Messi y Cristiano, vuelven la lucha del marketin

Uno de los duelos más espectacular de la historia del fútbol.


Salvo sorpresas, Leo Messi y Cristiano Ronaldo vuelven a las andadas. Vuelven a picarse. Uno y otro han comenzado el curso dando muestras de un nivel espectacular.



Y eso sólo significa una cosa: su competitividad les retroalimentará para que el contrario no les supere en cada partido, ergo, cada choque será un recital absoluto.

Así, por ejemplo, Cristiano ya la logrado el primer hat-trick de la temporada en Liga y suma cinco tantos en el torneo de la regularidad. Buenos números que añadir a su doblete en la Supercopa de Europa o el que le hizo al Basilea en el debut de la Champions.
Messi, por su parte, se ha reconvertido a una suerte de mediapunta total, en el que las asistencias priman más que los tantos. Mutación en la que, fiel a su esencia, sigue manteniendo guarismos elevados. En apenas cinco partidos jugados Leo ya ha dado cinco asistencias de gol y ha visto tres veces puerta.
Siendo esto ya de por sí notable, lo cierto es que son las sensaciones lo que más hace pensar que ambos jugadores están en disposición, otra vez, de repetir épicos duelos pasados.
En el caso del madridista, está siendo, en verdad, el único futbolista blanco que ha rozado un gran nivel en todo lo que llevamos de curso. Un liderazgo que, conforme el equipo ha ido subiendo el tono, le ha permitido lucirse más y más hasta llegar a la exhibición de Riazor (hat-trick con golazo de cabeza incluido).
En el caso de Messi, una pretemporada sin largas giras y su renuncia momentánea a la selección le han permitido recuperar el tono físico y el juego de antaño. A ello se le une el trabajo de Luis Enrique. El asturiano ha mutado el dibujo del Barça para darle un rol diferente a Leo, pero en el que, hasta ahora, ha sacado una versión igualmente excelsa del argentino.
¿Volverán a las cifras de antaño?
Tan buena parece su recuperación que no es descabellado pensar en un regreso a los tiempos en los que los dos parecían más que jugadores humanos de fútbol, extraterrestres con un balón en los pies.
Una época que dio lugar a duelos goleadores inéditos y puede que irrepetibles. Durante tres temporadas (las que van de 2010 a 2013) uno y otro destrozaron registros goleradores. El primero de aquellos cursos piques con CR7 marcando 41 goles por los 31 de Leo. El año siguiente fue 'La Pulga' la que ganó esta carrera, con 50 tantos por los 46 de su rival. Ya en la 2012-2013 el ritmo aminoró. Messi hizo 45 dianas y Cristiano, 34.