muy buena fase de grupos. Entramos en el tramo decisivo y ahora no nos podemos equivocar”.


-Con Brasil, Uruguay y Paraguay afuera, Argentina tiene el camino allanado a la final y mayores obligaciones de ser campeón. ¿Sentís lo mismo?


-Antes de la Copa, éramos candidatos. Ahora tenemos las mismas responsabilidades, si se puede llamar de esa manera. Pero en esto no tienen que ver las eliminaciones de otros equipos. Si esas selecciones quedaron afuera es porque otras lo hicieron mejor. Todavía sigue estando Chile, que es el actual campeón. Sigue México. Es semifinalista Estados Unidos, el local, que nos tocaría si pasamos a Venezuela. La Copa América, con muchos equipos sudamericanos, siempre tiene su grado de complicación y su trampa.


El Jefe estira la respuesta: “La expectativa es ganar este partido y después seguir avanzando. No va a ser fácil, porque nos toca un rival que viene en racha y con una buena dinámica”.


-¿Qué preocupa de Venezuela?


-Venezuela es un equipo que físicamente es muy fuerte. Tiene un gran contraataque, que es muy fuerte, con mucha velocidad. A muchos de ellos los conocemos de la liga española y sobre todo vemos un cambio anímico en el equipo, no solamente futbolístico. Dudamel, el técnico, le ha dado esa confianza a los jugadores. Los resultados lo han respaldado. Y sabemos que cualquier equipo con jugadores que lo hacen bien y con una dinámica positiva te puede crear problemas.


-¿Imaginás que Venezuela esperará y jugará de contra, como lo hizo ante Uruguay?


-Bueno, eso no lo puedo decir. Veremos según cómo se va dando el partido, cómo se desarrolla. Sí sabemos que tienen un gran potencial, sobre todo de contra. Tienen una salida muy rápida, con jugadores que son potentes. Tienen buen juego áereo en la pelota parada, con muy buena altura. Es un rival para tener mucho cuidado. Es cuartos de final. Si nos equivocamos, nos vamos para casa.


-¿Qué balance hacés de la primera fase de Argentina?


-Optimo. Nunca es fácil la fase de grupos. Hemos pasado con una muy buena nota, a pesar de las dificultades que tuvimos por las lesiones y diferentes situaciones. El equipo viene dando la cara y en los tres partidos fue superior al rival.


-Javier, ¿hacia dónde va la Selección con su juego?


-Básicamente tratamos de ser un equipo sobre todo práctico. Muchas veces hay que lograr lo que requiere el partido. La búsqueda principal es ser protagonista. Lo mejor es tener el control del partido, manejando distintas facetas y situaciones del juego según lo que se va necesitando, como puede ser ir a presionar un poco más adelante o replegarse un poco más atrás, muchas veces salir de contra o muchas veces apelar a la posesión.


-En el arranque de la Era Martino iban al frente siempre, a veces hasta eran ingenuos. Ahora vos hablás de la búsqueda de un equipo práctico. ¿Ya le encontraron la vuelta al juego?


-Nunca le encontrás la vuelta. Es muy difícil encontrarle la vuelta a este juego. Ningún equipo lo ha podido hacer. Sí tratamos de ser un equipo práctico, completo, manejar diferentes facetas del juego, que al final es lo que te hace impredecible para el rival. Hay que buscar que el rival no sepa leerte, que no sepa cuándo vas a atacar, cuándo vas a defender, cuándo vas a presionar alto, cuándo vas a esperar, cuándo vas a salir jugando, cuándo vas a jugar más directo. Al final, son todos registros que hay que manejar para ser un equipo completo.


-¿Seguir sosteniendo que no les sirve ser segundos no es una mirada exagerada?


-Es sentido común. Jugaste dos finales y no las pudiste ganar, obviamente que ya no te alcanza con llegar solamente a la final. Es como en la vida. Siempre tenés que dar un paso más, un paso hacia delante. Los últimos años de esta Selección en cuanto a resultados y a nivel han sido muy buenos, quizás los mejores desde que estoy. Nos ha faltado un poquito de suerte a lo mejor. Lo que está claro es que nos falta sentirnos realizados con un título.


-¿Cómo están conviviendo con esa presión?


-Querer ser campeón no es una presión, es un estímulo. Una ilusión que queremos concretar. No lo tomamos como una presión. Si te obsesionás con las cosas, normalmente te suelen salir mal. Hay que tomarlo como una ilusión. Y este equipo la tiene. Pero para llegar al último escalón todavía falta. Primero tenemos que pensar en Venezuela.
0
3
0
0
3Comments