Check the new version here

Popular channels

México y Cuba convocan a la hazaña

México y Cuba convocan a la hazaña

Hanser García, con su récord centroacaribeño de 49 segundos en los 100 metros libres de la natación, dejó para la historia la primera gran hazaña de Cuba en la cita de Veracruz 2014

Autor: Oscar Sánchez Serra, Enviado especial | [email protected]
16 de noviembre de 2014 18:11:17


La medalla dorada de Hanser García simboliza el esfuerzo de los deportistas cubanos Foto: Ismael Francisco


En el mismo primer día de competencias de estos Juegos asomó la fuerte lucha que habrá en la azotea del medallero, puestos uno y dos, entre México y Cuba, lo cual viene a darle a la vigesimosegunda edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, un ingrediente que ha hecho crecer el espectáculo deportivo aquí al tiempo que para los deportistas, si bien es un estímulo motivacional, también incrementa la tensión entre los concursantes, sobre todo aquellos que visten los colores de los pabellones que aspiran a coronar la cumbre de esta cita.

Y la porfía hace brotar la fuerza de voluntad para convertir lo imposible en realidad, como lo hizo el “Pollo”, Hanser García, que con su récord centroacaribeño de 49 segundos en los 100 metros libres de la natación dejó para la historia la primera gran hazaña de la Mayor de las Antillas en esta cita. No se trata de minimizar ninguna otra actuación cubana, vestidas también de proezas como la que regaló Lady Laura con su histórico trofeo de campeona en el pentatlón moderno o la canoa aurea de Serguey Torres para abrir la senda victoriosa.

Es que lo del Pollo muestra la esencia de la comitiva cubana. Él nos sacó del pecho el orgullo y ese ser indomable que llevamos dentro, haciéndonos despertar de un letargo de 76 años sin ganar esa prueba. Y lo alcanzó sobre su inquebrantable convicción de triunfo, capaz de sobreponerse a un estado de salud que hace 21 días, con solo 80 en un conteo de plaquetas, y con una fiebre que no se le quitaba con nada, hicieron que los médicos y entrenadores dudaran de que pudiera venir. “Es grande esta medalla de oro, que dedicó a mi familia, a mi esposa, a mi hijo, ellos me sostuvieron y me dijeron siempre que podía y aquí tienen su título, como lo es también de mis entrenadores, los que están en Cuba y María Luisa Mojarrieta, siempre junto a mí, como un amuleto”.

En la piscina de Boca del Río él tradujo con exactitud que no es lo mismo venir con un propósito que con un pronóstico. “Pasé momentos muy difíciles, tuve que parar más de dos semanas el entrenamiento, justo en el momento más importante, la deuda con la cual llegue aquí haría imposible vaticinar un resultado como este, por eso el récord es lo de menos, como sabes está por encima de mi marca personal, pero es el récord del reto tan grande que tenía al enfrentarme a esta justa después de lo que sufrí, pensando que no podía llegar hasta aquí”.

Desde Tuxpan, igual que en 1956 con el yate Granma, que trajo a bordo a los que iniciaron la lucha por la definitiva independencia de Cuba, llegó la clarinada cuando Serguey Pérez, a bordo de su canoa monoplaza alcanzó la primera medalla dorada de la delegación. “No hubiera querido ser quien diera ese lauro, ni siquiera pensé en esa posibilidad, no existía, era de mi compañero Jorge García, pero el deporte es así. Se incrementó mi responsabilidad y me siento orgulloso de mantener la tradición del canotaje como aportador de la primera victoria de las comitivas de nuestro país”.

Y en torno a la disputa fraternal con los anfitriones, este lunes la sala del taekwondo se vestirá de lujo con el aval de sus participantes y las embajadas cubanas y mexicanas aportarán el mayor abolengo, pues la Mayor de las Antillas pondrá sobre el tapiz a dos campeones mundiales, Glenhys Hernández, en menos de 73 kilogramos, y Rafael Alba en la sub 87, considerado como uno de los mejores taekwondocas del planeta. En tanto México subirá, en la misma división de la cubana, con María Rosario Espinoza, cuyos lauros de oro y bronce en los olímpicos de Beijing y Londres, respectivamente, la hicieron encender el pebetero la noche inaugural del pasado viernes.

Glenhys y Espinoza traerán al escenario centrocaribeño su rivalidad mundial. La local, todo un ídolo no solo por sus atributos deportivos, sino por su servicio a las fuerzas armadas mexicanas en la defensa de su patria, posee al igual que su rival una privilegiada técnica y ambas son tácticamente muy eficaces, con certeza en el golpeo de sus piernas gracias a una velocidad y plasticidad que hacen de sus movimientos prácticamente una coreografía de potentes patadas.

“No acostumbró a hablar antes de tiempo, es malo, prefiero disfrutar la competencia combate a combate a combate, así se vive más intensamente la lucha y si se diera el duelo, estaría mejor preparada. Así lo hice en el Campeonato Mundial, aquí en México, en la ciudad de Puebla, el año pasado. Yo gané y ella no pudo acceder al podio”, nos comentó Glenhys tras uno de sus entrenamientos en esta urbe, quien calificó a la lid de taekwondo de nivel mundial.

En definitiva esa no será la única de ribetes mundiales y mucho menos la última entre las dos naciones, que en esta primera semana del programa de competencias debe favorecer a la que hospeda a los Juegos.

MÁS ALLÁ DE LAS MEDALLAS

Y ayer trascendió una noticia fuera de la lucha por las preseas, pero que dice mucho de la armonía y confraternidad entre los competidores. Fidel Antonio Vargas no ha entrado en acción competitiva aún, pues las embarcaciones que tripula en el kayac monoplaza y biplaza a 200 metros, están previstas para este lunes en el programa de estos XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe, sin embargo ya logró una hermosa medalla de oro.

Él entrenaba en la pista acuática de Tuxpan, cuando se percató que algo no andaba bien en uno de los botes de la República Dominicana, hasta que vio como Ana Luisa, una de las competidoras de ese país, cayó del bote, desmayada por la fatiga tras competir. No lo pensó dos veces y la muchacha está hoy con vida.

El kayacista de Santiago de Cuba acudió veloz hasta donde estaba su colega dominicana con visibles signos de ahogo debido a su estado inconciencia y pudo rescatarla, pues las lanchas de seguridad de la prueba no habían llegado al lugar del incidente.
0
0
0
0
0No comments yet