Check the new version here

Popular channels

Messi podría ser la ruina

Messi podría ser la ruina

Si se asentara el valor de mercado de los canteranos el club tendría pérdidas




La defensa de los demandados, que suman un pequeño ejército togado de 15 unidades, ha venido incidiendo un día tras otro en el cálculo y consideración de aquella riqueza del Barça que no figura en los libros de contabilidad y que tampoco son los valores. Se ha referido la defensa a cuestiones como la marca Barça, una camiseta huérfana de publicidad y el tesoro de una cantera que ha formado a Valdés, Puyol, Piqué, Iniesta, Xavi, Busquets o Messi que, ciertamente, están registrados a valor cero en la contabilidad.

Técnicamente se definen como 'intangibles' a los que, por su propia naturaleza, tanto el plan general contable como el propio ICAC, órgano regulador de las normas y aplicación contables, se prohibe expresamente otorgar un valor. El motivo es porque en cualquier caso sería una apreciación subjetiva y volátil. Un jugador de la cantera acaba valiendo hoy lo que otro club está dispuesto a pagar por él para llevárselo. Son activos sólo realizables.

La Masia no es deducible

Incluso, explicó ayer en el juicio el catedrático Diego Prior, ha habido clubs que han visto eliminadas de sus cuentas los gastos de formación de sus jugadores de casa. O sea que el Barça no puede ni deducirse los más de 20 millones que cuesta al año la Masia. Ni siquiera una parte.

Y sin embargo, como el catedrático expuso para pasmo de los abogados defensores, esta es la buena noticia. Porque si el Barça, puso un ejemplo, activara en el balance a sus canteranos a precio de mercado o por el valor de su cláusula probablemente el activo del club aumentaría en unos 400 millones. "Al día siguiente, no obstante, habría que empezar a amortizarlos", dijo, lo que podría traducirse en un gasto anual en la cuenta de resultados de 80 millones más. Una ruina inasumible hoy por hoy que acabaría, por las pérdidas que provocaría, deteriorando el valor neto contable actual del FC Barcelona. El fútbol es una cosa y la contabilidad es otra.

El día quinto dejó, dentro de la seriedad y el rigor reinantes, dos intervenciones destacables, una de Ferran Cerdà, que situó los terrenos de Viladecansa en el Delta de l'Ebre –lo que faltaba– y otra de un abogado de la defensa asegurando que Rosell rechazó 25 millones por los terrenos de Viladecans que le pagaba Eurovegas. Josep María Bartomeu ya tiene el contrato preparado. Que le digan dónde hay que firmar.



0
0
0
0
0No comments yet