Check the new version here

Popular channels

Matthias Sindelar el Mozart del fútbol que enfrentó a Hitler

Matthias Sindelar, el Mozart del fútbol que enfrentó a Hitler




El más grande futbolista de toda la historia del fútbol Austriaco ha sido y con mucho Matthias Sindelar, que nació el 10 de febrero de 1903 y falleció asesinado literalmente por el diabólico régimen Nazi el 23 de enero de 1939.

Delantero centro, goleador implacable, de 1.75 metros de altura, delgado y espigado, habilidosísimo con el esférico y por su elegancia para la práctica de este deporte se le dio entre otros, el apodo del Mozart del balompié.

Denominado el atleta Austriaco el siglo, judío de etnia Checoslovaca.

Su padre fue un herrero que trabajó en una fundadora, y nuestro personaje practicaba con el balón en la calle, driblando y chutan do todo dentro de un barrio obrero y siempre mostró la habilidad de escurrirse entre los defensores y le decían también el “Papir Man” o sea el hombre de papel, pues pasaba entre los jugadores hasta plantarse frente al arquero y anotar goles de fantasía.

A los solo 15 años, lo contrata el Herta Viena y de allí pasó al gran Austria Viena, con quien logró tres títulos de Liga en sólo tres años en fila.



En 1926 debuta con la Selección Austriaca y mete el 2-1 favorable contra los checos.

En 1930, con 2 goles de Sindelar trituran a Suiza 7-1 y luego le mete 3 a los alemanes con 3 pepinos de Matthias; Repiten la dosis en Berlín al son de 6-0, otra vez contra los teutones y los emborracha con tres anotaciones.

Le meten 8 a Suiza y el sólo hace 5, y a Francia la borran del terreno con un convincente 4-0y vuelve a convertir.

Los Húngaros, otro equipo de época sucumbe con los Austriacos 8-2 y de ellos el nuestro anota tres veces y en general en juegos oficiales logró 27 goles en 44 encuentros.

El control el balón y el dribling, fueron sus virtudes mas importantes o sea técnica depurada y por ello el Manchester United inglés lo deseaba contratar y por ene fue muy publicitado, se hizo famoso en Europa y la gente lo quería y lo aclamaba.

Jugó el mundial de 1934 en Italia y ganando todos los juegos, en semifinales se enfrentaron los austriacos a los anfitriones y en cotejo muy amañado como lo marca la historia, pierden 1 a cero, ante el desencanto popular y es que el arbitraje fue localista a más no poder.

Jugó los Olímpicos de Berlín en 1936 dentro de esa nefasta Olimpíada amañada por Hitler, que solo deseaba dar a conocer su proyecto de destrucción y asesinatos y esa sed de poder que todavía no entendemos como la sociedad mundial no pudo o no quiso contener.

El 12 de marzo de 1938 se lleva a cabo la “Anchsluss” o sea se anexó Austria a el régimen Nazi alemán y ese año salió de Viena nuestro amigo Peter Katz que hace meses entrevistamos para saber su vida y obra, y nuestro abuelo, Alexander Katz, violinista, ucraniano, estudiado en el conservatorio de Viena de música con su Stradivarius, salió durante la revolución Rusa, llegando a América en los inicios de los años veintes y su hija mayor Viera, (nuestra mamá) fue la primera generación del Colegio Israelita de México en 1924, en la calle de Colombia, primera institución judía del país allá en la Calle de Colombia, en el centro y que por su crecimiento en alumnado, se cambió a Santa María la Ribera y luego a San Lorenzo 290, fundada por el profesor Berger que llegó en mayo de ese año y a finales la inauguró. ¡Que historias!.

Volviendo a Sindelar, los nazis organizan el juego de la amistad luego de anexar a los Austriacos con Alemania y fue en el estadio Prater, ante gran cantidad de fanáticos y vale la pena explicar que ya se habían jugado 2 mundiales, en Uruguay y en Italia, ganados por los locales.

Los Austriacos con un trabuco de equipo lograron con goles de Sesta y Sindelar los dos goles con los que derrotan al régimen asesino y Matthias, festeja junto a Hitler, de una manera inusual y lleno de júbilo y ante el enojo de los agresores.



Sin embargo es invitado a participar con alemanes en su selección y no lo acepta, lo invitan a formar parte del movimiento Nazi y declina y fue reportado por la GESTAPO, de mantener amistad con el presidente del Club Viena, que era judío.

Incluso con su popularidad y aceptación de la gente, le compró un negocio a un amigo judío, lo que para los nazis no se permitía y fue quien Desafió abiertamente al régimen Nazi, ridiculizó a sus dirigentes, vivió como tenía que hacerlo.

Fue el único capaz de enfrentar, mostrar alegría, derrotar al enemigo y ese fue su último cotejo, pues junto con su novia italiana, judía Camilla Castagnola, los nazis derramaron gas dentro de su casa para que fuera encontrado sin vida a los 36 años en fecha del 23 de enero de 1939.



Quisieron correr la versión de que fue accidental por inhalar monóxido de carbono y todos supieron que fue un asesinato cruel y alevoso y esta conflagración mundial costó la vida a 40 millones de seres humanos, entre ellos 6 millones de judíos.

Serían aproximadamente para el día de hoy 40 millones de judíos en el mundo y sólo somos 14 millones.

Su cuerpo se encuentra en el cementerio de Wunderteam en Viena y fue acompañado su cuerpo por 15 mil personas y su popularidad ha quedado en los anales de la historia de Europa.

Su entrenador fue siempre Hugo Meisl, que siempre le aconsejó divertirse en la cancha, gozar del deporte, acrecentar sus facultades y festejar sus anotaciones.

Tenía tres hermanas, sus padres y vivió como lo quiso hacer. Es considerado un jugador a nivel del mismísimo Pelé y Alfredo Distéfano, los dos mas grandes en la historia de este deporte que arrastra multitudes y crea pasiones.

Por la vida que se llevaba en los años treintas y cuarentas, la difusión no era como la de ahora, pero ello no implica que la calidad fuera distinta.
Vivió con calidad por encima de la cantidad, por enfrentar abiertamente a los asesinos de la humanidad y haber tenido que esperar hasta 1945 para que los rusos liberaran Auschwitz y terminaran con esta guerra inhumana y cruel que a nada condujo, más que a la destrucción, el odio y retroceso de la humanidad.



Matthias Sindelar vivió con convicción, sin miedos ni temores, disfrutó de lo que hizo, dio alegría a el prójimo, es considerado un héroe y un ejemplo para cualquier nación e individuo.

Una vez más se muestra la opacidad de los dirigentes mundiales, de no querer intervenir, ni terminar con quienes buscan poder, destrucción, asesinar y obligar a la gente a actuar y pensar como ellos, cuando en un régimen de libertad y de democracia, la diversidad de opiniones y puntos de vista ayudan a crecer y sumar para lograr un mundo de belleza y paz.

Es un orgullo escribir sobre Sindelar, de quien ya sabíamos su vida y obra y que ahora damos a conocer para que se disfrute de un ser humano con valores y capacidades excepcionales.



¡Siempre en el recuerdo, Matthias Sindelar!
0No comments yet
      GIF
      New