Check the new version here

Popular channels

Messi sin penales, le da el triunfo al Barca





El Rayo es un equipo valiente, bravo, que busca el toque y el pase. Presiona la salida de balón del rival, ya sea en un partido de entrenamiento ante el filial o en el mismísimo Bernabéu. Ese es el concepto de fútbol que tiene Paco Jémez, algo muy de agradecer como espectador pero no como aficionado al Rayo, que ve como una y otra vez su equipo se lleva los elogios y el rival los puntos. Ante el Barça van 18 goles en contra en los últimos cuatro partidos en Vallecas

Este sábado ante el Barça el Rayo jugó media hora con fuego hasta que finalmente se quemó. Dos goles en dos minutos de las estrellas culés sentenciaron al Rayo y al modelo de Jémez. Con Messi y Neymar, apoyados esta vez por Munir, encontraron todos los metros que normalmente los rivales le niegan y disfrutaron como niños pequeños en un recreo.

Empezó fuerte el Rayo, animado por el apoyo de una grada que llenó el Estadio de Vallecas, y Bueno pudo adelantar al equipo local con un disparo tan bueno como la parada de Bravo, que se estiró para llegar con su mano y evitar el gol local. Como se esperaba el Rayo demostró mucha personalidad en el partido y no se amilanó ante el todopoderoso Barça.

De medio campo hacia delante el Rayo funcionaba, llevaba peligro y asfixiaba la salida de balón del equipo de Luis Enrique, hoy con Piqué y Bartra de centrales y Mathieu escorado al lateral zurdo. El problema rayista empezaba cuando el balón merodeaba su zona de sus centrales, Abdoulaye y Morcillo. El primero mereció ser expulsado por una entrada a Messi cuando el argentino se iba solo a la portería, el segundo terminó en el vestuario en la segunda parte tras ver una segunda amarilla con una falta sin sentido sobre Neymar.

El Rayo jugaba con fuego con una defensa tan adelantada y tan perdida y tardó media hora en quemarse. Lo que tardó Piqué en ver la carrera de Messi, el crack argentino en controlar, ver la salida de Toño y definir de forma magistral para hacer el primer gol del Barça. Casi sin tiempo para que el cuarto árbitro anotase el gol de Messi llegó el segundo de Neymar.

En una jugada muy parecida, Munir recibió un balón entre la torpeza de dos defensores rayistas y con un toque sobrado de técnica habilitó a Neymar, que se cruzó y disparó al fondo de la red ante la mirada de Toño.

Los dos goles en un minuto dejaron el partido sentenciado y al Barça de nuevo en lo más alto de la tabla tras ausentarse durante unas horas tras la victoria del Valencia al Atlético de Madrid.

Intentó Jémez cambiar el guion del partido dando entrada a Manucho y a Aquino por un perdido Abdoulaye y por Licá. Jémez cerró con tres defensas ante una de las mejores delanteras de Europa. Estuvo cerca de salirle bien la arriesgada apuesta, pero otra vez Bravo evitó el gol local tras un gran disparo de Leo Baptistao.

La reacción del Rayo desapareció cuando Morcillo hizo una entrada a Neymar por detrás en la frontal del área cuando el brasileño estaba de espaldas. La acción era merecedora de amarilla, la segunda para el central, y por tanto la roja.

A partir de ahí el partido fue un monólogo culé, que no marcó más goles a pesar de gozar de ocasiones para ello. El bajón de intensidad que dio el equipo de Luis Enrique evitó que el marcador de se moviese. El Rayo terminó con nueve por la expulsión también de Aquino, que entró pasado de revoluciones y se llevó dos amarillas por dos entradas muy duras.

El Barça volvió a ganar en Vallecas, la atrevida y elogiada apuesta de Paco Jémez se marcha de vacío y con un saco de goles cuatro las últimas visitas del Barcelona, que ha le ha marcado 18 goles al equipo de Jémez en los últimos cuatro partidos que han jugado en Vallecas.


0
0
0
0
0No comments yet