Check the new version here

Popular channels

Messi el insolente

BARCELONA

Messi recuerda a Luis Enrique que nunca quiere ser cambiado
El técnico preguntó al argentino y éste se negó durante el choque contra el Eibar


DPA / LA VOZ
Redacción 19 de octubre de 2014 23:40





Leo Messi se negó el sábado a ser sustituido durante el partido ante el Eibar cuando así se lo pidió su técnico, Luis Enrique, según mostró la LaSexta. La escena ocurrió en el minuto 76 del partido, cuando el Barcelona ya ganaba por el 3-0 con el que finalizó el choque, y Messi acababa de marcar su gol. Luis Enrique llamó al argentino e inmediatamente después le señaló al banquillo.
Lo siguiente que se vio fue a Luis Enrique, sonriente, rogándole a Messi que reconsiderara su postura tras recibir la renuncia del argentino a abandonar el campo. Para entonces, el argentino daba la espalda a Luis Enrique mientras caminaba en dirección contraria. Finalmente, el sustituido fue el brasileño Neymar, quien dejó su puesto a Munir.



Con su gol ante el Eibar, Messi alcanzó los 250 tantos en la Liga española y se situó a uno de igualar la marca histórica que posee Telmo Zarra desde hace seis décadas. Sin duda, el argentino quería seguir ampliando la cuenta, y más sabiendo que la próxima jornada el Barcelona jugará en el campo del Real Madrid. De hecho, poco antes del final del encuentro contra el modesto Eibar estuvo muy cerca de volver a marcar pero el portero Irureta le frustró y Messi reaccionó metiéndose en la portería y enganchándose en la red, en gesto distendido de la ambición por alcanzar el récord.
Messi es el único jugador del Barcelona que esta temporada ha jugado todos los minutos. Al final del encuentro, Luis Enrique fue preguntado por lo ocurrido con el argentino. «Tengo que valorar todo, pero me fío de las sensaciones, de lo que me comenta y de cómo se encuentra. A lo largo de la temporada descansará, pero creo que es un momento especial para el equipo y para él», razonó.
La escena recordó a la que protagonizaron Messi y Guardiola en el 2011. Durante un partido del Barça en Mallorca, con el marcador ya 0-3 y con el primero de los goles obra del argentino, Guardiola preguntó a Messi para ser sustituido y el argentino le respondió que no.


0No comments yet