About Taringa!

Popular channels

Messi fue un Fantasma: Real Madrid venció 3-1 a Barcelona





Cristiano Ronaldo (13’, 56’) marcó los dos primeros. Varane colocó el tercero a los 68’. Ahora espera al Sevilla o Atlético.



El Camp Mou. Cuando José Mourinho llegó al Real Madrid, la intención de Florentino Pérez fue equiparar al mejor Barcelona de la historia. No en el juego pero si en el mano a mano, para encontrar una táctica que haga inofensiva la posesión de la pelota en el equipo azulgrana. Con la victoria de hoy, Mou se graduó de tecnicazo en su escenario favorito para conseguir grandes gestas.

Hace tres años con el Inter, en la Liga pasada y con el pase a la final de la Copa del Rey, el portugués demostró que su entendimiento del juego para equiparar y jugar de igual a igual con un rival que quedará en la historia, lo hace único. Y tiene como secuaz al jugador perfecto. Cristiano Ronaldo, jugó para ganar el Balón de Oro.

El resultado de la ida obligaba a la Casa Blanca, a capitalizar las situaciones en goles. Y Mourinho plasmó en el campo, el planteamiento que siempre le rindió frutos en el estadio de Barcelona.

Equipo corto para cortar el pase entre líneas y pasar a ser largo para el contragolpe. Recuperar en zonas de transición del juego para encontrar mal parado a un equipo que tiene poca eficacia a la hora de defender.

Y así llegó el primero. Di María le entrega la pelota a Cristiano con un Barcelona mal parado. Amague de CR7 y penal de Piqué. Un recurso más en el repertorio del 7. Y como sabemos, un penal para Ronaldo es gol. Con posesión pero sin profundidad y con un Messi desaparecido, terminó el primer tiempo.

En la segunda mitad, Barcelona buscó el empate a costa de mucho corazón pero pocas ideas. Pero había un hombre que volvería a silenciar ese estadio como la Liga pasada.

Contra de Di María tras el despeje del balón en campo merengue. Ruptura de cintura para Puyol, tapada de Pinto y la pelota le quedó justo a él. Al hombre que vive una constante lucha mediática con Messi. Y Cristiano exclamó el grito del silencio. Gol y boleto a la final.

Párrafo aparte para Raphael Varane. El joven francés puso el tercero como en el Bernabéu y con su arma predilecta. El juego aéreo. El gol de Alba fue para la anécdota. Este triunfo fortalece el proyecto para ganar los dos títulos (Copa y Champions) y que le da mucho aire a Mourinho para ir a Old Trafford. El Barcelona no tuvo replanteo y ahora deberá cambiar mucho para recibir al Milan.

El Madrid, en cambio, tendrá poco para meditar y sí mucho para demostrar. El sábado habrá otro clásico en la Casa Blanca y el martes definirá su permanencia en la Champions League. Pero con Mou y Cristiano, el Madrid podrá dormir tranquilo.

Muestra este widget en tu sitio o blog copiando y pegando
0No comments yet