Check the new version here

Popular channels

Messi y Neymar asustan a Real Madrid

Messi y Neymar asustan al Madrid




Madurar y sentenciar. El Barcelona se está acostumbrado a este proceso contra los rivales que salen a poblar sus defensas y a esperar espacios a la contra. Pasó en Villarreal o contra el Granada y se repitió este sábado ante un esforzado Éibar. Xavi, Messi y Neymar concretaron la victoria (3-0).

Salió Luis Enrique con un centro del campo experimental postselecciones: Mascherano, Xavi y Sergi Roberto. El argentino, que no arrancaba un partido de pivote defensivo desde 2011, se apoyó en la lucidez del capitán –titular por tercera jornada consecutiva– y en el presunto recorrido de Roberto, que partió de inicio en cita oficial por primera vez en diez meses. [En directo, Barcelona-Éibar]

El técnico buscó nuevas químicas en la medular, la línea que más se desgasta, pero tanto atrás como en punta se dejó de sorpresas y optó por los más habituales, sin reparar en los kilómetros de Neymar con Brasil o en los berrinches de Piqué con la policía. Precisamente el paulista, de dulce en este tramo del curso, fue el que más inquietó de entrada, aunque sin concretar, a un Eibar que sacrificó a un punta para situar una defensa de cinco hombres.

Maniobró perfecto en el uno contra uno y se asoció con precisión en espacio corto, siempre con Messi, alma libre en ataque, oliendo peligro a pocos metros. Mientras, el central catalán, torpe con espacio a la espalda, firmó un partido poco alentador de cara al clásico.

La primera parte, incómoda para el Barça, dejó ocasiones en las dos áreas. Tres de ellas fueron para Messi. Ávido (aunque sin ansiedad) de récord, el rosarino avisó en el minuto 20 tras combinar con Alves en el pico derecho del área eibarresa. Encaró a Irureta con su mejor perfil, pero el guardameta salvó a bocajarro.

Poco después, otra vez partiendo desde la derecha, encontró hueco en la frontal para disparar rozando el palo y pasada la media hora cabeceó a las manos del portero un buen centro de Pedro (fue la mejor aportación del canario). Los azulgrana, pese a no acertar hasta la segunda parte, encontraron soluciones, pero concedieron dos situaciones clarísimas, ambas tras sendos errores de Alves y Piqué, una sociedad poco fiable.

Capa, en el 40, lo comprobó hasta el punto de verse recortando a Bravo y disponiéndose a terminar, a puerta vacía, con la imbatibilidad del chileno. No obstante, impactado por la escena, el exterior vasco remató al lateral de la red. No terminó ahí el arreón del Eibar, porque Saúl, aún antes del descanso, salió perdiendo en otro mano a mano con Bravo, que respondió de escándalo.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros hasta que Xavi y Messi abrieron el marcador después de firmar una acción de complicidad. Asistió el «10» y definió el egarense, feliz porque su motor continúa engrasado. Tanto, que pide paso con vistas al Bernabéu.

Una vez lograda la ventaja, el guión se puso franco para que los azulgrana sentenciaran. Sucedió, ya sin ansiedad, cuando Neymar empalmó un preciso centro de Alves (en ataque genera muchísimo) al fondo de la red de un Irureta que solo dos minutos más tarde, en el 73, recibió el tercero, obra de Messi a pase del «11». A la espera de Suárez, la dupla ofensiva del Barça afrontará la prueba del Madrid compenetrada y con récords por batir. Buen plan.



0
0
0
0No comments yet