Canales populares

Milan vengó por Boca y ganó 2-0 a San Lorenzo

Con muchos suplentes, fue superado por el Milan que atraviesa una crisis. Al equipo de Bauza le sirve como medida para el Mundial de Clubes. La principal falla estuvo en la elaboración de juego.



Un rival europeo, con jugadores de todas partes del mundo, vestidos con una camiseta blanca. Cualquier similitud entre el Milan -el equipo al que ayer enfrentó San Lorenzo por el Torneo Luigi Berlusconi, con su camiseta alternativa- y el Real Madrid -el rival al que espera verle las caras en la final del Mundial de Clubes, en diciembre- fue pura coincidencia. En la lluviosa noche italiana, el conjunto de Boedo tuvo su primer prueba de peso pensando ya en el torneo que se disputará en Marruecos a fin de año. Y Edgardo Bauza tendrá trabajo por delante, ya que su equipo volvió a tener problemas en la elaboración de juego y cayó derrotado sin atenuantes ante el Milan, por 2-0.

"Tenemos que mejorar nuestro funcionamiento", le había comentado a Clarín el propio Patón en la previa del partido ante Boca, el domingo pasado. Y pareció que San Lorenzo dio un paso adelante en este sentido, con el 2-0 obtenido en el Nuevo Gasómetro. Sin embargo, los problemas aparecieron ayer nuevamente durante el primer tiempo. Bauza puso en cancha una formación con varios suplentes (sólo Kalinski, Ortigoza y Mas habían estado ante Boca), sin el "triple cinco" con el que los de Boedo habían levantado su nivel y con dos tanques en ataque (Blandi y Matos). Y San Lorenzo sufrió con este esquema, ya que la pelota nunca le llegó limpia a los delanteros y ni Ortigoza ni Barrientos pudieron cambiarle el ritmo al ataque azulgrana (Kalinski fue el más firme). El Milan, en tanto, también puso un mix de jugadores, pero supo dominar a su rival sin pasar sobresaltos en el arco propio. Con Niang como carta más peligrosa, los italianos llegaron al gol gracias a Pazzini, que le ganó la posición a Yepes (el colombiano todavía está falto de ritmo) y puso el 1-0.



En el segundo tiempo la superioridad de Milan continuó hasta que el Patón movió el banco de suplentes. El DT hizo ingresar a aquellos que vencieron a Boca (Cauteruccio, Verón, Buffarini y Mercier), y fue en este momento donde se vio lo mejor de San Lorenzo. No lo puso de rodillas al Milan, es cierto, pero el equipo de Boedo pudo llegar al empate, aunque Cauteruccio falló su gol debajo del arco, con el arquero vencido. Con los azulgranas jugados en ataque, los italianos no perdonaron de contraataque, y sobre el final del partido sentenciaron un amistoso que de a ratos se jugó con dientes apretados.

El Mundial de Clubes espera. San Lorenzo tuvo ayer su primera prueba. Y ya lo sabe: debe mejorar de aquí a diciembre.


link: https://www.youtube.com/watch?v=Vnr0Su4VV4g
0
1
0
1Comentario