Check the new version here

Popular channels

Mayweather pone a prueba su carrera contra el tiempo




Por primera vez en casi dos décadas, Floyd Mayweather Jr. sube al cuadrilátero con una mínima sombra de duda sobre su capacidad para imponerse en una pelea. Nótese en esa primera oración la palabra “mínima’’, pero el hecho de que exista esa probabilidad de derrota es lo que hace interesante esta revancha contra Marcos Maidana.

Este sábado en el MGM Grand de Las Vegas Mayweather Jr. sube todavía como el rey libra por libra del boxeo, aunque algunos se preguntan si comienzan a advertirse grietas en el inexpugnable edificio de sus talentos y habilidades, pues nunca antes había sentido tanta presión de un rival como en mayo pasado frente al “Chino’’.



Sin duda en aquella ocasión no lució sus mejores galas en el cuadrilátero y, a ratos, se vio abrumado por el volumen de golpes del argentino, sin poder moverse a gusto, sin jugar con su oponente tal y como a él le gusta. De ahí que en todas sus comparecencias ante la prensa sale a relucir su promesa de ahora todo será diferente.

Por estos días Mayweather Jr. ha insistido en satanizar la figura de Maidana al llamarlo “boxeador sucio’’ y su padre, Mayweather Sr., ha ido más allá al punto de llamarlo “criminal’’ y de “bajo mundo’’, intentando crear una percepción pública desfavorable a su oponente, quien ciertamente usó algunos golpes bordeando lo ilegal.

La designación de Kenny Bayless como árbitro para este choque ha sido un triunfo para el estadounidense, porque este referí –un habitual en las grandes peleas en Las Vegas- no será tan permisivo con Maidana como lo fue Tony Weeks.

Queda por ver, sin embargo, si en el inmenso gimnasio que posee Mayweather Jr. en la Ciudad del Pecado y en esas extensas sesiones de entrenamiento a puertas cerradas ha logrado revivir la magia de sus combinaciones electrizantes, de sus movimientos súper rápidos.

Mayweather Jr. pudiera intuir que a sus 37 años cada vez será más difícil montarse en la Máquina del Tiempo y volver a ser el mismo de una década atrás. El camino más fácil para demostrar que Maidana fue el error de una noche pasa por el nocaut.

Como nunca antes Mayweather Jr. ha hecho énfasis en la fuerza, en golpear con efectividad para intentar una humillación del argentino que restablezca su imagen dañada con esa decisión mayoritaria que abrió espacios a la duda.

Pero no será fácil recurrir a ese método. Mayweather Jr. llevó a la lona a 13 de sus primeros 15 oponentes, pero solo se ha impuesto por esa vía en una ocasión del 2010 a la fecha y Maidana nunca ha perdido por KO en sus 35 peleas.

“La primera pelea fue muy buena y Maidana tiene el deseo de vencerme, pero todos verán la diferencia en esta revancha. Voy a ser más rápido y más fuerte. Maidana siempre pelea de la misma forma. Yo, en cambio, soy versátil, capaz de hacer muchas cosas. Boxeo, contragolpeo, me muevo. La única forma en que él me puede ganar es por nocaut y eso nunca va a suceder’’.

Quizás tenga razón Mayweather Jr., pero no cabe duda de que la presión está de su lado. El necesita demostrarle al mundo que la genialidad pugilística no le comienza a abandonar, porque Maidana, una vez más, no tiene nada que perder y sí todo por ganar.


0
0
0
0No comments yet