Messi se entreno enojado.

Tras el mamarracho que hizo ante el Madrid




Barcelona regresó a los entrenamientos luego de la derrota ante Real Madrid (3-1) en el Bernabéu. Pero en la práctica hubo dos ausentes de peso: Lionel Messi y Neymar. quiene realizaron trabajos específicos de recuperación en el gimnasio. Sin embargo, La Pulga, quien habría jugado el clásico infiltrado por una molestia en el tobillo, estará a disposición de Luis Enrique para el duelo ante Celta, el próximo sábado.

La floja actuación de Messi contra Real Madrid despertó rumores y especulaciones en referencia a su estado físico. "Se le vio de nuevo sin la capacidad de desborde y velocidad estratosférica que le convirtió en el mejor jugador del mundo. En el Bernabéu no hubo apenas noticias del gran Messi, aunque la razón pudo ser que jugó infiltrado. El pasado jueves tuvieron que pincharle porque arrastraba problemas en un tobillo, posiblemente un pequeño esguince", dice un informe de El Confidencial.

Pero Messi y Neymar no fueron los únicas víctimas que dejó el clásico. Andrés Iniesta está realizando un tratamiento de fisioterapia para superar la lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha que se produjo en el Bernabéu. Pasó el Real Madrid, y Barcelona sigue como líder, ahora junto al Sevilla. Es el momento para dar vuelta la página ya que el miércoles se juega la Supercopa de Catalunya frente al Espanyol.